La multimillonaria compra de Nuance podría ser sólo el comienzo de una fuerte oleada de adquisiciones por parte de Microsoft

El CEO de Microsoft, Satya Nadella
El CEO de Microsoft, Satya Nadella

REUTERS/Fabrizio Bensch

  • La adquisición de Nuance por parte de Microsoft demuestra que la empresa tiene el dinero y la influencia necesarios para cerrar grandes operaciones.
  • Hasta ahora, Microsoft ha evitado el control regulatorio que puede ralentizar las fusiones y adquisiciones.
  • Podría aprovechar esta dinámica para ampliar su estrategia de consumo, incluso con Discord.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta semana, Microsoft se ha comprometido a pagar nada menos que 19.700 millones de dólares por Nuance Communications, una empresa que en su día proporcionaba software para la conversión de voz a texto en Windows y que, desde entonces, se ha dedicado a la asistencia con inteligencia artificial para los profesionales de la salud

La operación, la segunda mayor de Microsoft después de LinkedIn, se produce tras una gran oleada de fusiones y adquisiciones del titán tecnológico. Solo en 2020, Microsoft compró el estudio de videojuegos Zenimax Media (la empresa que está detrás de las franquicias Elder Scrolls, Fallout y Doom, entre otras muchas) por 7.500 millones de dólares, la empresa de redes 5G Affirmed Networks por 1.350 millones de dólares, la empresa de ciberseguridad CyberX por 165 millones de dólares y un puñado de pequeñas adquisiciones similares

Mientras tanto, todavía se rumorea que Microsoft está en negociaciones para adquirir Discord, la omnipresente aplicación de chat, por nada menos que 10.000 millones de dólares. Además, están los acuerdos que Microsoft no llegó a cerrar: la empresa perdió ante Oracle la controvertida (y aparentemente inútil) oferta por el negocio estadounidense de TikTok, y se cree que también ha renunciado a un posible acuerdo para adquirir Pinterest.

Todo ello para decir que, como muchos de nosotros, Microsoft ha recurrido aparentemente a la terapia de compras durante la pandemia. Incluso para el CEO Satya Nadella —que, en sus siete años en el cargo, ha supervisado la adquisición de LinkedIn por 26.200 millones de dólares, por no hablar de las compras del estudio de Minecraft Mojang por 2.500 millones de dólares y del servicio de intercambio de código GitHub por 7.500 millones de dólares— se trata de una agresiva y costosa campaña de adquisiciones.

5 estrategias que los líderes empresariales deben iniciar para adaptarse a la nueva realidad del trabajo híbrido, según un macro estudio de Microsoft

Pero si se deja de lado por un momento el precio de cada uno de esos recientes acuerdos, se empieza a ver algo de lógica en la locura ocasionada por las compras: Microsoft es, posiblemente, la única gran empresa tecnológica que está en el lugar y el momento correctos para cerrar todos estos acuerdos. Y es una ventaja que la compañía probablemente planea seguir aprovechando frente a rivales como Google, Netflix, Apple, Amazon o Facebook (las llamadas FAANG) durante todo el tiempo que pueda, anticipan los expertos.

"En un entorno en el que sus compañeras de las FAANG están inmersas en un intenso examen regulatorio en manteria de antimonopolio tanto en Washington como en Bruselas, Microsoft (que ya vivió su particular terremoto regulatorio en los años 90 y principios de los 2000) se encuentra ahora en una posición envidiable para adoptar un "modo ofensivo" a la hora de ampliar su huella de fusiones y adquisiciones en la nube", ha explicado Dan Ives, de Wedbush Securities, en una nota tras la operación de Nuance.

En pocas palabras: "Microsoft estará en pie de guerra en materia de fusiones y adquisiciones durante los próximos 12 a 18 meses y Nuance podría ser el primer paso de un mayor apetito por las operaciones en 2021", añade. 

Y aunque los miles de millones que Microsoft planea gastar en Nuance y quizás en Discord son realmente llamativos para cualquier observador objetivo, también equivalen esencialmente a errores de redondeo en comparación con su capitalización de mercado de 1,95 billones de dólares. La empresa no ha hecho más que beneficiarse de la oleada de trabajo a distancia impulsada por la pandemia, terminando su año fiscal 2020 con 136.000 millones de dólares en caja.

"Microsoft siempre ha sido una empresa compradora, pero cuando tu capitalización de mercado es de casi 2 billones de dólares, casi todas las transacciones son irrelevantes desde una perspectiva financiera", explica Dan Romanoff, de Morningstar, a Business Insider.

A continuación te explicamos por qué Microsoft está poniendo sus beneficios a disposición de la expansión y el fortalecimiento de su imperio en un momento en el que sus competidores están enredados en la burocracia, y lo que podría comprar en el futuro:

Microsoft puede hacer grandes negocios con menos vigilancia antimonopolio

Microsoft no es la única empresa tecnológica que dispone de mucho dinero, pero se encuentra en una posición privilegiada para realizar este tipo de grandes operaciones ahora mismo. Mientras que Google, Amazon, Facebook y Apple son objeto de investigaciones antimonopolio que podrían hacer que cualquier tipo de fusiones y adquisiciones significativas sea una batalla difícil para ellos, Microsoft ha evitado en gran medida estas preocupaciones.

Gran parte del mérito lo tiene el presidente de Microsoft, Brad Smith, la cara de la compañía cuando se trata de preocupaciones regulatorias y de política pública, y su principal portavoz en el Capitolio. Como informó Business Insider el año pasado, Smith se reunió con miembros de la Cámara de Representantes antes de las audiencias antimonopolio de 2020 en el Congreso para compartir la experiencia de Microsoft de haber estado bajo el mismo tipo de escrutinio hace décadas, en los años 90. 

La flexibilidad laboral provocada por la pandemia ha llegado para quedarse, según el CEO de Microsoft: "No hay retorno a enero de 2020"

La compañía no ha esquivado totalmente el tema: Slack -que pronto se convertirá en una filial de Salesforce tras una adquisición de 27.700 millones de dólares, a menos que intervenga el Departamento de Justicia- se ha quejado a la Comisión Europea de que la práctica de Microsoft de agrupar Microsoft Teams con la suite Office 365 es contraria a la competencia. Microsoft ha respondido sugiriendo que si Slack se está quedando atrás en el mercado, es solo por las deficiencias de su producto.

Aun así, analistas y expertos coinciden en que la adquisición de Nuance por parte de Microsoft, como mínimo, probablemente tenga que atravesar el proceso de aprobación regulatoria en parte debido a su tamaño.

"Las empresas más grandes, irónicamente, tienen más posibilidades de sortear la aprobación regulatoria en Estados Unidos que las más pequeñas", explica Pat Moorhead, presidente y analista principal de Moorhead Strategy & Insights, a Business Insider, "ya que las empresas más pequeñas son consideradas como las potenciales 'próximas empresas del billón de dólares', con la capacidad de competir con las más grandes en el futuro".

Por qué las adquisiciones podrían ser un movimiento inteligente para Microsoft

Como escribe Ben Thompson en Stratechery, la adquisición de Nuance muestra que Nadella ha aprendido la lección de Google o Facebook: el dinero y un gran alcance están bien, pero mantenerse a la vanguardia en la industria tecnológica e invertir en el crecimiento futuro a menudo significa tener que mirar fuera de sus propias cuatro paredes.

"La idea clave para todas estas grandes empresas tecnológicas es que, dado su negocio principal, el dinero es prácticamente ilimitado, aunque dicho dinero ilimitado hace más difícil crear las condiciones para la innovación", escribe Thompson. "Es mejor dejar la innovación a las startups y adquirir las que tengan sentido".

La filosofía de Nadella de la llamada "integración mínima" -permitiendo que filiales como GitHub, LinkedIn y Mojang operen casi con total independencia de la nave nodriza de Microsoft- permite a Microsoft cosechar los beneficios de su creciente imperio sin frenar lo que hizo que esas empresas fueran tan interesantes y ampliamente utilizadas inicialmente.

¿Qué es lo próximo que comprará Microsoft?

En última instancia, dado que Microsoft tiene tanto dinero disponible en sus cuentas, un negocio principal en auge y cierto margen de maniobra, nada impide a la empresa adelantarse a los demás y cerrar acuerdos.

"El mercado es muy competitivo ahora mismo y algunos movimientos podrían ser buenos para la compañía", afirma la analista Carolina Milanesi, de Creative Strategies, a Business Insider, especialmente porque tiene la oportunidad de "asegurar activos antes de que los competidores hagan su movimiento". Esto, naturalmente, plantea la cuestión de qué más querría comprar Microsoft ahora que sus estrellas están alineadas.

Ives, de Wedbush, sugiere en su nota que Microsoft podría hacerse con más empresas de gestión de relaciones con los clientes (CRM) como parte de sus esfuerzos por ganar terreno a Salesforce, un rival clave, o que podría comprar empresas que sirvan a sectores específicos, como el manufacturero o el minorista, como parte de su impulso vertical.

Objetivo, destronar a Microsoft: el plan de Marc Benioff, CEO de Salesforce, para ganarle la partida a su rival vía compras

Algunos expertos creen que el posible acuerdo con Discord y la fallida oferta de TikTok, junto con los recientes comentarios de Nadella sobre su creencia en el contenido y las comunidades como un mercado en crecimiento, significan que Microsoft abrirá su billetera para lo que pueda renovar su atractivo como empresa de consumo.

"[Las] redes sociales / apuestas de consumo son potencialmente variadas para hacer crecer su estrategia de consumo, que se ha mantenido en una estrategia gradual en los últimos cuatro o cinco años", escribe Ives. 

"TikTok y Discord podrían haber ampliado el alcance de la compañía entre creadores de contenido y gamers, y todos los impactos que conllevan esos activos", señala Romanoff, de Morningstar. "Así que la estrategia es amplia (buscar buenos activos que añadan capacidades o amplíen su presencia) y creo que continuará dado el balance de la compañía y la fuerte generación de flujo de caja libre".

Milanesi, de Creative Strategies, sugiere que Microsoft está en una buena posición para comprar lo que sea necesario para mantener su capitalización de mercado en crecimiento más allá de su objetivo pendiente de los 2 billones de dólares y aprovechar cualquier oportunidad que vea en la computación en la nube, el ámbito del consumo o incluso en otros campos, sin que el dinero sea un obstáculo, prácticamente hablando.

"No estoy seguro de que la estrategia sea necesariamente diferente", afirma, "únicamente que lo que necesitan o quieren utilizar para acelerar el crecimiento no es barato".

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Por qué la multimillonaria multa de Alibaba vuelve a demostrar que los castigos regulatorios no suelen impactar en la bolsa: Microsoft, Intel o Google tampoco vieron su cotización mermada

No estás solo: la sobrecarga de videollamadas durante la pandemia ha sido global, así lo recoge el informe de Microsoft

5 estrategias que los líderes empresariales deben iniciar para adaptarse a la nueva realidad del trabajo híbrido, según un macro estudio de Microsoft