Que las colas en el control de seguridad del aeropuerto no te hagan perder el vuelo: estos consejos pueden agilizarte ese proceso, según Aena

Pasajeros haciendo cola para facturar maletas en el aeropuerto de Gatwick, Londres.
Pasajeros haciendo cola para facturar maletas en el aeropuerto de Gatwick, Londres.
Gareth Fuller/PA Images via Getty Images

A raíz de los problemas de congestión que están sufriendo aeropuertos de todo el mundo por el retorno de los viajes –y, en algunos casos, la escasez de recursos y personalse están viendo colas más largas e incluso algunos pasajeros llegan a perder sus vuelos.

Por un lado, los aeropuertos y las aerolíneas con poco personal de todo el mundo se enfrentan en la actualidad a una gran cantidad de viajeros. 

Las aerolíneas recuperarán los niveles prepandemia este verano con 212 millones de asientos programados

En España, los aeropuertos de la red de Aena cerraron marzo con una recuperación del 78,1% del tráfico de 2019 y registran más de 15,5 millones de pasajeros. Esta cifra es un 387,1% superior que la de marzo de 2021.

Uno de los problemas que se han visto en estas últimas semanas  es el de las colas en los controles de pasaportes que gestiona la Policía Nacional. El presidente del gestor aeroportuario manifestó esta semana que Aena está en conversaciones con el Ministerio del Interior y el Gobierno para que se minimicen estos episodios.

Aunque como pasajero no siempre esté todo en tus manos, hay otro proceso de tu viaje en avión en el que sin duda puedes contribuir para llegar a tiempo a tu vuelo: el control de seguridad.

Pasar por ese trámite es posiblemente una de las partes más estresantes de la experiencia en un aeropuerto, y es exponencialmente peor si se llega tarde. 

Fuentes de Aena señalan a Business Insider España que la única forma de agilizar y facilitar el paso por el control de seguridad es siguiendo las recomendaciones establecidas. 

Si quieres atravesar este caos lo antes posible, asegúrate de no cometer ninguno de estos errores comunes.

Vuelas en horas punta

Aunque no siempre es posible volar en las horas y días menos populares, la mejor manera de asegurarse que habrá menos personas es intentar reservar durante estas franjas horarias siempre que se pueda. Es decir, tratar de evitar viajar entre las 16:00 y las 20:00 de los viernes y los domingos. 

Mientras que los viajes en verano pueden hacer que las colas de seguridad sean muy largas, volar durante las temporadas bajas puede ser una experiencia más relajada.

Según señala Aena a este medio, todos los aeropuertos tienen una programación diaria de vuelos (la web de Aena tiene un apartado que se llama Infovuelos donde los pasajeros pueden consultar todos los vuelos programados a diario) que puede ayudarte a predecir mejor los tiempos de espera

Gracias a ello es posible conocer en qué franja horaria operan más vuelos y, por lo tanto, el momento en el que podrían concentrarse más pasajeros. Esto también permite al aeropuerto hacer un constante seguimiento para que los efectivos que se encuentran ubicados en estos controles y los tiempos de paso sean acordes a la afluencia de viajeros. 

"Lo que no podemos saber es cuándo va a llegar un pasajero a este control. Puede haber pasajeros más precavidos que prefieran ir con mucho tiempo de antelación para comprar en las tiendas, tomarse un café o simplemente viajar más tranquilos y puede haber otros que prefieran apurar e ir a última hora", señalan desde la compañía.

Además, apuntan, cuentan con controles de seguridad específicos para familias, ya que normalmente viajar con niños supone llevar un equipaje menos ligero.

Estate al tanto de las normas

Las colas de seguridad son a menudo caóticas, pero conocer las reglas puede ayudarte a pasar por el proceso rápidamente de la mejor manera posible. 

"No son medidas establecidas por antojo, sino que se trata de normas impuestas a nivel europeo y que son de obligatorio cumplimiento", indican desde Aena.

Por un lado, asegúrate de que tu equipaje no contenga artículos prohibidos como armas de fuego, objetos punzantes o inflamables.

Además, nada más llegar deberías empezar a quitarte la chaqueta y los zapatos (suele ser necesario si llevas botas o botines). Vacía también en la bandeja tus bolsillos en el caso de que lleves ahí tu móvil o monedas, entre otros artículos.

Este es también el momento de sacar tus dispositivos electrónicos del equipaje de mano y, dependiendo del aeropuerto, separar el portátil de su funda para que puedan ser inspeccionados de manera individual.

En cuanto a los líquidos, es por todos bien sabido que deben ir guardados en una bolsa de plástico transparente y no superar los 100 mililitros por envase individual (ni superar el litro en total), pero siempre hay algún despistado que tendrá que ver cómo le requisan ese perfume que acaba de estrenar por superar los límites establecidos.

No estás haciendo la maleta correctamente

En algunos casos, la forma de hacer la maleta puede llamar la atención de los agentes y que se alargue aún más este trámite.

Si tienes objetos en tu maleta que podrían parecer un artefacto explosivo, como rizadores de pelo o cargadores especiales, es recomendable que los pongas por separado o los dejes en la parte de arriba para que estén a mano si te piden revisar tu equipaje. 

Por otro lado, es recomendable que coloques tanto los dispositivos electrónicos como los líquidos en un compartimento de fácil acceso para que sea sencillo tanto sacarlos como volver a colocarlos, al igual que tus documentos de identidad. 

Tu 'outfit' en el aeropuerto te está haciendo perder el tiempo

Hay algunas prendas que pueden ralentizarte en la cola de seguridad del aeropuerto. Ejemplo de ello son las chaquetas voluminosas, los zapatos con cordones, las pulseras o cadenas metálicas o los accesorios para el pelo.

Una buena recomendación es utilizar ropa deportiva, no solo por la comodidad durante el vuelo, sino por aligerar el trámite del control de seguridad, ya que no necesitas ni cinturones ni quitarte los zapatos, entre otros problemas que suelen ralentizar el proceso.

Eliges la fila equivocada

Podría parecer que todas las colas de seguridad caóticas son iguales, pero en realidad no es así. 

Nada más llegar al control, echa un vistazo a la zona antes de ponerte en una fila. Así podrás ver cómo de rápido avanza cada uno de ellas y, sobre todo, fijarte en cuántos agentes hay por cada puesto.

Además, si eliges la cola más cercana a la fila prioritaria puedes tener la suerte de que te dejen pasar si no hay pasajeros con pase prioritario en ese momento.

No dejes de ser amable si vas con prisas

Empezando porque siempre debes ser educado y respetuoso con la gente, si estás en un momento tenso, como puede ser estar a punto de perder un vuelo, no subestimes el poder de la amabilidad y de pedir ayuda. 

El personal de seguridad está facultado para acelerar el paso por la línea de seguridad según su propio criterio, y a menudo se acomodará a los que se encuentran en un apuro de tiempo si lo ven posible. Así que mantén la calma y sé respetuoso si tienes prisa, ya que podría ayudar.

"Lo que no está permitido bajo ningún concepto es saltarse el control de seguridad por llegar con el tiempo justo, en esto no hay excepciones. Las compañías aéreas recomiendan unos tiempos para que el pasajero llegue adecuadamente a coger su vuelo en caso de cualquier imprevisto", aseguran desde Aena.

Tratar con respeto a los que te rodean y a las personas que te ayudan en el proceso es fundamental, tanto si tienes prisa por pasar por seguridad como si no.  

En definitiva, las medidas de seguridad son cada día más minuciosas y, si bien es cierto que no podemos hacer nada por evitarlo, sí que podemos hacer que el paso por el control de seguridad a la puerta de embarque sea más cómodo.

Otros artículos interesantes:

Los elevados precios del queroseno incrementan el coste de la recuperación del sector aéreo

El impacto de la pandemia en el sector aéreo: 6 gráficos que demuestran que ya se nota la recuperación tras los peores meses de la historia

El sector aéreo superará el número de vuelos prepandemia este invierno, aunque sigue situando la recuperación en 2023

Te recomendamos