Los 'filetes de carne' de laboratorio son ya una realidad gracias a la startup israelí Aleph Farms

Lisa Simpson filete

20th Century Fox Television/Gracie Films

  • La startup israelí Aleph Farms ha sido la responsable de crear el primer bistec de carne de laboratorio, a través de la bioimpresión en 3 dimensiones y células de vacas reales.
  • Hasta ahora, los filetes que se habían creado eran parecidos a los de las hamburguesas o la textura de las albóndigas, ambos compuestos de carne picada.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La carne roja ha sido una de las más investigadas en los laboratorios de producción de alimentos, ya que su consumo puede suponer un gran riesgo para el planeta Tierra, debido a las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de la propia industria alimentaria, lo que significa un 25% del total de emisiones a nivel global, según un estudio de la Asociación estadounidense para el avance de la ciencia (AAAS).

Además, este problema se agrava en España, líder en consumo de carne en toda la Unión Europea (UE), con una media que supera los 100 kilogramos de carne por persona al año, según la FAO, de las Naciones Unidas.

Sin embargo, si se atiende al último informe de consumo alimentario, del ministerio de Consumo, esta media desciende hasta los 46,19 kilogramos por persona, ya que el Ministerio no tiene en cuenta el consumo de carne fuera del hogar.

4 alimentos para fortalecer tu sistema inmunológico en el teletrabajo: legumbres, verduras, proteínas de alta calidad y frutos secos

Por ello, la creación de carne de laboratorio podría ser un gran avance para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero o dar respuesta a nuevos modelos de nutrición.

Esta ha sido la tarea de la startup israelí Aleph Farms, que ha creado el primer bistec de laboratorio, utilizando bioimpresoras 3D, además de células de vacas reales. Aquí, entonces, es cuando aparece la gran duda: ¿implica alguna ventaja la carne artificial respecto de la carne de origen animal?

Algunas cuestiones a tener en cuenta sobre la carne roja

El primer chuletón del mundo de carne de laboratorio.
El primer chuletón del mundo de carne de laboratorio.

Aleph Pharms Ltd.

Los científicos encargados de este hallazgo bautizaron a este tipo de carne como el "primer chuletón del mundo obtenido sin sacrificio", según informó Bloomberg. Fruto de la dificultad añadida de obtener este filete –que cuenta con los tendones y la grasa propia de la carne animal–, su precio actual ronda los 50 euros.

De todas formas, la startup aún se encuentra en ronda de inversión, por lo que el resultado final o comercial no se podrá ver hasta dentro de 3 o 4 años, por lo menos. 

Sin embargo, este hallazgo ya supone un hito revolucionario en el campo de la bioimpresión e incluso en el ámbito de la alimentación espacialen 2019, Aleph Farms cultivó células bovinas en la Estación Espacial Internacional–. 

Pero la pregunta a la que realmente se ha de hacer frente es si esta carne tiene algún beneficio respecto a la carne roja animal y si su producción es más viable para el medioambiente que la ganadería tradicional.

Según algunos y estudios y nutricionistas, el consumo de carne roja puede tener consecuencias negativas sobre la salud y aumentar, en consecuencia, el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, cáncer o diabetes.

A pesar de ello, muchos recomiendan un consumo moderado, ya que es una gran fuente de proteínas, de B12 y de hierro. En esta línea advirtió la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), que aconsejó no comer carnes rojas más de 2 veces por semana.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la carne creada en laboratorio se considera un alimento ultraprocesado, lo que puede implicar que, aunque cumpla con las propiedades nutricionales propias de la carne roja, puede no ser tan saludable para el ser humano.

Además, las diferentes ganaderías ayudan a que los hábitats naturales se mantenga en un círculo perfecto y sostenible, ya que facilitan el abono de los suelos y previenen el avance de matorrales que causen peligro de incendio.

Es decir, que lo más recomendable sería reducir el consumo de carne, como vienen advirtiendo muchas organizaciones, y realizar actividad física diaria, aparte del consumo diario de frutas y verduras. Si se cumple esto, a nadie le amarga un filete de carne de laboratorio.

Otros artículos interesantes:

El plan de Mosa Meat, la pionera del cultivo de carne, para que comas filetes de laboratorio en menos de 3 años

Consecuencias y retos del auge de la carne artificial

Así es el nuevo menú de British Airways elaborado por un chef con estrella Michelin