Por qué es seguro que los colegios permanezcan abiertos en un segundo confinamiento domiciliario

Alumno en clase durante la pandemia de coronavirus en El Cairo

Reuters

  • Los colegios podrían permanecer abiertos si hay un nuevo confinamiento domiciliario, según prevé el borrador del Gobierno y tal como están haciendo otros países. 
  • Los datos a nivel mundial revelan que los colegios no están jugando un papel en los rebrotes que están viviendo muchos países. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La reapertura de los colegios en septiembre causó un auténtico quebradero de cabeza a las autoridades sanitarias y a los Gobiernos, preocupados por el impacto que podría tener en los rebrotes la propagación del coronavirus entre los niños. 

El desconocimiento sobre cómo afectaba el virus a los más pequeños aumentó la incertidumbre en torno a la vuelta al colegio, que en otros países ya se había efectuado con resultados diferentes.

Los estudios que confirmaban que los niños se contagian igual que los adultos, el miedo a que la temporada de gripe coincidiera con la segunda ola de coronavirus y la dificultad de identificar a los casos positivos no hizo más que aumentar la presión sobre la seguridad de la vuelta al colegio. 

Más de dos meses después, los datos recogidos a nivel mundial revelan que las escuelas pueden abrir con seguridad con las medidas adecuadas y que la transmisión entre alumnos no está siendo un factor en los nuevos rebrotes, según asegura una revisión realizada por Nature. 

"Lo que se necesita para la vuelta al colegio es tenerle respeto al virus y tomárselo en serio", advertía Quique Bassat, pediatra e investigador ICREA en ISGlobal, en una entrevista publicada en Business Insider España en la que reivindicaba que la opinión de educadores y pediatras es que los alumnos debían volver a las aulas para continuar con la educación de forma presencial y que esto podía hacerse de forma segura. 

La respuesta de las células T dura hasta 6 meses después de la infección con COVID-19, según un nuevo estudio

El tiempo le ha dado razón y esta confirmación podría ser determinante ahora que España se prepara para un posible confinamiento domiciliario. Algunas comunidades autónomas han empezado ya a plantear la posibilidad y, aunque el Gobierno denegó la solicitud de Asturias, se sabe que trabaja en un borrador que articule el marco jurídico para que esta medida pueda darse. 

Por lo que se conoce, el nuevo confinamiento domiciliario sería más flexible que el de marzo y, entre otras consideraciones, permitiría que los colegios siguieran abiertos para garantizar que los alumnos puedan continuar con la educación presencial. 

En ese sentido, sería un modelo similar a lo que ha ocurrido en Francia, que ha decretado el confinamiento en casa, pero mantiene escuelas y parques abiertos para los niños. "Tenemos el deber de mantener abiertas nuestras escuelas, el futuro de nuestra juventud y, por tanto, de nuestro país, está en juego", aseguró el ministro de Educación, según recoge eldiario.es

Reino Unido utilizará inteligencia artificial para hacer seguimiento de los posibles efectos secundarios de las vacunas

Las cifras exculpan a los colegios de los rebrotes 

Vincent West/ Reuters

Los datos recogidos a nivel mundial han demostrado anteriormente que las escuelas pueden reabrir con seguridad cuando la transmisión comunitaria es baja

Sin embargo, incluso en los lugares donde las infecciones comunitarias estaban en aumento, los brotes en las escuelas eran poco comunes, particularmente cuando se tomaban precauciones para reducir la transmisión, asegura Nature

Más de 65.000 escuelas en Italia reabrieron en septiembre, mientras el número de casos aumentaba en la comunidad. Pero solo 1.212 campus habían experimentado brotes cuatro semanas después y en el 93% de los casos, solo se informó de una infección. 

Disparidad, distancia y duración: las 'tres D' que usa esta epidemióloga para evaluar el riesgo de las actividades cotidianas para el COVID-19

Los datos sobre los brotes en las escuelas de Inglaterra también han demostrado que los adultos fueron a menudo los primeros en infectarse. La mayoría de los 30 brotes escolares confirmados en junio implicaron una transmisión entre los adultos que conformaban el personal y solo dos implicaron una propagación de estudiante a estudiante.

En España, el primer mes de clases terminó con un porcentaje de centros afectados o cerrados por casos relacionados con coronavirus que no llegaba a alcanzar el 1%. "Se confirma que los colegios son un lugar seguro", aseguró la ministra de Educación, Isabel Celaá, a finales de septiembre, tal y como recoge Nius.

Científicos del MIT diseñan un modelo de inteligencia artificial que detecta si eres un caso asintomático a partir de una grabación de tu tos

Por qué las aulas no están siendo determinantes en los rebrotes 

Sergio Perez/Reuters

Los investigadores sospechan que una de las razones por las que las escuelas no se han convertido en focos de infección de COVID-19 es que los niños —especialmente los menores de 12 a 14 años— son menos susceptibles a la infección que los adultos, según un metaanálisis de estudios de prevalencia

Bassat es cauteloso a la hora de establecer si la edad de los menores influye en su susceptibilidad al virus. "Hay varios estudios que aseguran que los menores de 10 años se contagian menos", reconoce. 

En Islandia, un equipo de investigadores analizó al 6% de la población del país para detectar el coronavirus. De los más de 848 niños que respondieron a una invitación para participar en una parte del estudio, el equipo no encontró infecciones por coronavirus en niños menores de 10 años, incluso con los colegios y guarderías abiertos en ese momento. 

En esta misma línea, un estudio del 80% de la población del pueblo italiano de Vó encontró que ningún niño de 10 años o menos contrajo el virus allí, aunque al menos 13 de ellos convivían con miembros de la familia infectados.

Científicos descubren por qué hay personas contagiadas de coronavirus que nunca tienen síntomas

Además,  una vez infectados, los niños pequeños tienen menos probabilidades de transmitir el virus a otros, asegura Walter Haas, un epidemiólogo de enfermedades infecciosas del Instituto Robert Koch de Berlín, a Nature. 

La explicación a por qué pueden tener menos probabilidades de transmitirlo no está clara. "En un primer momento se pensó que los menores tenían menos carga viral, pero estamos viendo que realmente es parecida", explica Bassat, 

De hecho, una investigación asegura que los niños infectados tenían un nivel significativamente más alto de virus en sus vías respiratorias que los adultos hospitalizados en las UCI para el tratamiento del COVID-19 y advierte de que "el riesgo de contagio es mayor con una alta carga viral". 

Bassat aventura una posible causa de la menor capacidad de transmisión de los niños. "Probablemente tenga que ver con la capacidad de expresar clínicamente la enfermedad", señala. Es decir, hay síntomas de la enfermedad, como la tos, que aumentan las posibilidades de contagiar a otra persona. Los menores tienden a ser asintomáticos, por lo que esto podría reducir su capacidad de contagio. 

La revisión de Nature recoge esa misma hipótesis, señalando que en un estudio realizado en Reino Unido con niños de 2 a 15 años, hasta el 50% de los niños infectados no desarrollaron ningún síntoma. 

Vacunarte contra la gripe podría reducirte el riesgo de contraer COVID-19, según sugieren los primeros datos

"El potencial de transmisión aumenta" con la edad, y los adolescentes tienen las mismas probabilidades de transmitir el virus que los adultos, asegura Haas. 

"Puede tener cierta lógica en el sentido de que el cuerpo de un adolescente es más parecido al de un adulto", aventuraba Bassat sobre ese fenómeno. 

Por eso, los adolescentes y los maestros deberían ser el centro de las medidas de mitigación, como el uso de mascarillas o la vuelta a las clases online cuando surjan rebrotes en la comunidad es alta, recomienda Haas. 

A pesar de que el escenario general es positivo, los expertos advierten de que los datos pueden estar sesgados debido a que el alto número de asintomáticos puede estar haciendo que se escapen casos entre los menores y que no se conoce exactamente qué papel juegan los niños en la transmisión, puesto que la vuelta al colegio se ha producido con muchas medidas de restricción. 

De hecho, un estudio previo a la apertura de las aulas ya advertía: "Si las escuelas se reabrieran completamente sin las precauciones necesarias, es probable que los niños desempeñen un papel más importante en esta pandemia". 

LEER TAMBIÉN: Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

LEER TAMBIÉN: Soy una de las voluntarias del ensayo de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson en España: así lo estoy viviendo desde dentro

LEER TAMBIÉN: 7 señales de que has pasado el coronavirus y no lo sabías

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música

    Más:

  1. Coronavirus
  2. España
  3. Enfermedades
  4. Educación
  5. Niños