Comprar marcas blancas sale cada vez más caro: los supermercados suben un 11% sus precios por la inflación

Compra en supermercado y ticket con precios

Getty Images

Ante la situación de incertidumbre económica marcada por una inflación que, en el mes de agosto, se ha situado en el 10,4%, los consumidores buscan productos más económicos para llenar su cesta de la compra. Hasta ahora, esta alternativa pasaba por los productos de marca blanca, pero son los que más han subido sus precios.

Según los datos de NielsenIQ que publica Expansión, el mercado del gran consumo acumula un crecimiento en valor del 8,2% de media entre enero y julio, generado por un alza de los precios del 8,3% y una ligera caída de los volúmenes vendidos. 

Sin embargo, ni la cantidad de ventas ni la subida del precio es igual para todos los productos. La marca blanca ha elevado sus ventas un 13,3% en julio, es decir, el volumen de productos vendidos ha crecido un 1,9% respecto al año anterior. De la misma manera, sus precios se han encarecido un 11,2%.

Por su parte, los productos de marca de fabricante han mermado sus ventas un 2,3%, mientras que sus precios han aumentado un 7,2%, o que deja un crecimiento en valor ligeramente inferior al 5%. Esto refleja que la marca blanca se ha vuelto mucho más popular que la marca de fabricante. Es por eso que los supermercados han aprovechado su tirón y han incrementado sus precios una media de 4 puntos. 

10 marcas blancas por menos de 3 euros que debes comprar si tu objetivo es ahorrar aún más

Y, según los datos que aporta la consultora, esta tendencia va a continuar. Solo en julio, el precio medio de la marca blanca creció un 13,8% respecto al año anterior, mientras que la de fabricante aumentó un 7,6%. Aun así, el precio de los productos de marca blanca sigue siendo más barato que los de fabricante.

Lejos de espantar a los clientes, los consumidores siguen apostando por ella. En alimentación, NielsenIQ señala que estos productos suponen el 48,8% de la cesta de la compra, es decir, 2,4 puntos más que en julio de 2021. En gran consumo supone un 40,6%, es decir, es un crecimiento del 1,6%. 

Desde la consultora no se atreven a hacer previsiones debido al clima de inestabilidad económica mundial. "Habrá que estar atentos a cómo afecta la inflación, que ya lleva 3 meses por encima del 10%, a la renta disponible en los hogares y cómo reajustamos nuestros hábitos de compra: principalmente con marcas de distribución, control de precios y promociones", afirma Patricia Daimiel, directora general de NielsenIQ en el Sur de Europa. 

En esta guerra de precios, hay unos cuantos grupos que están saliendo más beneficiados que el resto. Según los análisis realizados por Kantar, Lidl, Mercadona y Aldi son los tres supermercados que mayor tajada están sacando de esta situación. Su marca propia pesa más que en la del fabricante, superando el 70%. De cerca les sigue Dia, donde su marca representa el 54%.

Estos supermercados, sobre todo Mercadona, han hecho siempre bandera de su propia marca. En el caso de la valenciana, ha conseguido situar a Hacendado y Bosque Verde a la altura de la marca de fabricante para los consumidores. 

En contraposición se encuentran El Corte Inglés, cuya marca blanca tiene un peso del 14,4%, IFA (21%), Alcampo (21%), Eroski (25%) y Carrefour (28,4%). Sin embargo, este último quiere revertir la situación y afirma que comenzará a apostar por sus propios productos. Una promesa que están realizando todos los grupos de distribución. 

Otros artículos interesantes:

La otra cesta de la compra que resiste a la inflación: 24 productos que puedes seguir comprando en 2022 sin notar la pérdida de poder adquisitivo

¿Dónde está el pan, la leche o las botellas de agua en los supermercados? Los expertos analizan cómo las cadenas ordenan sus productos

¿Por qué los supermercados guardan las conservas en cajas de videojuegos? El comercio español pierde 1.800 millones de euros al año por los hurtos

Te recomendamos