Invierte 17 euros en la criptomoneda Rocket Bunny y se despierta con 953.000 millones

El falso millonario inversor en Rocket Bunny, Christopher Williamson, en un momento de una entrevista en Fox Business.
El falso millonario inversor en Rocket Bunny, Christopher Williamson, en un momento de una entrevista en Fox Business.

Fox Business – YouTube

  • Un estadounidense compró 16,71 euros (20 dólares) de la criptomoneda Rocket Bunny, y, al día siguiente, tenía 953.000 millones de euros (1,14 billones de dólares). Todo se debió a un error técnico, pero el falso billonario ya se ha hecho famoso.
  • “Necesito que alguien me explique qué está pasando y que luego me extienda un cheque. Tengo un megayate con forma de pingüino esperando”, escribió a través de Twitter al servicio de ayuda de Coinbase.
  • Descubre más historias en Business Insider España

El pasado 15 de junio de 2021, el estadounidense Christopher Williamson, estudiante de Enfermería y cofundador de la red de criptomonedas Chrome DeFi –tal y como muestra en su perfil de Twitter– decidió invertir -al cambio actual- 16,7 euros (20 dólares) en la moneda virtual Rocket Bunny. Al día siguiente, su cuenta en Coinbase le indicaba que tenía 953.000 millones de euros (1,14 billones de dólares). La cantidad seguiría subiendo hasta superar los 1,18 billones de euros (1,4 billones de dólares). 

El nuevo billonario contó en una entrevista a Fox 5 que, cuando se despertó a las 9:00 horas del 16 de junio, comprobó que su cuenta se había disparado. Se fue corriendo al ordenador para entrar en Coinbase y llamó a un amigo para que le ayudara a vender Rocket Bunny rápidamente. Ese contacto fue el primero que le bajo a la tierra: “Algo va mal”, le dijo.

Williamson comprobó que, cuando trataba de mover la criptomoneda a otra billetera, se mostraba otro valor. Contactó con Coinbase, que respondió con un mero “estamos investigando el problema”. Consciente de que era un error del que no iba a poder aprovecharse (al menos en lo económico), decidió jugar: “Me voy a divertir. Y entonces fui a Twitter”, aseguró. 

A través de esta red social comenzó un relato que, una semana después, le ha llevado a aparecer en varias televisiones e, incluso, a ser reconocido por la calle como “el tipo del billón de dólares”.

“Tengo un megayate en forma de pingüino esperando” 

En primer lugar, el 16 de junio, el falso billonario escribió –junto con una captura de pantalla de su, teórico, patrimonio–, un tuit en el que decía: “Necesitaré que alguien me explique lo que está pasando y que después me extienda un cheque. Tengo un megayate con forma de pingüino esperando”. 

Al día siguiente continuó con la broma, mientras mostraba como su cuenta ya superaba los 986.000 millones de euros (1,18 billones de dólares). Esto es lo que puso en Twitter: “Si no me invitan a la fiesta de Navidad de Coinbase de este año me voy a enfadar. Estoy siendo muy amable con todo esto, habida cuenta de que mi cuenta parece la de Elon Musk

El tercer día después de haber invertido esos 16,71 euros en Rocket Bunny, Williamson volvió a la carga: “Según Coinbase, sigo siendo billonario”. Sólo media hora después de este mensaje, desde la plataforma de criptomonedas contestaron al tuit original, confirmando que todo se debía a un error: “Lo siento, es posible que el yate pingüino tenga que esperar. Nuestro equipo es consciente del error de visualización que provoca esta ilusión en algunos ERC20. Están trabajando para solucionarlo: mientras tanto, la negociación del activo reflejará su valor de mercado actual”.

En realidad, hay no terminó la historia, ya que la cuenta de Williamson en Coinbase se había vuelto loca del todo y llegó a indicar que sus criptomonedas Rocket Bunny tenían un valor de 153 billones de euros (183 billones de dólares). El 21 de junio, el futuro enfermero señaló: “Mi cuenta está fluctuando arriba y abajo, pero yo no puedo hacer nada”. Se preguntaba cómo -estando la cuenta congelada y reconociendo en Coinbase que todo era un fallo técnico- podía haber aún movimiento. “Esta cuenta no ha sido congelada, pero yo no puedo retirar dinero”. 

El asunto, y la lenta respuesta de la plataforma criptográfica, parece que dejó de hacerle gracia. En otra entrevista en Newsweek, afirmó que Coinbase le había dado la espalda y que estaba haciendo todo lo posible “para mantener el sentido del humor”. 

Otros artículos interesantes:

Los precios de los procesadores gráficos caen a medida que China penaliza las criptomonedas

Olvídate del bitcoin: el futuro del dinero está en una criptomoneda de la que no has oído hablar

¿Hasta cuándo puede caer el bitcoin? Los analistas hacen sus apuestas sobre el futuro de las criptomonedas

Te recomendamos

Y además