Pasar al contenido principal

Médicos británicos identifican 5 compuestos sanguíneos que podrían ayudar a detectar niños con mayor riesgo de desarrollar síntomas de la enfermedad de Kawasaki asociada al coronavirus

médicos británicos identifican marcadores sanguineos que podrian ayudar a identificar que menores pueden desarrollar sintoma grave frente al coronavirus
Leonhard Foeger/Reuters
  • Un grave síntoma que podría estar vinculado con el coronavirus está aumentando en menores, los cuales presentan shock tóxico y síntomas compatibles con la enfermedad de Kawasaki.
  • Hasta la fecha se han registrado casos en Nueva York, Italia, España, Reino Unido, Francia y Suiza. 
  • Un grupo de investigadores británico de la universidad Imperial College de Londres ha analizado la sangre de menores afectados por este cuadro patológico identificando niveles altos de hasta 5 marcadores sanguíneos, informa The Guardian.
  • Estos hallazgos podrían ayudar a identificar con un simple análisis de sangre qué niños pueden tener mayor riesgo de generar una reacción grave de su sistema inmunológico frente a la infección del coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un grupo de médicos británicos ha identificado una serie de compuestos sanguíneos que podrían ayudar a predecir los casos de menores con mayor riesgo de desarrollar una grave respuesta inmunológica frente al coronavirus.

El pasado mes de abril, varios científicos alertaron de un incremento de menores hospitalizados con shock tóxico y síntomas compatibles con la enfermedad de Kawasaki, un trastorno inflamatorio severo cuyos síntomas típicos incluyen fiebre, sarpullidos, enrojecimiento de varias partes del cuerpo e inflamación de glándulas.

Desde entonces esta patología inflamatoria ha sido detectada en niños de distintas regiones en las que el brote está teniendo un gran impacto.  Lo que ha hecho plantearse que este cuadro podría ser una respuesta de su sistema inmunológico ante la infección del nuevo coronavirus. Un reciente estudio publicado en The Lancet, apunta a que el coronavirus podría haber multiplicado por 30 los casos de este síndrome en niños.

Hasta el momento un total de 100 menores han sido identificados con este cuadro patológico en Nueva York. Casos similares se han detectado en Italia, Reino Unido y Francia, donde ya son 125 los menores registrados con este síntoma desde marzo. El país galo informaba la pasada semana de la muerte de un niño de 9 años, positivo en Covid-19 y con síntomas compatibles con la enfermedad de Kawasaki, mientras que en Reino Unido ya son dos los niños fallecidos a causa de este síndrome.

En nuestro país, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, confirmaba en rueda de prensa el pasado viernes 15 de mayo que también se ha detectado "un aparente incremento" de casos de niños con Kawasaki en España.

Por lo que se conoce hasta ahora, la hipótesis de los expertos es que este nuevo síndrome inflamatorio podría ser una reacción tardía derivada de la respuesta del sistema inmunológico del niño ante la infección provocada por el COVID-19.

Leer más: El coronavirus podría estar multiplicando los casos de niños con síntomas de la enfermedad rara de Kawasaki, según los últimos datos de un estudio italiano

Ahora, investigadores de la universidad Imperial College de Londres han analizado la sangre de algunos de los menores que han experimentado este cuadro patológico, descubriendo que todos ellos tenían niveles elevados de 5 compuestos sanguíneos que son medidos en análisis de sangre rutinarios. 

 Estos marcados incluyen niveles de ferritina y proteína C-reactiva o PCR ambos vinculados a la inflamación. Otros compuestos identificados han sido la troponina, péptido natriurético tipo B y los llamados "dímeros D", todos ellos relacionados con problemas cardíacos y coagulación de la sangre, como da a conocer el diario The Guardian,

Aunque por el momento se necesita una mayor investigación sobre la validez de estos hallazgos, los médicos británicos consideran que el análisis de estos compuestos podría servir para identificar menores que podrían desarrollar esta respuesta mortal al virus.

“Creemos que pueden ayudarnos a decidir qué niños corren el riesgo de progresar a insuficiencia cardíaca. Esencialmente, lo que estamos haciendo es usar los marcadores de sangre para tratar de seleccionar a los niños que necesitamos mover de los hospitales del distrito a los centros especializados y después a las unidades de cuidados intensivos si fuera necesario", ha afirmado al medio británico Michael Levin, profesor de pediatría y salud infantil internacional en el Imperial.

"Si el COVID-19 va a estar con nosotros por un tiempo y va a haber un aumento en los infectados, veremos más de estos casos. Por lo tanto, necesitamos formas de identificar desde el principio qué niños podrían desarrollar esto en lugar de ser un niño que simplemente presenta fiebre, por lo que los biomarcadores pueden ser excepcionalmente útiles a largo plazo", aseguró al medio, el profesor Russell Viner, presidente del Royal College of Pediatrics and Child Health, el colegio de Pediatría de Reino Unido.

Para poder establecer si existe una correlación entre los niveles de estos compuestos sanguíneos y un mayor riesgo de desarrollar una reacción inmunológica severa, los investigadores —tanto británicos como de otros hospitales europeos— han recibido el permiso para poder llevar a cabo un ensayo anónimo sobre menores. Para ello, se llevará a cabo la recolección de muestras de sangre de diversos pacientes y los resultados se incluirán dentro del proyecto Diamonds, un estudio ya en marcha sobre los trastornos inflamatorios que cuenta con fondos europeos.

Y además