Pasar al contenido principal

Por qué comprar el mundo puede ser una buena idea para tus inversiones

Un dragón en una celebración en China de un festival.
Reuters
  • Entre las ventajas de la inversión indexada se encuentran la sencillez, menos comisiones y buena rentabilidad. 
  • Sólo seis planes de pensiones baten al Ibex en periodos de 15 años y uno es indexado.
  • Con dos fondos indexados se puede cubrir la economía mundial y la renta fina mundial.

Una de las dudas más repetidas al empezar a invertir es dónde hacerlo. ¿Acciones o fondos de inversión? ¿Y qué acciones concretas? ¿También hay que invertir en renta fija? Las opciones son tantas y la información tan variada que cuesta mucho decidir. De hecho, es habitual hacerlo más por descarte que por convicción.

Hay un pequeño truco para evitar estos dilemas o, por lo menos, minimizarlos como punto de partida. Su nombre es inversión indexada a través de los llamados World Index ETF y Fondos indexados mundiales.

Estos productos buscan replicar el comportamiento general de la economía mundial y están presentes en la mayoría de carteras gestionadas por robo advisors y carteras perfiladas que apuesten en alguna medida por la gestión pasiva.

Leer más: 12 consejos para principiantes que quieren invertir en bolsa 

¿Cómo te sentirías si en lugar de invertir en una empresa concreta estuvieses invirtiendo en el mundo entero? Seguramente bastante más tranquilo porque tus inversiones estarían muy diversificadas tanto geográficamente como por sectores. Hasta Warren Buffett lo está.

Tanto es así que en su momento el Oráculo de Omaha se jugó 1 millón de dólares con la firma Protegé Partners a que sus hedge funds no podrían superar el rendimiento del S&P 500 a largo plazo. Y no lo hicieron. El fondo indexado que Buffett eligió (Vanguard 500 Index Fund Admiral Shares) sumó una rentabilidad del 7,1% anual compuesta, mientras el hed fund competidor ofreció un exiguo 2,2%. Como estaba acordado, el dinero fue a parar a una ONG elegida por Buffett.

Esta anécdota resume la confianza de Buffett en la inversión indexada y una de sus ventajas: la rentabilidad a largo plazo.

Además, en el caso de Buffett, los costes también tienen mucho que ver. Como el propio gurú explica, “si tu beneficio va a estar entre un 7 y un 8% anual, un 1% menos en comisiones puede afectar mucho al dinero que te quede al jubilarse”.

De hecho, según sus propios cálculos, si hace 77 años, cuando empezó a invertir con 114,75 dólares, los hubiese puesto en un fondo indexado sobre el S&P 500, ahora tendría 606.811 dólares o 5.288 dólares por cada dólar invertido con una rentabilidad anual del 10,8%.

¿Qué habría pasado si además hubiese tenido que pagar una comisión del 1% anual? La ganancia se habría reducido a 2.650 euros por dólar invertido, más de la mitad.

Unas comisiones y gastos mucho más ajustados otra de las ventajas de la inversión indexada y de los fondos indexados frente a las acciones y los fondos tradicionales. La gestión pasiva es más barata.

Pero sin duda, la mayor ventaja de la gestión pasiva y la inversión indexada es que es sencilla, mucho más que tener que sondear el mercado en busca de empresas concretas en las que invertir. Con un solo índice puedes invertir en todo el mundo como punto de partida y así eliminas las dudas sobre qué fondos elegir o en qué regiones estar, una de las más habituales entre el inversor novato.

Entre los índices mundiales el más conocido es el MSCI World Index, pero no es el único. Sobre él hay fondos indexados que te permitirán comprar el mundo e invertir en la economía mundial. Estos son cuatro ejemplos completos:

  • iShares MSCI World Index ETF
  • Amundi Index MSCI World
  • Vanguard Total World Stock Index Investor Shares
  • Vanguard Global Stock Index Fund Investor

Todos estos fondos son buenas alternativas para la parte de renta variable y si eres joven puede ser suficiente. A fin de cuentas cómo inviertes varía según tu edad y cuando eres joven es el momento de arriesgar y apostar por la renta variable.

Sin embargo, con el tiempo es fácil que quieras incluir algo de renta fija en tu cartera (o que el propio momento de mercado lo aconseje). Para averiguar el porcentaje que necesitas en cada momento de tu vida puedes usar la regla del 120

En cuanto a los bonos que contratar, también puedes comprarlos globales. Entre los fondos de renta fija global hay también varias alternativas como:

  • Vanguard Global Bond Index Fund Investor
  • Vanguard Euro Government Bond Index
  • Vanguard Euro Investment Grade Bond
  • Amundi Bond Global Total Return

Con esta distribución de fondos globales como base se puede buscar después otros fondos para aumentar la exposición a determinadas zonas con renta variable europea, americana o de países emergentes según el momento de mercado. Así de simple, o de difícil, según se mire.

Este tipo de gestión pasiva funciona mejor con aportaciones periódicas de dinero, que además permitirán rebalancear la cartera. En otras palabras, comprobar que la distribución entre fondos, renta fija y renta variable, sigue siendo la que tú quieres.

Y además