Cómo combatir los pies y tobillos hinchados en verano

Cómo combatir los pies y tobillos hinchados

GettyImages

  • Con la llegada de las altas temperaturas es habitual que muchas personas experimenten hinchazón en piernas, pies o tobillos, consecuencia normalmente de la retención de líquidos.
  • Ciertos cambios en el estilo de vida pueden ayudarte a prevenirlo, pero si ya sufres este incómodo efecto, elevar las piernas o darte duchas frías son algunos de los consejos que puedes poner en práctica para aliviarlo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con el verano no solo llega el calor y con este las ganas de vacaciones y piscina. Uno de los síntomas más comunes del efecto de las altas temperaturas en el cuerpo es la hinchazón de pies y tobillos. Conocida en medicina como edema periférico, esta desagradable sintomatología se debe a la "retención de líquidos"

"Es una sintomatología por lo general banal y muy frecuente. Sin embargo, puede afectar con una mayor intensidad a personas que presentan ciertos grados de insuficiencia venosa (varices) o insuficiencia linfática (linfedema) o ambas. Es muy común que ambas afecciones tengan un gran componente hereditario y constitucional", explica en El Mundo Juan Manuel Fontcuberta, jefe del Servicio de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela (Madrid).

La retención de líquidos viene provocada por un desequilibrio entre el agua que se almacena en el interior de las células y en su exterior. Cuando se "rompe" esta armonía se produce un exceso de líquido atrapado en los tejidos del cuerpo, lo que se traduce en un abultamiento de piernas, manos, pies o tobillos, las zonas más frecuentes donde se suele dar.

Retener líquidos y sentir tus extremidades posteriores hinchadas es más frecuente en verano, ya que el aumento de la temperatura hace que los vasos sanguíneos se dilaten y que parte del líquido que contienen puede escaparse más fácilmente al exterior, como explica en este artículo la endocrina Myriam Belmar. 

El calor no es el único factor por el que puedes sufrir estos efectos en tu cuerpo. La inactividad física, estar mucho tiempo sentado o inmóvil, una mala alimentación rica en sal o el exceso de peso también pueden desencadenar la hinchazón de estas zonas.

El edema de las piernas a su vez puede indicar el inicio de un problema que requiere de atención médica.

"Determinadas enfermedades endocrinas como "el hipotiroidismo, enfermedades renales o cardiacas, enfermedades que provocan una pérdida de proteinas de la sangre (hipoalbuminemia) y efectos secundarios de determinados medicamentos", son afecciones también vinculadas, según el doctor Fontcuberta.

Puede ser por tanto recomendable consultar a un médico cuando esta hinchazón se prolonga demasiado en el tiempo, o aumenta de manera repentina.

Cómo prevenir la hinchazón de las piernas en verano

Puede que frente a las altas temperaturas que trae el verano no tengas mucho que hacer. Pero, como has visto, otros factores que también favorecen este abultamiento de tus pies y tobillos puede remediarse con ciertos cambios de estilo de vida.

Una forma de prevenirlo es intentar mantener tu peso estable. Ya que "a menos peso, menos retención de líquidos y, como consecuencia de ello, disminuirá la presión sobre los músculos y articulaciones", asegura Sonia Cibrián, médico de familia especialista en nutrición a Elle.

Ayudará mucho el mantenerse activo y hacer algo de ejercicio. Correr, caminar, pasear en bicicleta parar lograr mejorar la circulación sanguínea y linfática son algunos de los deportes que recomiendan desde la clínica de podologia y biomecánica Podoactiva.

Si no te ves saliendo a la calle con este calor, puedes prevenir la hinchazón de piernas y pies con ejercicios fáciles de hacer desde casa o incluso en el trabajo, entre los que se incluyen subir escaleras, hacer sentadillas o dar saltos (cinco series de 10 segundos cada una), aconseja Sergio Daza, director de Salud de Zagros Sports Puerta de Europa (Madrid) a El Mundo.

Cuidar tu alimentación comiendo alimentos frescos y una dieta pobre en sal, será conveniente, pues el exceso de sodio favorece la retención de líquidos.

Consejos para aliviarlo

Para mejorar la circulación y el flujo linfático, nada mejor que el ejercicio. "Una caminata breve y algunos movimientos sencillos y rítmicos de las piernas pueden aliviar la hinchazón", remarca Fontcuberta.

También ayudará, elevar las extremidades al final del día durante al menos unos 20 minutos, como recomiendan desde la clínica especializada. Para hacerlo realmente efectivo, lo mejor es tumbarse en la cama y asegurarse de que las piernas quedan por encima del tórax.

Es conveniente evitar prendas muy ajustada, incluyendo medias, calcetines o calzado, ya que dificulta el retorno venoso. Lo mismo que pasar mucho tiempo con las piernas cruzadas.

Masajear las piernas, —comenzando por los dedos de los pies e ir ascendiendo por el tobillo hasta las ingles— y darte duchas frías no solo mejorará los síntomas de la hinchazón, además te ayudará a soportar mejor el calor.

LEER TAMBIÉN: Causas por las que retienes líquidos y cómo remediarlo

LEER TAMBIÉN: Las 6 mejores infusiones contra la retención de líquidos

LEER TAMBIÉN: Si estás embarazada estas son las infusiones que puedes tomar sin riesgos, según los expertos

VER AHORA: Clubhouse desata la guerra de los audios: todas las claves de la exclusiva aplicación que te permite conversar con famosos y expertos