Pasar al contenido principal

Comprar o alquilar una casa, ¿qué es más rentable hoy en día?

Bloque de pisos
GettyImages

No han pasado ni diez años del estallido de la burbuja inmobiliaria y en el run-run popular ya vuelve a escucharse aquello de que “alquilar es tirar el dinero”.

De hecho, según el informe Radiografía del Mercado de la vivienda 2017-2018 de Fotocasa más de la mitad de los españoles ya piensa que compensa comprar casa que alquilar. Este porcentaje es del 59% entre las personas de 25 a 34 años. ¿Realmente es así? ¿Es más rentable comprar que alquilar?

Comprar o alquilar casa: Lo que dicen los números

La decisión de vivir de alquiler o comprar casa es una de más importantes que deberás tomar en tu vida desde el punto de vista financiero, especialmente si optas por convertirte en propietario. Comprar casa supone un gran esfuerzo económico. De hecho, un español necesita 7,5 años para comprar vivienda, aunque varía en función de las ciudades.

Para hacer números lo primero es tener claro cuánto vas a pagar de verdad por la casa. Para una vivienda de 200.000 euros en Madrid podrás conseguir una hipoteca de 160.000 euros (80% del valor de compra), por lo que deberás aportar 40.000 euros de entrada a los que sumar los impuestos y demás gastos de constitución de la hipoteca. En total estaríamos hablando de cerca de 18.000 euros.

La traducción es que si quieres comprar casa necesitas tener ahorrados 58.000 euros. Si no compras casa y vives de alquiler podrás invertir ese dinero. En un plazo de 30 años con un perfil arriesgado (6,6% de rentabilidad media y 18% de volatilidad) podrías obtener 394.588 euros.

La siguiente tabla muestra realizada cuánto obtendrías en función de tu perfil de riesgo:

Perfil Ganancia estimada Máximo  Mínimo
Conservador                      78.175 €            76.561 €            78.982 €
Moderado                    211.078 €          229.447 €          174.339 €
Agresivo                    384.588 €          455.174 €          273.416 €
  * Conservador: 1% rentabilidad y 4% de volatilidad
  * Moderado: 4,4% rentabilidad y 12% de volatilidad
  * Agresivo: 6,6% de rentabilidad y 18% de volatilidad
Datos tomados de Finect.com

En este punto es fácil que pienses que la casa también se habrá revalorizado. Vamos a suponer que es así y que su valor ha crecido a un ritmo del 2% anual. Pasados los 30 años de hipoteca su valor será de 362.272 euros. Eso sí, durante el camino habrás pagado 300.995 euros para tenerla con una hipoteca al 1,5% y 80.995 euros sólo en intereses.

Utilizando una herramienta de Finect, este sería el resultado, incluyendo ya la diferencia entre patrimonio final y resultado de la operación:

Compensa o no comprar una casa
Finect.com

Esos cálculos asumen que la cuota de hipoteca y la del alquiler son la misma incluidos los gastos adicionales del propietario como el IBI, comunidad y reparaciones. El aumento del precio del alquiler en las capitales del país casi ha igualado los costes, pero esto no siempre es así. En caso de que pagues menos de alquiler los números pueden cambiar. Y es que si al caso anterior sumamos que el alquiler es 200 euros más barato al mes en lugar de 394.588 euros al cabo de 30 años tendrías 663.629 euros con un perfil arriesgado.

Y este sería el resultado de la operación en su conjunto:

Comprar frente a alquilar casa
Finect.com

Esto es lo que dicen los números, pero la realidad es que esta decisión influyen muchos más factores. El ladrillo tiene un fuerte componente psicológico que también tiene su peso al tomar la decisión.

Más allá de los números: ventajas de comprar frente a alquilar

Comprar casa
GettyImages

¿Por qué comprar casa puede ser una buena alternativa? Básicamente porque después de la hipoteca será tuya y esto tiene una serie de ventajas psicológicas e incluso financieras. Estas son las más importantes:

Aporta seguridad

Tener cuatro pareces en las que vivir independientemente de tus ingresos es un factor que aporta mucha estabilidad emocional. Puede que el estrés sea mayor hasta que la casa sea tuya, pero una vez termines de pagar la hipoteca, será un gran alivio. Además, en el día a día sabes que no tendrás que cambiar de casa.

Puedes poner la casa a tu gusto

Este es un factor de peso para muchas personas que llevan años de alquiler. Eso sí, ten cuidado porque según un informe de Merrill Lynch sobre jubilación, un 67% de las personas aseguraría que le hubiese gustado haber gastado menos en reformas y haber invertido más en su jubilación.

Cuentas con un activo

Esta es quizás la más importante y la que más peso tiene en la manida frase de que alquilar es tirar el dinero. Al final del camino, la casa será tuya y tendrás un activo del que podrás obtener un ingreso pasivo si la alquilas. Y es que es habitual que a partir de cierto momento tu casa sea más grande de lo que necesitas. Alquilándola y marchándote tú de alquiler puedes obtener una renta adicional que compense tu salario o tu pensión.

Inconvenientes de comprar en lugar de alquilar

Alquiler de casas(NO PUBLICAR)
GettyImages

En el lado contrario, las desventajas de comprar casa empiezan por ese dinero inicial que necesitas para la entrada y gastos de compra, pero van más allá.

Estás jugando tus finanzas a una carta

Si te compras vivienda y destinas más del 40% de tus ingresos a la hipoteca la mayor parte de tu patrimonio. El ladrillo tiene varios problemas como activo financiero, empezando por que no es especialmente líquido. En otras palabras, si necesitas el dinero no lo vas a poder vender rápidamente y casi seguro tampoco al precio de compra.

Una casa te ata física y psicológicamente

Esto que puede parecer Baladí, tiene su importancia. Si estás hipotecado es más difícil que aceptes una oferta laboral en otra ciudad e incluso dentro de la misma. En otras palabas, supone una traba psicológica para el desarrollo de tu carrera profesional.

Pierdes flexibilidad financiera

Una casa es un activo ilíquido. Si quieres venderla tardarás entre 4 y 15 meses, dependiendo de tu ciudad. Si tu situación financiera se tuerce y necesitas reducir tus gastos, con una hipoteca va a ser mucho más difícil.

Es fácil equivocarse con la hipoteca

 Aunque el crédito hipotecario vuelve a estar en auge, las condiciones que ofrecen los bancos están lejos de las de la burbuja. Para no equivocarte, en este artículo tienes las 18 cosas que tienes que saber antes de elegir hipoteca.

Ahora que ya tienes los datos sólo debes hacer tus propias cuentas. Un último consejo al respecto, si vas a contratar una hipoteca a tipo variable no hagas cálculos pensando que el Euribor estará siempre en los niveles actuales. Lo normal es que suba y si no lo has previsto, puedes tener problemas.

Te puede interesar