Pasar al contenido principal

Confesiones de un aparcacoches de Facebook: "Los ataques de pánico entre empleados son normales"

DeleteFacebook
La protesta #DeleteFacebook frente a las oficinas de la empresa VPN.com
  • Facebook tiene un ejército de aparcacoches para los coches de empleados e invitados en su sede de California.
  • Son testigos de una variedad de incidentes en el campus, desde ataques de pánico de los empleados hasta protestas políticas y visitas de usuarios descontentos.
  • Business Insider ha hablado con varios de ellos: nos cuentan cómo es trabajar en primera línea en una de las compañías más grandes del mundo.

En la sede de Facebook en Menlo Park, California, escondidos entre los bloques de oficinas, arbustos y filas de vehículos brillantes, existe un ejército de cientos de aparcacoches contratados para aparcar los coches de sus empleados.

Es un trabajo poco conocido. Los aparcacoches ven en primera fila la vida en la red social más grande del mundo: desde el mundano trabajo diario hasta las protestas políticas y emergencias ocasionales, como ataques de pánico entre los empleados de la empresa.

Business Insider ha hablado con varios aparcacoches de Facebook. Nos cuentan cómo es que te paguen por aparcar coches en una de las compañías más populares de Silicon Valley.


Esperaba coches más bonitos

El trabajo tiene beneficios agradables, como la comida gratis de varios restaurantes de Facebook, ver de vez en cuando a celebridades de la industria y un salario relativamente bueno. Pero cualquiera que imagine que lo que hay es una colección rotativa de Lamborghinis y Bugattis se sentirá decepcionado.

Lee más: El éxodo que nunca existió: la gente usa aún más Facebook tras el escándalo de Cambridge Analytica

"Los coches son mucho menos agradables de lo que esperaba", afirma uno de los aparcacoches consultados. "Esperaba que hubiera más coches bonitos". En el campus de Apple, por el contrario, los coches son mucho más bonitos.

Cuando Business Insider visitó el campus, los coches eran bonitos pero no ostentosos: había varios BMWs y muchos Teslas.

Los vehículos más destacados del campus de Facebook son un nuevo Audi R8 V10 y un Maserati GranTurismo. Los vehículos de los VIPs se aparcan "cerca" y se les cuida especialmente bien.

El servicio de aparcacoches es gratuito para los empleados e invitados de Facebook.

De los 14.000 empleados de Menlo Park en Facebook, aproximadamente el 50% utiliza medios de transporte alternativos: autobuses, bicicletas, vehículos compartidos, etc. Y muchos de los que conducen optan por aparcar sus vehículos solos.

Aún así, con tantos empleados, a menudo apresurados, y la dificultad de encontrar sitio para aparcar, los aparcacoches se mantienen ocupados. El grueso del trabajo se concentra entre las 8:30 y las 10:00 y a partir de las 5 de la tarde.

Ha habido veces en las que los pocos aparcacoches que trabajaban se han visto "corriendo a toda velocidad durante todo el día". "Es, en su mayor parte, una gran experiencia en general para todos".

Los aparcacoches no son empleados de Facebook: Facebook los subcontrata a una empresa externa. El salario mínimo en California es de 11 dólares la hora y los aparcacoches ganan mucho más, unos 16 dólares la hora. Pero ganan mucho, mucho menos que la mayoría de los empleados de Facebook a tiempo completo: el salario medio es de más de 240.000 dólares al año.

Los aparcacoches no pueden aceptar propinas, así que si los empleados de Facebook dan buenas propinas es un misterio.

Usuarios enfadados, turistas curiosos, reporteros molestos

Facebook atrae a una gran variedad de visitantes: algunos invitados y otros no.

Ya se trate de manifestantes, turistas, usuarios agraviados u oportunistas, los aparcacoches suelen ser el primer punto de contacto entre Facebook y el mundo exterior, convirtiéndose en representantes no oficiales del servicio de atención al cliente de la red social.

Y con grandes partes del campus abierto al público, es fácil entrar.

Cuenta un aparcacoches que, una vez, un hombre vino a quejarse porque creía que Facebook tenía un empleado que le borraba lo que compartía en su perfil. (El hombre, sin embargo, aparentemente había violado los estándares de la compañía).

También aparece gente que busca trabajo y le pregunta a los aparcacoches si trabajan para Facebook y cómo es. Otras veces, la gente viene a quejarse o a pedir hablar con alguien sobre temas de privacidad. Una vez, alguien se presentó para decir que no le gustaba que su hija usara Facebook.

También hay conflictos con medios. Una vez, un periodista de The Independent apareció en las oficinas "buscando respuestas" sobre el escándalo de los datos de Cambridge Analytica. Emitió en directo y le echaron rápidamente.

El CEO de Facebook en las oficinas
El CEO de Facebook en las oficinas Merlyn Deng/Facebook

Los grandes aparcamientos que rodean los edificios de Facebook también pueden atraer problemas. Como ya contamos en Business Insider, el año pasado hubo ocho llamadas al 911 desde el campus de Facebook informando de personas o vehículos sospechosos; en un incidente, un guardia de seguridad fue rociado.

En las últimas semanas, un camión rojo brillante con el hashtag #DeleteFacebook ha estado merodeando por las instalaciones. El vehículo ha sido visto en al menos cuatro ocasiones según un aparcacoches, empezando por el día en el que el CEO Mark Zuckerberg testificó ante el Congreso sobre el escándalo de Cambridge Analytica. La protesta resultó ser una campaña publicitaria de una empresa de Internet centrada en la privacidad.


"No quiero poner en peligro mi trabajo: sólo digo hola y adiós"

Los aparcacoches también pueden ver incidentes de los propios empleados de Facebook, que incluyen ataques de pánico y de nervios. En estas ocasiones, se les dice que mantengan la entrada despejada para que los primeros en llegar puedan atender al empleado.

Un aparcacoches describió un incidente en el que los médicos se llevaron a un empleado como si fuera "una especie de rescate".

Estos acontecimientos son habituales y suceden más de una vez al mes, según uno de los consultados. 

Manifestación a las puertas de Facebook
Manifestación a las puertas de Facebook Justin Sullivan/Getty Images


No hubo quejas importantes sobre los empleados de Facebook, aunque los aparcacoches dijeron que algunos eran más accesibles que otros.

"Algunas personas llegan y sólo quieren ponerse a trabajar, pero yo diría que en su mayor parte nadie es hostil", dijo uno. "Sólo sabes quién va a querer hablar y quién no va a querer hablar."

Otro aparcacoches añadió: "Definitivamente hay una línea entre 'tú estás aquí para hacer esto, y yo estoy aquí para hacer esto, y tú necesitas hacer esto para que yo pueda hacer esto'".

Los ejecutivos son vistos alrededor del campus "a diario". Las interacciones con ellos son mínimas a propósito.

"No quiero poner en peligro mi trabajo, sólo quiero decir 'hola, adiós', eso es todo", dijo un aparcacoches.

Cuando los empleados de Facebook tienen quejas sobre los aparcacoches, generalmente acuden a los gerentes de los aparcacoches o se quejan en los tablones de mensajes internos de Facebook en lugar de confrontar a los aparcacoches directamente.

Los aparcacoches dicen que hay algo emocionante en formar parte de la red social más grande del mundo, aunque sólo sea de forma limitada.

"Es muy fácil olvidar que estás contribuyendo a algo tan enorme porque todo el mundo aquí está acostumbrado", dijo uno.

"Es fácil olvidar que se trata de la vida de miles de millones de personas... Es como cuando sabes lo que estás haciendo pero sólo trabajas en un trocito tan pequeño que no piensas en las otras piezas que encajan en el rompecabezas".

Te puede interesar