Pasar al contenido principal

Las bases de ERC arropan a Rufián y votan bloquear la investidura de Sánchez a menos que haya una mesa de diálogo con el Gobierno

El diputado de ERC, Gabriel Rufián, gesticula durante el intercambio de descalificaciones con el ministro de Exteriores, Josep Borrell
El diputado de ERC, Gabriel Rufián, gesticula durante el intercambio de descalificaciones con el ministro de Exteriores, Josep Borrell Reuters
  • El partido republicano llevó a consulta qué posición tomar en la mesa de negociación con el PSOE de cara a apoyar tácticamente su investidura.
  • Un amplio espectro de la militancia (94%) ha optado por no ceder terreno y mantener firme las líneas originales del partido.
  • La propia pregunta estaba pensanda para reforzar la imagen del partido, en una posición difícil.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las bases de ERC respaldan al partido y no apoyarán a Sánchez a menos que el Gobierno de España se pliegue a sus condiciones.

Según el censo del partido republicano, un total de 9.516 militantes tuvieron la opción de votar en la consulta hasta las 20.00 horas de este lunes. Finalmente, el 94% votó "sí" a la pregunta de si están de acuerdo con "rechazar la investidura" de Sánchez "si previamente no hay un acuerdo para abordar el conflicto político" catalán.

Ya no es abril, y nadie regala sus votos. Tampoco ERC, que decidió delegar su posición en la investidura a los militantes como una forma de sacudirse la presión que ejerce JxCat por un lado y el PSOE por el otro.

En política, navegar entre dos aguas puede ser peligroso. La dirección de Esquerra también lo sabe, por lo que usó a sus bases para descargarse y justificar su posición en la investidura. La propia pregunta era toda una declaración de intenciones:

"¿Estás de acuerdo con rechazar la investidura de Pedro Sánchez si previamente no hay un acuerdo para abordar el conflicto político con el Estado a través de una mesa de negociación?".

La propia sintaxis de la pregunta estaba más que pensaba. Nadie quería sorpresas. El objetivo era reforzarse de puertas para dentro, claro, pero también tomar el pulso de la militancia y, sobre todo, enviar un mensaje a los posibles socios.

El resultado no sorprende, y el uso del verbo "rechazar" desliza a Sánchez e Iglesias que no habrá ni un ápice de duda en bloquear la investidura, igual que se bloquearon los presupuestos. Lo mismo ocurre con la locución "conflicto político con el Estado", en clara referencia al punto 9 del preacuerdo firmado entre PSOE y Unidas Podemos donde se daba por hecho un "problema de convivencia" entre catalanes.

Rufián y Lastra, en la mesa de negociación

Por primera vez, republicanos y PSOE se sentarán a la mesa para acordar una abstención táctica. Por parte de ERC, participarán en el inminente proceso de acuerdo su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, así como la secretaria general adjunta, Marta Vilalta, y el presidente del Consell Nacional de los Republicanos, Josep Maria Jové.

En el caso de los socialistas se juntarán la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, así como una tercera voz, que podría ser el ministro de Fomento y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, o la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Y además