Pasar al contenido principal

Por qué son tan caros los diamantes de chocolate

  • Es la joya que más está irrumpiendo en las alfombras rojas de todo el mundo, dándole frescura y carácter a su portador.
  • Tras un cambio de nombre la relevancia y el valor de estos diamantes se multiplicó.
  • La mina de la que se extraen los "diamantes de chocolate" se está quedando sin ellos, pero eso no ha parado la demanda.

Esta es la transcripción del vídeo.

Rihanna lució un collar de 130.000 dólares de Chocolate Diamond en los Grammy de 2019. Y este pendiente de Chocolate Diamonds que a J-Lo le gusta pedir prestado: poco más de 16.000 dólares. Pero no hace mucho tiempo, cuando los diamantes marrones no pisaban una alfombra roja, se vendían por precios seis veces menores de lo que lo hacen hoy en día. Entonces, ¿Qué ha cambiado?

¿Por qué son tan caros los diamantes de chocolate?

Los diamantes adquieren su color por la forma en la que se crean, e incluso cuando es un elemento extraño el que se forma el cuerpo de carbono. Como el boro, que da a los diamantes un hermoso tono azul, o si da la casualidad que ha estado cerca de una fuente natural de radiación, le hará parecer más verdoso. Cualquiera que sea la razón, los diamantes son un arcoíris de colores brillantes y hermosos, y luego están los diamantes marrones.

Durante siglos, los diamantes marrones fueron muy baratos. Solían ser los de baja calidad y tenían muchas imperfecciones, de modo que los joyeros no los querían, especialmente cuando podían usar diamantes más brillantes de color rosa, azul o amarillo. En cambio, los diamantes marrones se utilizaron como herramientas para perforar rocas y cortar vidrio.

Pero en 1986, la mina de Argyle abrió sus puertas. Hoy en día, produce más diamantes que cualquier otra mina en el mundo, la mayoría de ellos son diamantes marrones. Y aunque se ha dicho que la calidad de las piedras de Argyle no está a la altura de su producción, las empresas han sabido encontrar un mercado. Una empresa en particular es Le Vian Corp.

Eddie LeVian: Encontramos que estos hermosos diamantes de un marrón natural y elegante estaba saliendo de la mina de Argyle de Australia, y que eran muy poco apreciados.

Narrador: Este es Eddie LeVian. Es el CEO de LeVian Corp. LeVian registró la marca Chocolate Diamonds en 2000, lo que le dio un monopolio en el mercado de estos diamantes, en particular, llamados diamantes marrones. Poco después de este cambio de marca, Chocolate Diamonds despegó. Las búsquedas en Google de “chocolate diamond” pasaron de un virtual cero en 2007 a 400.000 en 2014. Y cuanto más populares se volvían, más valor ganaban.

Eddie LeVian: El precio de los “diamantes de chocolate” se han triplicado en este periodo de tiempo.

Narrador: En los años 80 y 90, los diamantes marrones con calidad de gema valían alrededor de 1.500 dólares el quilate, pero ahora muchos se venden ya por hasta 10.000 dólares el quilate. Y el precio de las piedras más grandes ha aumentado aún más, hasta 25 veces, Le Vian no es la única empresa que ha intentado cambiar el nombre de los diamantes marrones. Joyeros como Zales lo han llamado con otros nombres como Champagne, Cognac y Cappuccino, pero ha sido “Chocolate” el nombre que se ha impuesto. Dado su éxito, le preguntamos a Eddie cómo surgió el nombre.

Leer más: Los millennnials millonarios están creando nuevas tendencias y símbolos de estatus: 7 formas en las que están redefiniendo el mundo del lujo

Eddie LeVian: Con la palabra “chocolate” mucha gente piensa: “Oh, sí, porque son marrones, así que pusieron chocolate”, pero la realidad es que un amigo mío, Bill Furman, que solía venir todos los días después del trabajo a visitarme, siempre me traía chocolates artesanales y siempre me hablaba de las propiedades especiales del chocolate, de sus beneficios para la salud, de cómo es un afrodisíaco, y empecé a entender cómo los locos del chocolate son unos locos de este alimento. Así que cuando hicimos el branding de “Chocolate Diamonds”, lo que queríamos realmente era conectar con la pasión que la gente tiene, la obsesión que la gente tiene con el chocolate.

Narrador: Le Vian dice que sólo el cuatro por ciento de los diamantes marrones cumplen sus requisitos. El diamante necesita tener una forma específica, entre el C-4 y C-6 en la escala de color de la industria. Sería un poco más chocolate con leche que chocolate negro. Una vez que las piedras correctas estén listas, es hora de hacer joyas, lo que aumenta el coste total. Para verlo más de cerca, visitamos la empresa de joyería Suna Bros en Nueva York.

Jon King: Hace muchos años, los talladores de diamantes empezaron a experimentar con diferentes formas de tallar las facetas de estos diamantes que no parecían demasiado oscuras, y que permitían que la luz penetrara y reflejara, lo que les daba todas estas maravillosas sensaciones.

Narrador: Pero Chocolate Diamonds puede que en el futuro sean más difícil de conseguir. Se ha hablado de que la mina de Argyle se está quedando sin diamantes. Sin embargo, John no cree que eso se interponga en el camino de su creciente popularidad.

Jon King: Parecería que incluso que cuando en Argyle no se pueda seguir practicando la minería, se han sentado las bases y el interés en una amplia gama de diamantes de colores existe, y ciertamente esto acabará incorporando a los diamantes marrones y probablemente acaben creciendo más.

Y además