Pasar al contenido principal

Consejos y trucos para evitar mareos en el coche

Chica a punto de vomitar en el coche
chombosan/Getty Images

¿Te mareas en el coche cuando no ocupas el puesto del conductor? ¿Temes salir de viaje por carretera porque los niños suelen marearse? No te agobies, es una problema relativamente frecuente y tiene fácil solución.

Aunque hay personas más predispuestas que otras al mareo cinético, este suele ser frecuente en niños de entre 2 años (antes de esta edad su sistema nervioso central todavía es inmaduro) y 12 años (edad a partir de la cual la sensibilidad al mareo comienza a reducirse) y también en embarazadas.  También se da en personas mayores y se dice que las mujeres son más propensas especialmente durante el embarazo.

¿Por qué se produce el mareo?

La cinetosis, o mareo por movimiento se puede producir cuando viajamos en coche, avión, barco o cualquier otro medio de transporte. Este malestar se deben a que las informaciones que recibe nuestro cerebro no están equilibradas con los responsables del equilibrio, es decir, nuestros oídos.

Dicho de otro modo, el problema es que mientras tu te mantienes quieto se produce una disonancia entre lo que el cuerpo ve y lo que siente.

Los principales síntomas del mal del movimiento son palidez, sudores fríos, calor excesivo, nauseas y, en el peor de los casos, vómitos.

Son muchos los trucos para evitar marearse en el coche pero no todos los cuerpos reaccionan igual, por eso es básico conocer algunos de los más efectivos así como actitudes y actividades que no son nada recomendables.

Causas que aumentan el riesgo de mareo en el coche

  • Ir sentados en contra de la marcha. Excepto los bebés que viajan a contramarcha; los expertos aseguran que un bebé que nunca ha viajado de frente a la marcha no puede marearse porque su cerebro no conoce otra forma de viajar. Cuando vayas de frente, pon tu cuerpo lo más recto posible sobre el asiento; eso evitará que te muevas demasiado en las zonas de curvas.
  • Leer, utilizar el móvil o jugar a la consola. Si haces cualquier de estas actividades la información que recibe el cerebro de los distintos sentidos no concuerda y entonces el mareo no tarda en aparecer. Lo recomendable es mirar por la ventanilla y marcar un punto fijo en el horizonte, lo más lejano posible.
  • Carreteras con curvas o baches. Si planificas tu ruta con antelación podrás evitar las carreteras sinuosas y los puertos de montaña. Las curvas y las pendientes provocan más movimientos de la carrocería que, por consiguiente, llegan a nuestros organismo y pueden terminar provocando mareos. 
  • Beber alcohol. Los mareos producidos por el alcohol suelen multiplicarse con los movimientos del vehículo en el que viajas.
  • Comer mucho o no comer nada. Una digestión pesada puede provocar una sensación de malestar y activar los síntomas del mareo. Pero de la misma forma los estómagos vacíos pueden incrementar las náuseas o dolores de cabeza.
  • Exceso de calor. La sensación de calor debida a un exceso de ropa o una calefacción muy elevada aumentará las posibilidades de que sientas mareos o vómitos.
Chica en el coche
PXhere

Recomendaciones para evitar los síntomas del mareo cuando viajas

  • Viajar en el asiento delantero. En las plazas traseras se notan más los movimientos e inercias del coche, especialmente en aceleraciones y frenadas.
  • Sentarse siempre en el sentido de la marcha. Es más probable que, de no estar correctamente sentados en la dirección en la que va el coche tendamos a marearnos. 
  • Bajar las ventanillas para ventilar el habitáculo. Ventila bien el interior del coche; un ambiente despejado contribuirá a sufrir menos los síntomas del mareo.
  • Hacer paradas regulares. Tanto en viajes largos como cortos es recomendable hacer paradas. No sólo el conductor podrá estirar las piernas si no que también te permitirá a ti respirar aire fresco y poner el contador del mareo a cero.
  • Distraerse. Eso sí, recuerda, nada de leer. En su lugar puedes escuchar música o mantener una conversación, todo aquello que no te impida mirar al frente y llevar una posición cómoda, relajada y con la cabeza apoyada en el respaldo.
  • Hidratación. La ingesta de líquidos tales como agua o zumos será fundamental para prevenir los mareos al viajar en coche.

Y si además de estas actitudes, ingieres alguno de estos alimentos, no deberías de tener problema alguno.

  • Jengibre. La raíz del jengibre se utiliza tradicionalmente por sus propiedades antináuseas, aunque la EMA (Agencia Europea del Medicamento) recomienda su uso para prevenir la cinetósis en adultos, pero no en niños, por falta de datos. Su uso puede producir efectos adversos gastrointestinales leves.
  • Tomar un polo. Si comes un helado de hielo en el momento en que empiezas a notar los síntomas del mareo quizás puedas revertir el malestar. Según afirman Cocinatis la sensación de frío reconforta el estómago y pone fin a las sudores, nauseas...
  • Clavo de olor: se usa en la medicina tradicional India para los vómitos y los mareos. Ingiere media hora antes de emprender el viaje algunas gotas de su esencia disueltas en un vaso de agua, puedes endulzar con miel.
  • Albahaca: tiene propiedades gástricas y sedantes, trata mareos, vómitos y vértigo. Realiza una infusión con un puñado de hojas frescas por litro de agua y bebe dos tazas por día después de comer.

Y ya por último, el consejo fundamental es que el conductor del vehículo realice una conducción suave, sin frenazos ni aceleraciones bruscas. ¡Buen viaje!

Te puede interesar