Compromiso, solvencia y cercanía, el maridaje que satisface (y mucho) a los clientes de Banco Mediolanum

Banco Mediolanum_1
  • La banca volcada en el cliente da sus frutos y sitúa al asesoramiento del Family Banker en la clave del éxito de Banco Mediolanum.
  • Un Family Banker es un profesional de las finanzas comprometido con su profesión que acompaña a las personas a lo largo del Ciclo Financiero de la Vida.
  • Gracias a la multicanalidad de sus servicios, los clientes de Banco Mediolanum pueden –cuando y donde quieran– estar informados de sus finanzas personales desde un ordenador, tablet o móvil.

Agradar a los clientes no es tarea sencilla. Conseguir que sean fieles a una marca, tampoco. Aún menos si hablamos del sector bancario. Por ello, Banco Mediolanum está altamente orgulloso: repite liderazgo, por segundo año consecutivo, en satisfacción de clientes de toda la banca española, según el nuevo estudio de la consultora independiente Stiga. Analizando el curso del año 2020 no habrá sido fácil. Detrás de este logro hay una dilatada experiencia y la solvencia de una entidad española con veinte años de experiencia. 

Dentro de este cóctel ganador hay que destacar, sin duda, los valores propios de la marca. Más allá de los económicos, sus iniciativas se sustentan en la libertad, la relación personal con el cliente, el compromiso, la ética y responsabilidad; sin olvidarse, de la innovación tecnológica. La relación con el cliente es la piedra angular que le da sentido a todo. Hoy, el cliente quiere que le escuchen, le expliquen y le ofrezcan soluciones acordes a sus necesidades. De lo contrario no tendrá problemas en buscar otra entidad. 

infografía estudio Stiga Banco Mediolanum

Conscientes de ello, el modelo innovador de este banco se basa en una figura consolidada en el sector, el asesor financiero personal o Family Banker, como le llaman en Banco Mediolanum, que aporta esa buscada confianza adaptándose a la disponibilidad de horarios del cliente.

Un asesor financiero que gestiona las emociones

El Family Banker se centra en aportar toda su experiencia y conocimientos al ahorrador. Esto se traduce en una relación de transparencia y confianza mutua que permite gestionar las emociones del cliente. Asesoramiento que resulta clave para planificar objetivos como la jubilación, la compra de una vivienda o la gestión de los ahorros e inversiones

Se trata de una persona comprometida con su profesión. Su valor diferencial es, sencillamente, el acompañamiento de las personas para que puedan cumplir sus sueños y metas; un reto posible gracias a esa relación íntima que se establece entre el cliente y el asesor. El servicio que ofrece es cómodo, cercano y 100% personalizado.

Precisamente esa comodidad es otra de las grandes ventajas de Banco Mediolanum. Gracias a la multicanalidad de sus servicios, los clientes pueden –cuando y donde quieran- estar informados de sus finanzas personales desde un ordenador, tablet o móvil. Que levante la mano quien, a diario, consulta su saldo o realiza transferencias desde el móvil. La gran mayoría. 

El peso de las decisiones del pasado

Si algo remarca el Family Banker es la necesidad durante todas las etapas vitales de gestionar las finanzas. Empezar a ahorrar cuanto antes, por ejemplo, es uno de los consejos más habituales. En este sentido, ir elaborando ese “colchón” puede facilitar cumplir sueños: comprar una nueva vivienda, realizar un viaje o pagar unos estudios universitarios. 

Banco Mediolanum_2

En este sentido, el pasado mes de marzo, el banco español lanzaba una campaña de comunicación con aire cinematográfico en la que recordaba la importancia de los decisiones vitales. Pero, sobre todo, hablaba de que no estamos solos; si nos dejamos acompañar por un profesional de las finanzas dispondremos de la información y la perspectiva mucho más amplia para poder tomar esas decisiones.

Así, un mismo hombre, Juan Martín, interpretado en el cortometraje “Mis Otros Yo” por Ernesto Alterio, se enfrentaba a cuatro destinos: distintos futuros basados en las decisiones que se tomaron en el pasado. La campaña, que firma la directora Claudia Llosa, Oso de Oro en la Berlinale 2009, ha resultado ser un claro punto de inflexión y una invitación a reflexionar sobre cómo sería nuestra vida si antaño hubiéramos tomado otros caminos. 

En la mente de los cuatro Juan Martín resuena el eco de los pasos del pasado. Solo uno de ellos ha logrado cumplir los sueños de juventud: poder tener su propia clínica veterinaria y disfrutar de su familia sin sobresaltos. ¿Su secreto? Un buen asesoramiento financiero que le permitió ahorrar de la mejor manera. Aquí es donde entra de nuevo en escena el Family Banker, pieza fundamental del banco. 

Este original (y sensible) planteamiento de Banco Mediolanum apela a la lucha y, a su vez, a la esperanza de que el futuro se puede modificar si se cuenta con la ayuda de expertos financieros. Es más, sin este asesoramiento no es posible entender el valor añadido de la entidad que, año tras año, sigue conquistando a sus clientes.