Consumir proteínas antes de dormir puede ayudarte a no engordar, pero siempre que hagas ejercicio

Una mujer con un perro en la cocina haciendo un batido de espinacas.
Getty
  • Cuando estás tratando de cuidar tu peso, una de las cuestiones que más preocupan es lo que comer antes de dormir para no engordar.
  • Varios estudios muestran que consumir proteínas antes de acostarte puede acelerar el metabolismo ayudando a la quema de grasas. Pero los resultados son más evidentes en deportistas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Qué comer durante la noche, especialmente antes de acostarse, es uno de los temas que más interés genera a la hora de cuidar el peso.

Mucho se ha dicho sobre los alimentos más recomendados y aquellos prohibidos en horas previas al sueño si se teme engordar.

De manera generalizada la ciencia apunta que lo recomendable es consumir una ingesta baja de calorías antes de dormir y hacerlo pronto en la noche, pues se ha visto que cenar demasiado tarde conlleva a una menor quema de grasas y tiene consecuencias metabólicas.

A este respecto, varios estudios han apuntado hacia las proteínas como uno de los mejores nutrientes a consumir durante la noche, frente a otros como carbohidratos, sobre todo simples, o grasas.

“Se sabe que a partir de las 19:00 h se reduce la capacidad de la insulina de metabolizar los hidratos de carbono y los azúcares, por lo que si consumimos una cena a base de pasta, arroz o pan, su efecto metabólico es peor que si consumimos estos alimentos en la comida o en el desayuno”, afirma a este respecto la nutricionista Amil López Viéitez a Alimente.

Frente a esto, las proteínas ayudan al cuerpo a regenerar músculo mientras descansas —lo que repercute, aunque a pequeña escala, en el metabolismo, acelerándolo — y parecen no impactar sobre la grasa abdominal. O dicho de otra manera no te engorda.

Comer proteínas en la noche no aumentará tu grasa abdominal, pero estos efectos podrían no ser así en las personas sedentarias

Así lo recoge una de las últimas investigaciones a este respecto. Publicada el pasado año en The Journal of Nutrition, el estudio remarca que comparado con el día, consumir proteínas antes de acostarse no parece alterar el metabolismo de la grasa visceral ni la quema general de grasas en el cuerpo.

Para ello, los investigadores analizaron a un total de 13 mujeres con una edad media de 22 años  que realizaban entrenamiento de resistencia. Divididas en 2 grupos, uno de ellos tomó un batido de proteínas a base de 30 gramos de caseína 30 minutos antes de entrenar y otro de placebo 30 minutos antes de irse a la cama. El otro grupo invertía el orden de consumo de los batidos. 

Los resultados indican de manera evidente que la ingesta proteíca antes de dormir "no reduce la lipólisis durante la noche y, por lo tanto, es probable que no produzca un aumento de la grasa abdominal subcutánea".

Otros estudios anteriores también han apuntado a cómo un consumo de proteína justo antes de acostarse favorece la estimulación de la hormona del crecimiento generando músculo y quemando grasas con ello. 

De manera similar un estudio de 2015 comparó el consumo de aperitivos a base de carbohidratos con los de proteínas antes de dormir, encontrando que el grupo de pacientes que ingerían las proteínas mejoró el metabolismo.

Asimismo, una investigación publicada en Nutrients constató que una ingesta de un aperitivo de unas 150 calorías puede ayudar al cuerpo a utilizar sus fuentes de proteína para crear músculo, al consumirse momentos previos a acostarse.

Aunque cabe advertir estas evidencias, como la investigación sobre mujeres, se centró en participantes que hacían ejercicio de manera regular. En ese caso, las voluntarias que consumieron los batidos llevaban a cabo entrenamientos de resistencia.

¿Sueles irte a la cama con hambre? Estos consejos te ayudarán a reducir el apetito durante la noche

A este respecto la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva indica que "la proteína de caseína (uno 30 o 40 gramos) antes de dormir puede aumentar de forma aguda la síntesis de proteína muscular y la tasa metabólica durante toda la noche ".

Aunque de nuevo se trata de una recomendación para atletas, especialmente para aquellos que entrenan temprano sin ingerir alimentos o por la noche después de la cena, como advierten desde Healhtline.

Sin embargo, estos beneficios del consumo de proteínas durante la noche podrían no ser tan efectivos en personas sedentarias o con problemas de sobrepreso, como apuntó una investigación también de 2015.

Por ello, si bien las proteínas pueden ser la mejor opción que consumir si sientes que el hambre te golpea antes de irte a la cama o durante la noche, si eres una persona poco activa o con exceso de peso, mejor cuidar la cantidad que ingieres. Y por supuesto, piensa en empezar a moverte, el ejercicio solo puede aportarte beneficios.

Otros artículos interesantes:

19 errores que cometes antes de irte a dormir y que perjudican tu descanso

Trucos para planificar y compaginar la dieta mediterránea con tu rutina diaria

5 trucos para adelgazar mientras duermes, avalados por la ciencia