'El consumo discreto': el nuevo paradigma económico surgido tras la pandemia y que podría crear ciudadanos más felices pero sociedades más desiguales

Mujeres de compras durante la pandemia del coronavirus

REUTERS/Sandra Sanders

  • El gasto medio por hogar disminuyó un 10,7% en 2020, hasta los 26.996 euros, con especiales caídas en restauración, ocio y vestimenta. 
  • Por contra, los únicos grupos donde aumentó el gasto medio por hogar fueron la alimentación y vivienda, lo que no hace sino constatar un nuevo rumbo en la forma de consumir y vivir.
  • Mientras unos expertos en economía detallan que aprovechar este nuevo devenir hacia un consumo discreto podría hacer una sociedad más feliz, otro hablan que está acrecentando las desigualdades.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El gasto medio por hogar en España disminuyó un 10,7% en 2020, hasta los 26.996 euros. Supone la mayor disminución desde que se inició la serie. En términos constantes, es decir, eliminando el efecto de los precios, el gasto medio por hogar disminuyó un 9,6%, según se desprende de la encuesta de presupuesto familiares de Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Si se atiende a los grupos analizados por el INE, la bajada se produce en prácticamente todo lo considerado bienes puramente materiales: restaurantes y hoteles reflejan una tasa anual negativa de 40,5%, le siguen ocio y cultura (- 31,9%), transporte ( -29,5%) y vestido y calzado ( -28,8%).Por contra, el gasto en alimentación creció un 6,8% y lo referente a vivienda (agua, electricidad, gas y otros combustibles) con un alza del 1,9%. 

Las familias aumentan su riqueza un 8,6% hasta marzo, mientras las empresas acumular 56.800 millones más de deuda que el año pasado

Esto que podría suponer la consecuencia obvia de un año marcado por el confinamiento y las restricciones de movimiento es, según los expertos, un nuevo devenir en la forma de consumir y, en definitiva, de vivir. 

De hecho, Pablo de la Rica, gerente de Retail knowledge de Asociación Española de Codificación Comercial (Aecoc) ponía a la salud y la sostenibilidad en el centro las estrategias del retail frente a las nuevas tendencias del consumidor. Como ejemplo, el experto apuntaba a las diferentes alianzas de los distribuidores con plataformas como Too Good to Go para combatir el desperdicio alimentario.

¿Comprar menos para ser más felices? 

El científico político Krzysztof Pelc es uno de los que sustenta esta idea anterior. El canadiense sostiene que si se limita la cantidad de cosas que se compra, se estaría ante una sociedad más feliz, que trabajaría menos horas y lo que es aún más importante: más equitativa, según analiza Business Insider en un reportaje. 

Pelc explica que ahora que la recuperación del gasto ha comenzado a pasar de los bienes a los servicios, podría ser el momento idóneo para cambiar costumbres. Así, el experto habla de que una ola de gasto más discreto por parte de los ciudadanos más ricos y un cambio macro de la compra de bienes a la compra de servicios podría implicar un mayor grado de bienestar. Eso sí, toda cara tiene su cruz. 

Cómo el consumo discreto puede acrecentar la desigualdad

Pobreza alimentaria

Reuters

Esta nueva forma de consumir conllevaría desterrar esa idea de comprar para reforzar la posición social, y por ende, implicaría el dejar a un lado marcas de renombre. En Estado Unidos, particularmente, el 1% ha gastado menos en bienes materiales desde 2007, escribió la académica Currid-Halkett, citando datos de la encuesta de gastos del Consumidor del país. 

En esta línea, la autora explica que era probable que durante la pandemia hubieran aumentado el consumo en educación y salud, pilares básicos de la sociedad actual. Al contrario de lo positivo que pueda parecer esto, el nuevo paradigma económico que abre camino perpetuaría nuevas desigualdades. 

"Esto ha expuesto enormes desigualdades y reproduce ciertas formas de privilegio", explicaba la experta. En concreto, los datos de inflación de ese mes mostraron que esas categorías se habían convertido en los bienes más caros durante las 2 primeras décadas del siglo XXI.

Otros artículos interesantes:

El encarecimiento de la vivienda acapara la mayor parte del presupuesto de las familias y resta fuerza a la recuperación del consumo, según la OCDE

Cuáles son las compras más caras que debes hacer, según tus ingresos anuales: sigue la regla del 1% de gasto

Los fabricantes de productos de consumo deberían invertir más de 9.000 millones de euros para afrontar la escasez de agua y evitar un impacto negativo 18 veces más caro, según los expertos