Pasar al contenido principal

Connecting Visions, la startup española que le ha dado la vuelta a la consultoría tradicional y ya ha seducido a Santander, Repsol o Ferrovial: "Queremos ser el 'personal shopper' de la consultoría"

Sofia Medem y Gonzaga Avello, fundadores de Connecting Visions.
Sofia Medem y Gonzaga Avello, fundadores de Connecting Visions. Connecting Visions

  • Connecting Visions presta servicio a pymes y grandes empresas que necesitan dar un paso adelante en la digitalización de su compañía, conectándolos con un ecosistema de más de 330 freelance y 80 empresas de servicios y tecnología.
  • Su objetivo es reinventar el modelo tradicional de consultoría ofreciendo a los clientes el acceso al talento que quieran escoger sin depender de una consultora en concreto.
  • Entre sus clientes cuentan con varias empresas del Ibex 35, como Santander y Ferrovial.
  • La startup española fue fundada hace 2 años por Sofia Medem y Gonzaga Avello y cerró 2019 con una facturación de 700.000 euros, cifra que esperan superar este año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La startup de española de consultoría Connecting Visions se dedica a resolver retos digitales de terceras empresas conectándolos con un ecosistema de expertos.

Sus fundadores, Sofia Medem y Gonzaga Avello, vieron muchos 'puntos de dolor' en la consultoría tradicional, como la dificultad que supone para una empresa contratar estos servicios, ya que hay muchas diferencias de precio y una gran cantidad de opciones donde elegir en el mercado.

"Enfrentarte a una compra tan técnica cuando no eres experto es complicadísimo, algo que parece muy sencillo en otros sectores como en la moda con la figura del personal shopper o en los seguros con el bróker", explica Medem en una entrevista con Business Insider España. "Era un problema que creíamos que podíamos resolver, al igual que el concepto de que es un servicio caro". Otro de los asuntos que quisieron cambiar fue que en consultoría a veces "parece que te dan gato por liebre". "Ocurre que el perfil sénior te vende el proyecto, pero luego lo lleva a cabo alguien más júnior, porque tienen que colocar a toda la plantilla", explica.

Con esta idea, quisieron hacer entender a las empresas que el acceso al talento es más importante que la propiedad. Para ello, crearon hace 2 años un ecosistema abierto de talento y tecnología que ya cuenta con más de 330 freelance y más de 80 empresas. "Queremos entender cuál es el problema del cliente para ser así el personal shopper de la consultoría".

Encontrar al mejor profesional en función del problema del cliente

En un proceso que dura menos de 10 días, Connecting Visions acompaña a sus clientes para ayudarles en su digitalización, orienta, busca y propone distintos proveedores para que el cliente escoja el que más le guste, supervise el proyecto y se haga responsable de la solución. 

Dentro de su connecting market, la startup lanza el proyecto del cliente a toda la gente que forma parte del ecosistema de expertos y estos se lo pueden "pedir" de manera virtual. Entonces, se les pide que justifiquen por qué se consideran los adecuados para resolver dicho proyecto y, a partir de ahí, se pasa un filtro y se le ofrecen al cliente de 2 a 3 opciones dentro de su presupuesto. Además, la startup se hace responsable de cambiar en menos de 15 días las opciones que ha ofrecido en caso de que estas finalmente no le encajen al cliente. 

"Con nosotros, el cliente puede elegir los recursos estén donde estén. Hay que encontrar al mejor profesional en función de cuál sea el reto o el problema del cliente", apunta. 

En su cartera de clientes cuentan con varias empresas del Ibex 35, como Ferrovial, Repsol o el Banco Santander. Con este último se estrenó desarrollando un Customer Center, un espacio en el que se escucha a los clientes y obtiene sus opiniones para mejorar sus servicios, crear nuevos productos o lanzar campañas.

Además, recientemente acaban de ganar un concurso para startups del Banco Santander que premian los 20 mejores proyectos de emprendedores de 10 países frente al COVID-19, por su propuesta para reducir el desempleo y ayudar a impulsar el trabajo por cuenta propia.

Connecting Visions apuesta por los freelance y los trabajos por proyecto. Además, la startup impulsa la contratación de personas mayores de 45 años que, según explican, tienen más experiencia que los perfiles más jóvenes en partes concretas del proyecto como la organización, la cultura de la empresa o identificar los KPI del negocio.

Leer más: Las 18 startups lideradas por mujeres que no deberías perder de vista, según las inversoras españolas más relevantes del panorama nacional

Desde su inicio, este equipo de 8 personas ha resuelto 38 retos de unos 25 clientes. 

Sus dos fundadores aportaron el capital inicial de 30.000 euros y en 2019 cerraron en torno a los 700.000 euros de facturación. Este año superarán esta cifra y esperan acabar en un millón si el último trimestre se da bien. "Tendría que haber sido un año para cerrar en 1,5 millones de euros, pero el coronavirus frenó esto".

Para impulsar su crecimiento, Connecting Visions ha puesto en marcha una ronda de financiación que quiere cerrar antes de final de año. 

Y además