El próximo 21 de diciembre Júpiter y Saturno estarán alineados, ¿se trata de la Estrella de Belén?

reyes magos

Getty Images

El próximo 21 de diciembre, coincidiendo con el solsticio de Invierno, Júpiter y Saturno estarán en conjunción, contemplándose en el cielo como un punto de luz superbrillante.

Las alineación de planetas no es algo tan insólito, este fenómeno astronómico ocurre más o menos cada 20 años. Pero la gran conjunción del próximo lunes tiene algunos elementos que la hacen más especial.

Por un lado, la distancia entre ambos planteas será realmente escasa, separados por una décima de grado, una distancia menor del diámetro de una luna llena. Esto no solo hará que aparezcan en el cielo como si fueran un único punto realmente luminoso. Según los expertos, Júpiter y Saturno no estaban así de cerca y brillantes desde hace 8 siglos.

Por otro lado, muchos astrónomos han querido ver en este fenómeno la famosa estrella que condujo a los Reyes Magos hasta Belén. Poder verla este inicio de navidades, tras 800 años, sin duda harían que este 2020 tuviera algo de ilusión, aunque sea al final.

Pero, ¿realmente se trata del mismo acontecimiento que alumbró el nacimiento de Jesús? Algunos hechos apuntan a que la historia tiene algo menos de magia, como describe Eric M. Vanden Eykel, profesor de religión y experto en literatura cristiana, en un artículo en The Conversation.

Un símbolo  para hablar de la venida de un nuevo líder más que un fenómeno astronómico real

"... unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando '¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y hemos venido a adorarlo'? (...) Ellos después de oír al rey [Herodes], se pusieron en camino y, de pronto, la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño".

Así recoge el evangelio de San Mateo la historia de la estrella de Belén y los Reyes Magos, el único texto en el que aparecen estos elementos.

reyes magosreyes magos
Getty Images

Desde entonces muchos astrónomos han querido ver en el fenómenos que describió Mateo, un evento astronómico real, apuntando en ocasiones a una conjunción planetaria. En concreto una rara alineación de Júpiter, Saturno y Venus o un eclipse de Júpiter dentro de la constelación de Ares, como afirmó el astrónomo Michael R. Molnar. Incluso el famoso Johannes Kepler así lo creyó en el siglo XVII.

Y ahora el jarro de agua fría. Como argumenta Vanden Eykel existen al menos 2 problemas fácilmente identificables que hacen difícil creer que la estrella de Belén realmente existió.

Cómo ver la Estrella de Belén, el extraño fenómeno astronómico que podrá verse esta Navidad tras 800 años

"El primero es que los eruditos no están seguros exactamente de cuándo nació Jesús. La fecha tradicional de su nacimiento puede diferir hasta seis años", explica el profesor. Por lo que el fenómeno ocurrido en aquel momento podría no haber coincidido con el nacimiento real.

El segundo, "es que los eventos astronómicos mensurables y predecibles ocurren con relativa frecuencia. La búsqueda para descubrir qué hecho, si es que hubo alguno, pudo haber tenido Mateo en mente es, por lo tanto, complicado", añade.

Por otro lado, siguiendo lo que dice el texto, la estrella marca un camino un tanto peculiar.

"Mateo dice que los magos vienen a Jerusalén 'desde Oriente'. Luego, la estrella los lleva a Belén, al sur de Jerusalén. Por tanto, la estrella hace un giro brusco a la izquierda. Y los astrónomos estarán de acuerdo en que las estrellas no hacen giros bruscos", analiza.

De ahí que la interpretación del experto en literatura cristiana sea ver la estrella de Belén como un recurso literario con el que simbolizar la llegada de un nuevo líder. Y es que la estrella como alegoría de una figura de poder es algo frecuente en los textos literarios. Entre los ejemplos más conocidos,  el llamado "Sidus Iulium" o "Cometa de César", un cometa que apareció unos meses después del asesinato de Julio César en el 44 a. C. símbolo de que el emperador se había convertido en un dios.

Sea o no real, el próximo 21 de diciembre en el cielo podrá contemplarse un fenómeno astronómico bastante inusual, un evento especial con el que dar la bienvenida al invierno y la Navidad, sea o no la estrella de Belén.

LEER TAMBIÉN: El espectacular vídeo de Júpiter que la sonda Juno de la NASA ha grabado durante su misión

LEER TAMBIÉN: 75 frases cortas y originales para felicitar la Navidad por WhatsApp

LEER TAMBIÉN: Las mejores películas románticas de Navidad que puedes ver en Netflix, HBO o Prime Video

VER AHORA: Tiempo para el 'rally' de Navidad en bolsa: los expertos dudan de si las alzas de noviembre pueden dificultar las subidas de final de año en los índices