Pasar al contenido principal

Las consecuencias del cambio climático, según la ONU: cifras récord de temperaturas, el PIB cae en países en desarrollo y más

Una manifestación contra el cambio climático en Alemania
Getty Images
  • Un nuevo informe del equipo de científicos de Naciones Unidas alerta de que el cambio climático está sucediendo más rápido de lo previsto.
  • Los expertos instan a ser cinco veces más ambiciosos para limitar el aumento de temperatura a 1,5 ºC.
  • Te contamos las claves del nuevo informe sobre el impacto del cambio climático presentado en la Cumbre del Clima.

La lucha contra el cambio climático toma esta semana, y desde el pasado viernes, las calles de todo el mundo, coincidiendo con la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas. A la comunidad internacional le quedan tan sólo 15 meses para cumplir con pactado en el Acuerdo de París de 2015. Un momento que los científicos han aprovechado para llamar la atención sobre unas cifras récord que ha marcado el calentamiento global y enfatizar que los objetivos para luchar contra el calentamiento global deberían ser 5 veces más ambiciosos. 

El nuevo informe elaborado por The United in Science alerta de que el periodo de 2015-2019 es el más cálido de la historia y que la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera ha alcanzado niveles nunca vistos.

Los efectos del cambio climático se están acelerando y, “en los últimos cuatro años, la temperatura media ha sido la más alta de la historia en algunas áreas de Estados Unidos, el este de Sudamérica, la mayor parte de Europa y Oriente Medio, norte de Asia, Australia y algunas zonas de África al sur del Sahara”, recoge el estudio

Leer más: Alemania destinará 54.000 millones de euros para luchar contra el cambio climático

Así es que para cumplir con el objetivo de limitar la subida de temperatura global a 2ºC, las políticas para reducir las emisiones de carbono deberían triplicarse, y deberían multiplicarse por cinco para alinearse con el límite de 1,5ºC, según el equipo de científicos que ha elaborado la investigación.

Todo ello desencadenará una serie de consecuencias catastróficas para el planeta si no se toman medidas para remediarlo. El cambio climático, apunta el documento, implica una presión adicional para la tierra y su capacidad para producir alimentos, agua y mantener el estado de bienestar.

Los efectos del cambio climático no sólo serán más fuertes y virulentos si no que se están notando antes de lo previsto. Así, el equipo de científicos insta a poner en marcha políticas ambiciosas en descarbonización, en la protección de los sumideros de carbono y un mayor esfuerzo por eliminar el CO2 de la atmósfera. 

“Para parar el crecimiento de temperatura en 2ºC por encima de los niveles preindustriales, necesitamos ser tres veces más ambiciosos. Y para limitar esta subida a 1,5ºC, debemos ser cinco veces más ambiciosos”, señaló en un comunicado el profesor Petteri Taalas, secretario general de WMO y codirector del Equipo Científico Asesor de la Cumbre de las Naciones Unidas.

Estas son las advertencias del nuevo informe elaborado por el grupo de científicos de United in Science de las Naciones Unidas:

El PIB de los países en vías de desarrollo está cayendo por el aumento de las temperaturas

Marcha por el clima Brasil
Protestantes en la Marcha por el Clima que está teniendo lugar en Río de Janeiro Reuters

Y sí, los efectos del cambio climático se dejan notar también a nivel económico. Los datos del Fondo Monetario Internacional recogen que para un país en vías de desarrollo con unos ingresos medio-bajos y una temperatura media de 25 ºC, el impacto de una subida de temperatura de 1ºC sería de una caída en su crecimiento del 1,2%.

El informe señala que los países que se prevé que sus economías se verán más afectadas por un aumento de la temperatura representaron un 20% del Producto Interior Bruto global en 2016. Sin embargo, estos países acogen al 60% de la población global y se espera que aumente hasta un 75% a finales del siglo. 
 

Sube el nivel de mar a un ritmo nunca visto

Amsterdam

Entre mayo de 2014 y 2019 el nivel del mar subió a un ritmo de 5 milímetros al año. Una cifra por encima de los 4 milímetros del periodo de 2007-2016 y de los 3,2 milímetros de que había contabilizado desde 1993. 

Este ritmo acelerado en la subida del nivel del mar se atribuye al calentamiento de los océanos y al pronunciado deshielo que está teniendo lugar en Groenlandia y en el oeste de la Antártica.
 

Y continúa la acidificación de los océanos

Coral en el mar

A su vez, también ha aumentado hasta un 26% la acidificación de los océanos desde el inicio de la era industrial, un proceso que responde a la absorción de CO2 por parte de estos y que causa daño a la vida marina. 

Disminuye la masa de hielo

Glaciar
Nathan Yang/Unsplash

La extensión de hielo en el Ártico durante el verano, se ha reducido un 12% cada década en el periodo entre 1979 y 2018. Pero además, fue entre 2015 y 2019 cuando se registró una menor masa de hielo en invierno. En paralelo, la reducción de hielo en los glaciares es más alta que en cualquier otro periodo tanto en el Ártico como en el Antártico, según revela el informe.  

Leer más: Patagonia, Lush o Ben&Jerrys han decidido cerrar para unirse a la huelga mundial por el clima: aquí tienes las empresas que secundan la marcha

También Groenlandia ha sufrido una aceleración en la pérdida de hielo desde el principio del milenio. El documento alerta de los efectos que un deshielo más acelerado de lo previsto pueden tener sobre la subida del nivel del mar. “Cómo hemos visto este año con efecto trágico en las Bahamas y Mozambique, la subida del nivel del mar y las tormentas tropicales intensas han terminado en catástrofes humanitarias y económicas”.

Y se evidencia el aumento de las catástrofes naturales

Incendios en el Amazonas
REUTERS/Ueslei Marcelino

De nuevo, el periodo entre 2015 y 2019 ha contemplado las mayores y más mortales olas de calor, alcanzando múltiples récords históricos nacionales. Tanto es así que en verano de 2019 hemos asistido a incendios sin precedentes en la zona del Ártico y la cantidad de emisiones de CO2 de esta catástrofe supera a la de todo el periodo entre 2010 y 2018 en la misma zona. El documento también se refiere, como era de esperar, a los incendios del Amazonas de este agosto.

Las tormentas tropicales adquieren mayor virulencia. El pasado 2018 fue el año con más tormentas tropicales en lo que va de siglo y en 2017, la temporada de tormentas fue una de las más devastadoras.

Las emisiones de gases de efecto invernadero se encuentran en el punto de no retorno

Emisiones C02
Getty Images

Si las emisiones de CO2 procedentes de la quema de combustibles fósiles continúa creciendo a un ritmo de un 1% anual alcanzaremos un nuevo récord, señala el informe. Tanto es así que en 2018 las emisiones de carbono crecieron un 2% y alcanzaron el récord de 37.000 millones de toneladas de CO2. Las estimaciones apuntan a que se alcanzará la misma cifra en 2019.

Y aunque es cierto que las renovables han vivido un impulso pero el grueso de la producción energética procede, todavía, de combustibles fósiles y su uso, al calor del alza de la demanda energética, continúa aumentando. El documento insta a detener el consumo de combustibles fósiles en favor de una energía verde.

Y todo ello conduce a un aumento de la inseguridad alimentaria

Sequía
Getty Images

Este nuevo escenario, cambiante y extremo, es uno de los factores que ha propiciado que hayan aumentado las hambrunas en todo el mundo, después de lo que había sido un largo periodo a la baja. El clima afecta a la disponibilidad de alimentos ya que la agricultura se ve directamente impactada por los periodos de sequía. África, América Central, Brasil, El Caribe o Australia son algunas de las zonas en las que han aumentado las épocas de sequía en los últimos años. 

Y además