Pasar al contenido principal

Consejos para mejorar tu ciberseguridad a la hora de pagar con tarjeta de crédito

Una chica utiliza una tarjeta de crédito para hacer compras online.
Getty Images
  • Los ciberataques son cada vez más frecuentes en el entorno digital actual y por eso es necesario que conozcas una serie de pautas que te ayuden a evitar ser parte de este fraude.
  • Las tarjetas de crédito son un instrumento bancario bastante común y que sirven para que tengas acceso a un préstamo sin grandes complicaciones con tu banco.
  • La ciberseguridad es vital para que tus tarjetas de crédito estén protegidas ante muchos grupos de hackers.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Más allá de tener una tarjeta de crédito para aprovecharse de las ventajas que puede ofrecer, hay que tener muy en cuenta las estafas que se producen con su utilización. Y es que los ciberataques son cada vez más frecuentes en el entorno digital actual. Por eso, es necesario que conozcas una serie de pautas que te ayuden a evitar ser parte de este fraude. 

Las tarjetas de crédito son un instrumento bancario bastante común y que sirven para que tengas acceso a un préstamo sin grandes complicaciones con tu banco. Con ellas puedes hacer todo tipo de compras tanto en tiendas físicas como en internet. Y es precisamente esta última actividad la que es más sensible es a recibir un ataque cibernético.

Leer más: 8 cosas que siempre conviene pagar con tarjeta de crédito

La ciberseguridad es vital para que tus tarjetas de crédito estén protegidas ante muchos grupos de hackers. Muchos de ellos, orientados a robar informaciones a bancos y compañías. Con todo, estos ciberataques se pueden producir a una escala menor. Por tanto, es vital seguir determinados consejos como medio de protección

He aquí algunos de los más relevantes y que te servirán para tener un mayor grado de protección ante ciberataques.

No realices conexiones públicas

Mujer con las manos en la cabeza frente al ordenador
GettyImages

La protección de tu tarjeta de crédito requiere que seas bastante precavido. Esa es la razón por la que nunca debes facilitar los datos de este instrumento para realizar compras u otras actividades en un ordenador de acceso público o con una conexión de WiFi abierto

Se trata de una de las maneras más habituales que tienen los piratas cibernéticos para robar todo tipo de información relacionada con tu plástico. Simplemente es extremar la prudencia sobre dónde puedes incluir esos datos.
 

No dar información en llamadas telefónicas o correos electrónicos

Un teleoperador atiende una llamada en un call center
Getty

Es otra máxima: nunca debes revelar información personal, financiera o de tu tarjeta de crédito en base a una solicitud por correo electrónico o una llamada telefónica que no esperes. Puede que los hackers estén al acecho y se hagan con tus datos para llevar a cabo el fraude que tienen planteado.

Verifica que tu proveedor de correo electrónico es de confianza y que se ha actualizado a los últimos parámetros. Mejor un nombre de email distinto en una plataforma contrastada que el que más te gustaría en una plataforma dudosa.

En Internet es recomendable utilizar tarjetas con un límite de consumo y plataformas de pagos del tipo Paypal para no dejar los datos de la tarjeta en muchos sitios.  Además, es útil dedicar una única tarjeta de crédito limitado solo para las compras por Internet y conservar una copia de las operaciones hasta que concluyan correctamente.

Asimismo, nunca debes compartir tus contraseñas, credenciales de inicio de sesión o detalles de la cuenta.
 

Evitar el Phishing

Un hacker en un cuarto oscuro.
Un hacker en un cuarto oscuro. Getty/South_agency

Para tener una mayor ciberseguridad de las tarjetas de crédito de un ataque es importante conocer qué herramientas utilizan los piratas informáticos. Una de ellas es el pishing, o robo de identidad. Se trata de un método en el que el hacker hace el envío de un correo electrónico falso haciéndose pasar por tu entidad bancaria y solicitando información de tu tarjeta

El procedimiento que utilizan incluye un enlace que te dirige a una página igual a la de tu banco, pero falsa, a fin de que te sientas confiado e ingreses tus datos de la tarjeta de crédito. Después usan esa información para sacar el dinero que tienes en la cuenta bancaria. 

Por eso, los bancos alertan a sus clientes que ellos nunca envían correos con enlaces externos o solicitando información personal.
 

La utilización de un buen antivirus

Antivirus para móvil
ALLVISIONN/ Getty Images

Puede parecer algo bastante simple, pero bastante eficaz. Aunque accedas desde tu ordenador personal puedes ser víctima de un hackeo de tu tarjeta de crédito. De esta manera, es importante que tengas un antivirus instalado y actualizado para actuar contra virus troyanos, con los que el atacante puede robar tus datos cuando hagas una compra con tu tarjeta de crédito.

A esto se le añade que tienes que evitar descargar contenido pirata o pinchar sobre anuncios publicitarios sospechosos ya que puedes descargar un virus en tu PC con el que quedes completamente expuesto a sufrir un ciberataque. 
 

Memorizar el código de seguridad (CCV)

Una pareja hace compras con su tarjeta de crédito.
Getty Images

El último punto que puedes considerar es que memorices el código de seguridad CCV de tu tarjeta de crédito y borrarlo de la tarjeta para que, en caso de extravío, no pueda utilizarse para compras por Internet.

Y además