Un virólogo que estudia cómo se propagan las enfermedades por el aire comparte sus consejos para evitar contagios durante la pandemia del coronavirus

The path along Cherry Creek in Denver, Colorado as a statewide stay-at-home order remains in effect, Saturday, April 4, 2020.
The path along Cherry Creek in Denver, Colorado as a statewide stay-at-home order remains in effect, Saturday, April 4, 2020.
AP Photo/David Zalubowski

AP Photo/David Zalubowski

  • Todavía hay mucho que no se sabe sobre el nuevo coronavirus y cómo se transmite de persona a persona, aunque el virólogo y epidemiólogo Don Milton tiene un par de claves que aclarar.
  • Asegura que "no es inconcebible" que se pueda contraer el virus por cruzarse con alguien por la calle, pero está mucho más preocupado por entrar en contacto con los compradores del supermercado, por ejemplo.
  • Milton se desmarca parcialmente de las tesis de la OMS en lo relativo a las mascarillas protectoras, pues él sí recomienda su uso: especialmente cuando se va a un lugar transitado como un transporte público o un supermercado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El virólogo y epidemiólogo Don Milton lleva toda su vida estudiando la propagación de los virus por el aire. Ahora tiene que vivir esta dispersión en directo y en primera persona, caminando por las calles de una Washington DC donde lleva años residiendo, pero que nunca había estado tan desierta. Se trata, claro, de los primeros síntomas que el COVID-19 está causando en cada rincón de los Estados Unidos.

Milton es, a día de hoy, uno de los únicos transeúntes en la ciudad, algo impensable hace unas semanas. "Las casas están un poco separadas, y hay pequeños parques corriendo por el vecindario —comenta por teléfono a Business Insider—. Puedo salir a caminar y no tener que preocuparme demasiado por la exposición a las personas".

Leer más: Signaturit, la startup española que permite firmar a distancia documentos a empresas y autónomos sin necesidad de escanearlos ni imprimirlos, dispara su negocio con el confinamiento

Doctor y profesor de salud ambiental en la Universidad de Maryland, Milton está especializado en transmisión de virus como este COVID-19. A sus ojos todavía hay mucho por descubrir sobre las cualidades y posibles transmisiones del nuevo coronavirus, pero no descarta que se pueda contagiar simplemente por pasear en la calle.

Las tesis de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugieren que el COVID-19 no se contagia por el aire —razón por la que llaman a la distancia de seguridad y no obligan a usar mascarillas protectoras—, algo en lo que Milton no está convencido. Si el organismo recomienda margen de unos 2 metros de seguridad, Milton indica que no existe suficiente evidencia para asegurar que el coronavirus no viaje por vía aérea.

Leer más: La primera oleada de coronavirus ya ha superado el pico pero dejará más de 19.000 muertos en España antes de agosto, según un nuevo estudio

Entiende, sin embargo, que la regla de los 2 metros podría ser suficiente para protegerse de las partículas pululantes, aunque prefiere no jugársela y mantenerse al margen de cualquier persona. Al menos hasta que haya estudios más concluyentes.La fruta y la verdura no son transmisores del coronavirus, pero las tiendas donde se venden sí podrían serlo.

La fruta y la verdura no son transmisores del coronavirus, pero las tiendas donde se venden sí podrían serlo

Un carrito de la compra lleno de verduras en Singapur.Un carrito de la compra lleno de verduras en Singapur.
Un carrito de la compra lleno de verduras en Singapur.
Reuters/Edgar Su

Reuters/Edgar Su

Milton, quien tiene más de 65 años, pertenece al grupo más vulnerable a la enfermedad. La precaución le obliga a mantenerse alejado por completo de las compras, por lo que pide a familiares y vecinos más jóvenes que hagan la compra por él. También se asegura de llenar el congelador en caso de que los alimentos perecederos se pongan malos y así evitar viajes innecesarios.

Leer más: Amazon planea crear una sección exclusiva para que los sanitarios puedan comprar mascarillas, gel desinfectante y batas en toda Europa

Cuando le entregan sus bolsas del supermercado, lo primero que hace es lavar todos los envases. "Sobre todo productos importados, como la lechuga y las cosas que sabemos que han viajado bastante", indica. "Lo lavo con un poco de agua oxigenada, lo dejo un minuto y lo enjuago. No uso lejía, que es mucho más tóxica".

A pesar de las precauciones, él mismo admite que la mayoría de las infecciones parecen transmitirse por contacto cercano entre personas, no por alimentos u objetos, pero más vale prevenir que curar —al menos hasta que se tenga más información al respecto—.

"La verdad que soy bastante exagerado", admite sobre cómo limpia sus lechugas. "Lo que me preocupa de verdad es la tienda, sobre todo en lo que respecta a los empleados, que están allí expuestos a todos nosotros. Debería instaurarse, siempre que se pueda, que al ir a una tienda tengas que llevar una mascarilla para evitar infectar a las personas que trabajan allí".

Leer más: La OMS insiste en que las mascarillas no servirán para detener la pandemia y desaconseja su uso generalizado por miedo a que los sanitarios se queden sin ellas

Precisamente, estos trabajadores, así como el personal hospitalario, son uno de los grupos más expuestos al virus por la cantidad de personas con las que se relacionan al día. Otro es el de los transportistas.

En Nueva York, al menos 33 empleados de la MTA que trabajaban en los autobuses y trenes subterráneos han muerto por el coronavirus hasta la fecha. Más de 1.000 de sus compañeros han dado positivo y las cifras en la Gran Manzana no dejan de crecer día tras día.

"Es difícil mantener la distancia —aseguró la semana pasada el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo—, cuando eres un conductor de autobús o de tren".

El uso de mascarillas está recomendado como preventivo y en el cara a cara, pero no es infalible

Reuters

El Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) recomienda desde este viernes usar protección facial para salir a la calle. Mascarillas cuando sea posible, sí, pero cualquier tipo de prensa que tape la boca y la nariz, como una bandana o una palestina, es mejor que tener estas zonas expuestas al aire libre.

Sugieren, no obstante, que los ciudadanos no compren mascarillas quirúrgicas en las farmacias para no desabastecer a los sanitarios, que la necesitan más. Es el mismo discurso que a día de hoy defiende la OMS, ampliamente criticada por la vía asiática no recomendar su uso extendido.

Leer más: El principal investigador chino contradice a la OMS y reabre el debate sobre la importancia de las mascarillas protectoras

La principal esperanza es que cubrirse la cara evite que asintomáticos y presintomáticos puedan propagar el virus, más que protegerse de él, aunque siempre es mejor que nada. La contraparte es que la investigación sobre máscaras caseras aún es escasa y algo desalentadora.

De ninguna manera es una solución perfecta, y los expertos en salud pública enfatizan que los revestimientos faciales deben ajustarse perfectamente, lavarse con frecuencia y retirarse con cuidado para evitar la propagación de más partículas de virus. Hasta que haya nuevos datos, Milton sugiere que, por lo pronto, "cuanto más distancia, mejor".

LEER TAMBIÉN: Cómo hacer una mascarilla efectiva en casa

LEER TAMBIÉN: 10 nuevos síntomas del coronavirus que podrías tener sin saberlo: desde malestar y mareos hasta problemas digestivos

LEER TAMBIÉN: 7 cosas que debes saber sobre Pibank: el nuevo banco online del grupo Pichincha

VER AHORA: Las acciones de Nvidia se han disparado un 31.000% desde su estreno en bolsa: cuánto habrías ganado exactamente si hubieras invertido 1.000 euros el primer día

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Estados Unidos
  3. Trending