Los estrenos simultáneos en cines y plataformas no están exentos de consecuencias negativas: en los últimos meses se han hecho más evidentes que nunca

Dune

 Warner Bros. Entertainment

Los estrenos simultáneos en cines y plataformas han dejado de ser una cuestión anecdótica impulsada por distribuidoras pequeñas para proyectos independientes. 

La pandemia logró lo que parecía imposible: que las majors se animasen a probar estas fórmulas por una cuestión de necesidad, dejando en manos de los espectadores la decisión de ver una película en una butaca o en su sofá desde (o poco después) del día del estreno. 

La rigidez del sistema anterior era evidente. Resultaba anacrónico para las demandas de inmediatez de la sociedad digital. Pero al nuevo modelo le falta mucho ensayo y, sobre todo, probar su eficacia. O, al menos, demostrar que las ventajas superan a los inconvenientes. 

La realidad es que, con cada estreno desafiando las ventanas, las contraindicaciones se han hecho más evidentes. Muchos piensan que aquello a lo que internet parecía poner remedio (las limitaciones de la exhibición) podría acabar matando al paciente (la industria cinematográfica tal y como la conocíamos). 

Los distintos modelos de estreno simultáneo (que en la jerga de la industria se conocen como day and date) y el acortamiento de las ventanas fueron desde el auge de internet el Voldemort particular del sector. ¿El motivo? Que su planteamiento colisionaba frontalmente con los períodos de exclusividad comercial por los que, de forma lineal y sucesiva, transitaba un título desde su estreno (cines, alquiler, televisiones de pago, plataformas y televisión en abierto). 

Nadie parecía cuestionar una fórmula, de probada eficacia, que permitía conseguir los mayores márgenes para amortizar y ganar dinero con un producto tan costoso y de tanto riesgo. Para muchos el estreno simultáneo se convirtió, primero, en una salida de emergencia durante la pandemia. Pero con la desescalada aparecen cada vez más integrados en la rutina de estrenos y en la mente del consumidor.

¿Cómo llegarán las películas al público tras la pandemia? Estas cinco tendencias marcarán el destino de las ventanas de distribución

Si las majors se están devanando los sesos para encontrar viabilidad económica introduciendo y/o adelantando internet en la ecuación es porque la nueva normalidad no termina de llegar. La vacunación de la población, aunque rápida, no ha erradicado el virus ni tampoco la cautela a la hora de compartir espacios públicos. 

Volver a la situación anterior parece cada vez más lejano. Y hay un problema añadido: los nuevos modelos, aunque prometedores, están demasiado verdes como para ser rentables. Más allá de casos puntuales, las películas no están recaudando lo que deberían cuando se quita la exclusividad a los cines. 

Pero el dinero no es el único problema. Los estrenos simultáneos y el acortamiento de las ventanas han venido cargados de inconvenientes que las compañías, de momento, no saben cómo solucionar. 

Las estrellas de Hollywood no compran la nueva fórmula 

Scarlett Johansson en 'La Viuda Negra'

Marvel Studios / Disney

Con los modelos híbridos y el acortamiento de las ventanas, la recaudación ha descendido. Para las estrellas que la taquilla se contraiga supone decir adiós a una parte importante de su salario: el que cobran en forma de porcentaje sobre dicha recaudación. 

Darle menos vida en exclusiva en los cines a la película o permitir que coexista con otras explotaciones comerciales reduce la rentabilidad comercial de los títulos en las salas, que es donde se gana dinero de verdad. 

Cines, majors, actores y actrices. Todos pierden

La demanda de Scarlett Johansson contra Disney por haber estrenado en Premier Access Viuda Negra probablemente no será la única. Los estudios ya están buscando nuevos modelos de contrato y fórmulas de compensación para que las estrellas accedan a participar en proyectos con modelos alternativos de distribución.

Lo que sea para evitar que las caras que atraen el interés en un título pongan problemas. 

La piratería

Los estrenos simultáneos en una plataforma digital han hecho resucitar a un viejo fantasma: las descargas ilegales

Ahora, además, ya no hablamos de grabaciones de mala calidad, sino de auténticas copias de sustitución que, gracias a la mejora sustancial de la tecnología, están disponibles en tiempo récord

Los exhibidores fueron contundentes al asegurar que la caída en la segunda semana de Viuda Negra (tras lograr una buena apertura el fin de semana de estreno) es el perfecto ejemplo de las consecuencias negativas de colocar la copia en internet tan pronto. 

La pérdida de relevancia de las salas entre determinadas demografías

Con los estrenos simultáneos en la mente del espectador se ha destruido una barrera psicológica: que determinados títulos solo se pueden ver primero en cines. 

Además, muchos de los estrenos más anticipados se han aplazado, lo que ha reducido la oferta de los títulos más comerciales y, por extensión, ha erosionado todavía más el hábito de asistencia al cine de un público clave para las salas: el espectador puntual

Los datos de los estrenos más recientes marcan otra tendencia interesante. El problema del theatrical no está en las audiencias más jóvenes (una demografía clave en el éxito de títulos como Godzilla vs King Kong o de F9) sino en el público más adulto y en las familias, dos grupos para los que la posibilidad de ver un título en el hogar ofrece más ventajas que exponerse al contagio en una sala de cine. 

Las películas no tienen tiempo de construir el boca a boca 

Una de las cosas que garantizaba el modelo de explotación comercial tradicional era la notoriedad de los títulos. Las campañas de marketing que acompañaban a los estrenos se encargaban de generar recuerdo y de impulsar las expectativas.

Ahora los estrenos tienen varios escollos en el camino. 

En primer lugar, la revisión a la baja de las campañas de marketing, que se han reajustado para una circulación de copias menor. En el caso de los estrenos simultáneos, la multiplicación del mensaje (en cines o en plataforma) tampoco genera la urgencia de acudir en masa a las salas.

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Los estrenos, además, no solo pelean contra la competencia, sino también contra toda la oferta que está al alcance de las plataformas de streaming

Las alternativas de ocio se han multiplicado exponencialmente y cada vez menos títulos son capaces de generar ese mensaje de la cita ineludible. Esto, unido al acortamiento de la vida comercial de los títulos, que se ven reemplazados rápidamente por otro estreno, hacen que muchos de ellos pasen sin pena ni gloria. 

La incertidumbre se ha instaurado en donde antes solo existía inercia. Tal vez el futuro que aguarda a Hollywood tendrá un poco de ambas. 

Otros artículos interesantes:

Pegarse maratones de series puede perjudicar seriamente tu salud: descubre cuáles son sus efectos negativos y cómo mantenerlos a raya

¿Te desespera que tu plataforma de streaming no recuerde el capítulo por el que vas, se cuelgue o fallen los subtítulos? La experiencia de usuario ya es tan importante para estos servicios como el contenido

El último rugido de Amazon: los 6 puntos clave de la compra de la mítica Metro Goldwyn Mayer

Te recomendamos

Y además