Pasar al contenido principal

Los 4 consejos para preparar una entrevista de trabajo y dejar buena impresión en los reclutadores

Entrevista de trabajo
Gettyimages
  • Una buena preparación antes de la entrevista de trabajo les dejará más claro a los reclutadores que eres la persona que necesitan.
  • Transmite interés por esa empresa y demuestra las ganas que de trabajar allí.
  • Repasa tus puntos fuertes y enfatiza los que coincidan en las especificaciones de la oferta.
  • Practica tu postura corporal, la impresión cuenta mucho.

Las entrevistas de trabajo son el primer paso y el requisito indispensable para salir de la cola del paro y adentrarse en una nueva aventura laboral.

Tal y como está el panorama del empleo en la actualidad, es más que probable que hagas bastantes entrevistas, y aunque creas que con tu estupendo CV y experiencia es suficiente para pasarlas, los reclutadores de Recursos Humanos siempre van un paso más allá.

Leer más: 11 trucos para tener éxito en una entrevista de trabajo que te serán útiles a largo plazo

Conviene prepararse bien una entrevista de trabajo para demostrar que eres la persona que necesitan.

No hace falta estudiar como si te fueras a presentar mañana a la selectividad, pero sí es recomendable una ligera preparación para demostrar no solo tu valía, sino tu interés en trabajar en dicha empresa.

Repasa los puntos de la oferta de la entrevista de trabajo

Si ya te han llamado para el puesto, significa que has pasado una pequeña criba, pero necesitan confirmar más datos y comprobar qué les puedes aportar tú. Repasa de nuevo todos los puntos de la oferta de trabajo y revisa las aptitudes que más valoran, las tareas y funciones que quieren que realice el candidato seleccionado para resaltar estos asuntos cuando te pregunten. 

Demuestra que, además de que sabrías hacer a la perfección ese trabajo y cumples con las aptitudes de la oferta, también tienes otras capacidades de interés para desempeñar el puesto. 

Google, un aliado para que encuentres información útil

En Internet se puede encontrar prácticamente de todo, y los de RRHH de las empresas lo saben. De hecho, entidades expertas en reclutamiento de personal como Hays, recomiendan en sus consejos sobre entrevistas de trabajo el buscar algo de información sobre la empresa, pues seguro que te preguntarán.

Mujer joven delante del ordenador
Gettyimages

Conocer qué hace la compañía, cuál es su punto fuerte o saber las últimas noticias relevantes que hayan salido en prensa sobre ella denota interés por la empresa, un factor muy positivo de cara a los reclutadores.

De lo contrario parecerá que te da igual trabajar en esa o en cualquier otra empresa, y la indiferencia no es algo que guste. Sin embargo, un candidato decidido, informado y que desprende entusiasmo por entrar en esa empresa, deja huella.

Una imagen vale más que mil palabras

En una entrevista laboral puede que la imagen no sea todo, pero la mayoría de expertos en recursos humanos coinciden en que es un punto importante. Desde Hays explican que vestirte con tus mejores galas de cara al encuentro no es solo por dar una imagen más profesional, que también, sino que es una forma de tener más confianza en uno mismo.

Leer más: 5 tácticas efectivas para que te llamen para una entrevista de trabajo

¿A quién no le encanta verse espectacular antes de salir y sentirse que se va a comer el mundo? Pues esa confianza es positiva tenerla antes de la entrevista de trabajo, así desprenderás un aroma de autoconfianza muy seductor.

Practica tu pose para la entrevista de trabajo

Sí, la postura que adoptes en la entrevista dice más de ti de lo que tú crees, y los entrevistadores suelen estar muy puestos en eso de la comunicación no verbal. Así que el día de antes ponte delante del espejo, coge una silla y practica bien tu postura corporal.

Desde Page Personel, una prestigiosa empresa especializada en la selección de personal, inciden en la importancia de mirar a los ojos al entrevistador, pero sin parecer un psicópata.  Tienes que parecer interesante y empático, no mirar sin pestañear. Pero es importante la comunicación con los ojos, no evites su mirada.

También es recomendable sonreír de forma natural, tienen que ver que eres una persona simpática y agradable capaz de trabajar en equipo. Evita los tics nerviosos como tocarte el pelo, jugar con los anillos o el boli y siéntate un poco hacia el borde de la silla, así denotas más interés por lo que te cuenta el reclutador. Y por supuesto, siéntate recto, nada de estar apoyado en la mesa o en una pose demasiado relajada. 

Y, por supuesto, llega puntual e incluso algo antes. La puntualidad es una cualidad que gusta mucho en las entrevistas de trabajo y muestra verdadero interés en conseguir el puesto.

Y además