Por qué comprar un electrodoméstico ecológico sale más rentable a la larga

Eficiencia energética

GettyImages

  • Los consumidores todavía valoran el precio de los electrodomésticos por encima de su eficiencia energética a la hora de comprar sus nuevos electrodomésticos.
  • Elegir un electrodoméstico más eficiente supone un ahorro energético a medio plazo, por lo que en pocos meses se compensa el sobrecoste.
  • idealo.es ha introducido un nuevo filtro de búsqueda de sostenibilidad para encontrar más fácilmente los productos más eficientes en su portal.

La renovación de un gran electrodoméstico para el hogar, como el frigorífico, lavavajillas o el horno, es una decisión importante que no solo obedece a su diseño o a las funciones que ofrezca cada dispositivo, sino que la eficiencia energética también debería ser decisiva en esta decisión.

Según datos facilitados por el comparador de precios idealo.es, el consumidor continúa valorando el precio por encima de la eficiencia energética, a pesar de que, a medio plazo, unos electrodomésticos más eficientes y sostenibles contribuyen a rebajar la factura de la luz.

Para ayudar a los usuarios en la búsqueda de los productos más eficientes y sostenibles, el portal de compras idealo.es ha integrado un nuevo filtro de búsqueda en el que se muestran solo aquellos productos que cumplen con los parámetros de sostenibilidad y eficiencia.

Cómo identificar un electrodoméstico eficiente y sostenible

Hace más de 25 años que los organismos de consumo de la Unión Europea crearon la Etiqueta energética, una identificación que permite a los consumidores conocer el grado de eficiencia energética de cada electrodoméstico.

Este etiquetado se basa en una serie de controles y certificaciones técnicas que lleva a cabo el fabricante. En función de parámetros objetivos como son el consumo eléctrico del aparato, el ruido que emite o su capacidad, se le asigna una categoría de sostenibilidad de menos a más eficiente.

Etiqueta energética

Gettyimages

La normativa europea obliga a los distribuidores a mantener a la vista la etiqueta energética del electrodoméstico, por lo que acostumbra a estar en un lugar visible en las exposiciones de las tiendas, así como en las fichas y anuncios de productos en las tiendas online. Por lo que el consumidor puede conocer rápidamente si un electrodoméstico es sostenible o no con solo buscar su categoría energética.

Estos son los datos que el consumidor puede encontrar fácilmente en la etiqueta energética del producto para saber si es o no sostenible:

  • Categoría energética
  • Marca y modelo del electrodoméstico
  • Consumo de energía anual en kWh
  • Ruido en decibelios que genera el aparato
  • Fabricante
  • Capacidad (litros)

De todos estos datos, el dato clave es la categoría energética, indicada de forma gráfica en la etiqueta por un código de colores que va del rojo para la categoría G, indicando que es el menos eficiente, hasta el verde de las etiquetas A, A+, A++ y A+++ que se presentan como las más eficientes.

Electrodomésticos eficientes

Gettyimages

Según los cálculos de los expertos, los electrodomésticos con etiquetas A+, A++ y A+++ ofrecen un ahorro en el consumo energético de entre el 25%, el 30% y el 42% con respecto a los aparatos menos sostenibles. Lo cual es ya de por sí un motivo de peso para elegir electrodomésticos sostenibles, pero ¿son los consumidores españoles realmente conscientes del ahorro que supone elegir un electrodoméstico sostenible?

¿Son realmente más caros los electrodomésticos sostenibles?

Existe la creencia de que los electrodomésticos más eficientes son mucho más caros. Los datos nos revelan que, estrictamente hablando, sí es cierto que aquellos electrodomésticos que han sido desarrollados bajo parámetros de sostenibilidad tienen un precio de venta ligeramente superior, por lo que la inversión inicial sí será mayor.

Electrodomésticos eficientes

Gettyimages

Sin embargo, basta con darse una vuelta por las estanterías virtuales de las tiendas online presentes en idealo.es para ver que esa diferencia de precio no es tan grande como cabría pensar, y no tiene la misma incidencia en todos los tipos de electrodomésticos.

Por ejemplo, al cotejar los datos recogidos por idealo.es del primer semestre de 2020, la diferencia en el precio entre un frigorífico eficiente y uno que no lo sea es unos 112,20 euros de media, o lo que es lo mismo, un incremento del 14,38%, mientras que la diferencia de precio promedio en lavadoras es de 154,44 euros más (30,33%).

Con los datos en la mano es innegable que, efectivamente, los productos que utilizan las últimas tecnologías para lograr un funcionamiento más respetuoso con los recursos ambientales son algo más caros que los que no lo hacen.

Sin embargo, si se considera desde una perspectiva a medio y largo plazo, este aparente sobrecoste inicial se compensa con creces con un significativo ahorro en la factura de la luz.

Electrodomésticos eficientes

Gettyimages

Los expertos aseguran que, por ejemplo, un frigorífico de categoría A+++, la más eficiente, supone un ahorro aproximado de hasta 800 euros en la factura de la luz en los diez años de vida útil que, de media, tienen los electrodomésticos.

Esto implica que en, apenas dos años de uso, el consumidor no solo habrá recuperado los 112,20 euros de media que separan a un electrodoméstico sostenible de uno de que no lo sea, sino que habrá conseguido un ahorro a largo plazo de hasta 688 euros en la factura de la luz.

Al elegir un electrodoméstico, el precio todavía pesa más que la eficiencia energética

Las campañas informativas sobre la importancia del consumo sostenible y la eficiencia de los electrodomésticos han hecho que los usuarios tomen más conciencia de la necesidad de apostar por un modelo más sostenible cuando se trata de un electrodoméstico con fama de consumir mucha electricidad, como el frigorífico o el horno.

Electrodomésticos
Gettyimages

Tal y como reflejan los datos facilitados por el comparador de precios idealo.eslos consumidores muestran más interés por electrodomésticos más eficientes en categorías como los frigoríficos, en la que el 17,69% de los usuarios han usado el filtro Sostenibilidad del portal de compras para encontrar electrodomésticos con una categoría energética sostenible; o el 14,07% de usuarios que han activado este filtro para buscar un horno que consuma menos energía.

Paradójicamente, esa tendencia se relaja cuando se buscan otros electrodomésticos como lavadoras, campanas extractoras o lavavajillas que, de hecho, tienen un mayor consumo energético, pero en los que el precio del aparato tiene un mayor peso en la decisión de compra y la ecoeficiencia pasa a un segundo plano.

Eficiencia energética

Gettyimages

Los datos corroboran esta tendencia porque solo el 1,11% de los usuarios de idealo.es han tenido en cuenta el filtro de Sostenibilidad de idealo.es a la hora de buscar un lavavajillas, que va a usarse varias veces por semana, o el 11,64% que lo activaron para buscar una nueva lavadora.

La ley de la oferta y la demanda es un factor decisivo

Al cruzar los porcentajes de uso del filtro Sostenibilidad del buscador de idealo.es con la diferencia de precio media entre un electrodoméstico eficiente y uno que no lo sea aflora una realidad de la que muchos consumidores no serán del todo conscientes: el aumento en la demanda de unos determinados electrodomésticos eficientes hace que se reduzca la diferencia de precios con respecto a los que no lo son.

Eficiencia energética

Gettyimages

Es un principio básico de la ley de la oferta y la demanda. Si más consumidores demandan electrodomésticos sostenibles, la competencia de precios se concentra en el nicho que más ventas registre. En cambio, si no hay un especial interés por parte del consumidor, la competencia de precios se centrará en otros factores como la calidad o las prestaciones.

Retomando el ejemplo de los frigoríficos, ya hemos mencionado que el 17,69% de los usuarios de idealo.es han activado el filtro Sostenibilidad porque consideran que el consumo energético es prioritario. Esto hace que la diferencia de precio media entre un frigorífico eficiente y otro que no los sea es de unos 112,20 euros de media.

Sin embargo, si tomamos en consideración los datos de una categoría como los lavavajillas, en los que solo el 1,11% de los usuarios de idealo.es consideran importante la eficiencia energética, descubrimos que la diferencia de precio medio entre un lavavajillas ecoeficiente y uno que no lo sea es de unos 426,66 euros. Lo cual implica un sobrecoste medio del 52,71% si el consumidor quiere llevarse a casa un electrodoméstico sostenible.

Tal y como muestran los datos, existe una correlación entre el interés del consumidor por comprar electrodomésticos sostenibles y una mayor competitividad en sus precios. Por ello, cuanto antes se tome conciencia de la importancia de apostar por electrodomésticos sostenibles, menor será el sobrecoste a pagar al elegir un electrodoméstico respetuoso con el medio ambiente.

En este artículo, Business Insider recibe una comisión de sus socios afiliados por cada compra que realices a través de los enlaces de productos que hemos incluido, algo que en ningún caso supone un coste adicional para ti. No obstante, nuestras recomendaciones son siempre independientes y objetivas. Puedes consultar nuestra política de afiliados aquí.

LEER TAMBIÉN: Esto es lo que consumen tus aparatos eléctricos en 'stand-by'

LEER TAMBIÉN: Cinco gadgets y apps para ahorrar en la factura de la luz