El conductor de la excavadora del canal de Suez dice que durmió 3 horas al día y que nadie le ha pagado aún las horas extras por intentar desencallar el Ever Given

Abdullah Abdul-Gawad junto a su excavadora el 29 de marzo.
Abdullah Abdul-Gawad junto a su excavadora el 29 de marzo.

Abdullah Abdel-Gawad/Facebook

  • Abdullah Abdul-Gawad cuenta a Business Insider cómo ayudó a liberar el buque Ever Given del canal de Suez.
  • Dice que el trabajo fue agotador y que él y sus compañeros apenas durmieron.
  • Asegura que está orgulloso de su papel en el insólito acontecimiento, pero cree que ha recibido poco reconocimiento por parte de las autoridades.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando el conductor de excavadoras Abdullah Abdul-Gawad se enteró de que había una emergencia en el canal de Suez, pensó que eso iba a significar que no tendría trabajo ese día.

Sin embargo, las horas que le esperaban —y los cinco días y noches siguientes— le depararon todo lo contrario. El 23 de marzo, el Ever Given, un buque portacontenedores del tamaño de un rascacielos, terminó encallado en las orillas del canal, y el jefe de Abdul-Gawad se puso en contacto con él de inmediato.

"Necesitamos que te subas a un coche y vengas ahora mismo porque eres el único conductor de excavadora que está lo suficientemente cerca", recuerda Abdul-Gawad sobre el momento en el que le comunicaron su misión.

Para describir el panorama que le esperaba, Abdul-Gawad, que ha contado su historia a Business Insider con la ayuda de un traductor, explica que era algo "realmente impactante".

"Fue impresionante", resume.

Este joven de 28 años, que conduce excavadoras desde que empezó a estudiar en la universidad, afirma que tanto él como sus compañeros trabajaron durante jornadas exhaustivas de hasta 21 horas, sin apenas dormir, y denuncia que todavía no han cobrado las horas extras por su labor.

Así se desarrollaron los acontecimientos, según él, desde su extraordinario papel en el interior de la cabina de la excavadora.

David contra Goliat

El Ever Given, atrapado en el canal de Suez el 25 de marzo.
El Ever Given, atrapado en el canal de Suez el 25 de marzo.

Autoridad del Canal de Suez

La liberación del Ever Given fue un esfuerzo internacional, con cabrestantes enormes, dragas, remolcadores y excavadoras. Pero Abdul-Gawad era el hombre que estaba literalmente en la superficie del problema. Una vez que llegó a la base del barco, no tuvo más remedio que empezar a cavar.

Según sus cálculos, la proa del Ever Given estaba encajada unos 6 metros por encima del nivel en el que el barco debería estar. Su popa también estaba posada sobre la orilla opuesta, y el barco bloqueaba así todo el tráfico marítimo del canal.

Por qué el bloqueo del canal de Suez supone una victoria a largo plazo para las empresas de transporte marítimo de contenedores

Para acercarse a la base del buque, construyó un "puente" improvisado con escombros que él mismo excavó, lo que le permitió acercarse a la zona cero.

La imagen de la pequeña excavadora le dio al mundo material inigualable durante varios días para crear memes que se viralizaron por las redes sociales de medio mundo, pero para Abdul-Gawad la situación era mucho menos graciosa. Era un auténtico peligro. 

Bajo los amenazantes costados del buque, el joven temía desestabilizar la embarcación y que ésta se derrumbara sobre él. "El caso es que me aterrorizaba que el barco se escorara demasiado hacia un lado o hacia el otro", explica. "Porque si caía de lado sobre mí, entonces adiós tanto a mí como a la excavadora".

"Si ves el tamaño del barco y el tamaño de la excavadora, es absolutamente aterrador".

Dos excavadoras más llegaron al lugar de los hechos un par de días después, pero sus conductores estaban demasiado asustados para hacer lo que hacía Abdul-Gawad, según relata él mismo. Así que se dedicaron a limpiar los materiales próximos a la base una vez que él había excavado.

Jornadas de 21 horas

Ever Given en el canal de Suez

Maxar Technologies/Reuters

Abdul-Gawad, que conducía la excavadora en chanclas, comenzó a excavar alrededor de la base del barco en un trabajo bajo presión con muchos riesgos. Sus intentos se encadenaban con pequeñas ráfagas de media hora en las que los remolcadores intentaban tirar del buque, después de que Abdul-Gawad recibiera la señal por walkie-talkie para que se alejara un poco de allí.

"Pero hasta que llegué a los 5 o 6 metros de profundidad, no hubo ningún movimiento", ilustra.

Al segundo día, los memes de su excavadora —basados en una imagen difundida por la Autoridad del canal de Suez— inundaron sus propias redes sociales.

Para él, era como si "todo el mundo se burlara de ello", señala. "Y eso fue lo que me hizo estar tan decidido", añade. "Me dije, bueno, se están burlando de mí. Así que voy a demostrar que puedo hacerlo".

Pero no estaba nada claro que pudiera.

Jeff Bezos y Elon Musk, los hombres más ricos del mundo, a punto de colisionar con los sindicatos: los conflictos laborales de Amazon y Tesla estallan en EEUU y Europa

"No pudo ser divertido para mí porque no sabía si este barco iba a salir de allí o no, y yo estaba en medio de la situación", comenta. Así que se convirtió en una misión personal.

"Creí que en lugar de hacer caso a las mofas debía hacer algo para ayudarme a creer que iba a ser capaz de sacar el barco de allí", añade.

A medida que pasaban los días, explica Abdul-Gawad, él y sus compañeros tuvieron breves momentos de descanso en un barracón utilizado por guardias fronterizos que trabajaban en los alrededores. "Sabían que si nos íbamos a casa, no nos verían el pelo hasta pasadas ocho o nueve horas", explica.

Como mucho, asegura que durmieron unas tres horas por noche, y una de las noches sólo pudieron dormir una hora.

La liberación

Bloqueo del Canal de Suez.
HANDOUT

Reuters

El jueves 25 de marzo, un barco de dragado especializado —el Mashhour— se incorporó a las labores para desencallar el Ever Given. El trabajo de Abdul-Gawad consistía sobre todo en desplazar las rocas y la arena de la proa del barco mientras el Mashhour retiraba el sedimento del lecho del canal, explica.

El esfuerzo combinado —con la ayuda de una marea alta— dio señales esperanzadoras al día siguiente, y finalmente tuvo éxito el 29 de marzo. La liberación del Ever Given hizo que todos los trabajadores aplaudieran —y todas las embarcaciones de la zona hicieran sonar sus bocinas— en señal de celebración.

Abdul-Gawad dice que él y sus compañeros estaban "medio muertos de cansancio".

"Habíamos llegado al límite", reconoce.

Pero ver lo que habían hecho lo cambió todo. "Por muy cansados y agotados que estuviéramos", afirma, "en el momento en que vimos zarpar el barco, fue como si el cansancio se evaporara, por esa sensación de éxito".

El presidente de Egipto, Abdel Fattah el-Sisi, publicó un comunicado en el que se podía leer lo siguiente: "Los egipcios han puesto fin a la crisis del buque encallado Ever Given a pesar de la enorme complejidad técnica que rodeaba el proceso".

Y luego... casi el silencio

Celebración en el canal de Suez tras la liberación del Ever Given. Autoridad del Canal de Suez
Celebración en el canal de Suez tras la liberación del Ever Given. Autoridad del Canal de Suez

Autoridad del Canal de Suez

El canal de Suez es una fuente de orgullo nacional en Egipto, hasta el punto de que fue apodado como "el regalo de Egipto al mundo" en los carteles publicitarios de la ampliación del canal en 2015.

Pero Abdul-Gawad dice que apenas ha participado en las celebraciones. Salvo una pequeña ceremonia celebrada por un periódico, no ha recibido casi ningún reconocimiento oficial por su papel, asegura.

"Me invitaron a la ceremonia en la que honraron a las personas que sacaron el barco", explica. Fue un acto dirigido principalmente a los empleados de la Autoridad del canal de Suez, entre los que inicialmente no se encontraba Abdul-Gawad, ya que trabajaba para una subcontrata.

7 startups logísticas que los fondos tienen en su punto de mira en 2021

Dice que le pareció una maniobra de última hora. El acto se celebró en una ciudad a cuatro horas de distancia, y él recibió la invitación con hora y media de antelación, subraya.

Se siente molesto por ello. "Así que la Autoridad del canal de Suez se dio unas cuantas palmaditas en la espalda y se felicitó a sí misma por el gran trabajo que había hecho", lamenta. "Pero en el fondo... sin una excavadora, el barco no habría ido a ninguna parte. Podría seguir atascado".

No obstante, Abdul-Gawad dice que recordará esos extraordinarios días con orgullo.

"Ha sido todo un logro", resume. "Es un logro para Egipto en primer lugar, pero también es un logro para mí. Esto es algo que ocurre quizás una vez en la vida o, como mucho, dos veces. Es algo de lo que uno debe estar orgulloso".

Otros artículos interesantes:

Así celebran los remolcadores del barco que bloquea el Canal de Suez a bocinazos haberlo movido unos 5 centímetros

El Canal de Suez ya opera con normalidad, pero los expertos auguran un tiempo de espera de 9 meses para recibir tu pedido

Intel, Samsung y otras 7 compañías que se pueden beneficiar en bolsa del histórico bloqueo del Canal de Suez por su apuesta por la producción local

Te recomendamos

Y además