Así es como Facebook está alimentando el tráfico ilegal de especies en peligro de extinción

Katherine Tangalakis-Lippert
| Traducido por: 
Un mono ardilla víctima del tráfico de animales salvajes en Colombia.
Un mono ardilla víctima del tráfico de animales salvajes en Colombia.Juancho Torres via Getty Images
  • Facebook lleva casi una década luchando contra un problema de tráfico de animales salvajes en su plataforma.
  • A pesar de los esfuerzos por moderar las ventas de animales en peligro de extinción y marfil, los vendedores son fáciles de detectar.
  • BI ha tardado 20 minutos en encontrar monos ardilla en peligro de extinción y otras especies exóticas a la venta.

Resulta que en Facebook realmente puedes encontrar de todo.

Muebles de jardín usados, productos de panadería caseros… especies en peligro de extinción.

No es un fenómeno nuevo. Los medios de comunicación llevan años informando sobre el tráfico de especies silvestres en las enormes plataformas de redes sociales de Meta, y Facebook lleva trabajando con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) desde 2016 para reducir la presencia del comercio ilegal de especies silvestres y productos de animales raros como el marfil.

Pero a pesar de los esfuerzos por moderar el contenido, los vendedores siguen siendo muy fáciles de detectar.

Undark Magazine, una galardonada publicación independiente sobre ciencia y cultura, informaba esta semana sobre un mercado en auge en Facebook de los característicos cuernos de pez guitarra de boca de arco, que se venden como joyas y otros accesorios, contribuyendo a la desaparición de este pez en peligro crítico de extinción.

En 2022, Vice News informó de que se tardaba menos de 24 horas en concertar la venta de un tigre en peligro de extinción.

Aunque Meta, la empresa matriz de Facebook, fue miembro fundador de la Coalición para Acabar con el Tráfico de Fauna Online en 2018, puede que ahora sea incluso más fácil encontrar estas ofertas ilegales que hace años, según ha descubierto Business Insider.

20 minutos para los monos

BI ha tardado menos de dos minutos en identificar las cuentas de Facebook que venden los cuernos del pez guitarra de boca de arco. En 20 minutos de navegación por varios grupos de Facebook, BI constató que se vendían monos ardilla en peligro de extinción, así como diversas aves exóticas, gatos de raza caracal y varias especies de tortugas, además de mascotas y ganado más tradicionales, como cachorros, cobayas y gallinas.

Algunos de los grupos sumaban más de 10.000 miembros.

Representantes de Meta, la empresa matriz de Facebook, han remitido a BI a la política interna de la plataforma sobre terrenos, animales y productos de origen animal, que estipula que los anuncios de la plataforma no pueden promover la compra o venta de animales, productos de origen animal o terrenos en zonas de conservación ecológica.

Las páginas identificadas por BI como infractoras de la política fueron eliminadas, según ha confirmado un portavoz de Meta tras examinar el contenido.

Los representantes de Meta no han respondido a las preguntas de BI sobre cómo se moderan las publicaciones que infringen esta política o si los grupos y las publicaciones en idiomas distintos del inglés tienen las mismas prácticas de moderación.

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees? Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Cómo las redes sociales impulsan la venta de especies exóticas

Crawford Allan, director de Vida Silvestre del Fondo Mundial para la Naturaleza de Estados Unidos, explica a BI que, desde la pandemia, las redes sociales han experimentado una explosión en la venta de mascotas exóticas, y que los comerciantes ilegales van desde vendedores desinformados a grupos de delincuencia organizada. 

"Es difícil para las empresas online mantenerse al día con el enorme volumen de listados de mascotas y los astutos métodos que los delincuentes están utilizando para evitar los filtros automatizados en las redes sociales", afirma Allan, añadiendo que el mayor reto es mantenerse por delante de los grupos delictivos a medida que se adaptan.

El Fondo Mundial para la Naturaleza lleva años proporcionando a las empresas de su coalición contra el tráfico de animales, como Meta, datos que les ayudan a identificar los nuevos términos de búsqueda que utilizan los vendedores ilegales, así como imágenes de productos ilícitos y anuncios sospechosos que detectan para poder eliminarlos. Las 30 principales empresas tecnológicas de la coalición se comprometieron a utilizar los datos de WWF para eliminar de sus plataformas el 80% de los contenidos de tráfico de especies silvestres para 2020.

Sin embargo, una investigación publicada ese año por la Alianza para Combatir la Delincuencia en Internet (ACCO) descubrió que, a pesar de la ayuda de los conservacionistas, Facebook "no cumplió su promesa".

"Con sólo dos clics de ratón, nuestros investigadores podían localizar contenidos sustanciales sobre tráfico de especies silvestres", escribieron los investigadores del estudio de la ACCO. "Imitando el proceso de búsqueda que un usuario medio de Facebook podría emplear cuando busca comprar productos ilegales de vida silvestre, como marfil o mascotas exóticas, descubrimos que los traficantes están operando de forma fácil y abierta en la plataforma".

Las ondas económicas de la extinción

Además de la crisis climática, el tráfico de especies silvestres contribuye sustancialmente al ritmo al que perdemos especies en todo el mundo, según la organización ecologista mundial sin ánimo de lucro Rare Conservation, que señala a criaturas en peligro crítico como el rinoceronte negro, el elefante africano y el leopardo de Amur como especies cercanas a la extinción debido a su popularidad en el comercio de especies silvestres.

Un experto de la ACCO en tráfico de simios señala que más de la mitad del comercio mundial de simios se realiza a través de las redes sociales, y que los jóvenes primates alcanzan precios superiores a los 20.000 dólares para los vendedores. El grupo descubrió que aproximadamente el 75% del comercio ilegal online de guepardos se produce en Instagram, la plataforma de Meta.

"El comercio ilegal de vida silvestre constituye la segunda amenaza más importante para las especies en peligro de extinción después de la pérdida de hábitat", afirma Allan de WWF a BI, añadiendo que las redes sociales son ahora el mercado dominante para el comercio ilegal de vida silvestre en peligro de extinción. "Miles de especies son explotadas, y muchas poblaciones se ven empujadas al borde de la extinción para satisfacer la demanda mundial".

No son sólo los animales los que sufren cuando se trafica con ellos hasta llevarlos al borde de la extinción: también se perjudica a la agricultura, se desestabilizan los mercados en torno a la industria y se pone en riesgo la seguridad alimentaria mundial al arrasar los ecosistemas, según informes de Naciones Unidas.

Un estudio publicado en la revista Global Environmental Change calcula que los beneficios económicos que nos proporciona nuestro medio ambiente oscilan entre los 125 y los 145 billones de dólares anuales en todo el mundo. Jill Atkins, catedrática de gestión financiera de la Escuela de Negocios de la Universidad de Sheffield, ha declarado al medio financiero Investec que, aunque el impacto de la extinción es difícil de calcular, la pérdida de una sola especie clave podría costar una parte significativa de esos 125-145 billones de dólares, o eliminarla por completo.

"El comercio ilegal de especies silvestres, facilitado por redes transnacionales de delincuencia organizada y vinculado al tráfico de drogas, personas y armas, amenaza no sólo a las poblaciones silvestres", explica Allan a BI. "También amenaza nuestra seguridad global, la salud humana, el sustento de las comunidades locales y las operaciones comerciales legítimas".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.