Los 'dedos de los pies COVID' no es la única inflamación en la piel de los pacientes de coronavirus: los contagiados de larga duración también sufren sarpullidos

A Jessica Bortz Schaap le salió un sarpullido en el cuello meses después de que tuviera síntomas de COVID-19.
A Jessica Bortz Schaap le salió un sarpullido en el cuello meses después de que tuviera síntomas de COVID-19.

Jessica Bortz Schaap

  • Algunos pacientes con coronavirus, en particular los que tienen síntomas duraderos, dicen sufrir problemas dermatológicos como urticaria, lesiones y erupciones escamosas.
  • El Hospital General de Massachusetts identificó problemas cutáneos en más de 300 pacientes con coronavirus de abril a agosto.
  • Los médicos sospechan que estos sarpullidos pueden ser el resultado de una inflamación persistente en el cuerpo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

Laura Romero pensó que el sarpullido que tenía en el brazo en septiembre era una reacción alérgica al detergente de la ropa. Pero su ubicación era desconcertante: el sarpullido sólo se concentraba en una zona cerca de su codo derecho. 

"Nunca había tenido un sarpullido así antes", dijo Romero, una joven de 28 años que vive cerca de San Antonio, Texas, a Business Insider. "Me picaba mucho y tenía pequeños bultos. Parecía un eccema, pero no tengo antecedentes de eccema".

Romero es una paciente con síntomas de larga duración. Le diagnosticaron COVID-19 el 17 de agosto, con síntomas como congestión, vómitos y dolores corporales. Todavía sufre de náuseas, dolores de cabeza y fatiga.

Al igual que Romero, muchos de estos pacientes dicen tener problemas dermatológicos como urticaria, lesiones y sarpullidos rojos y escamosos. A esto se añade el enrojecimiento e hinchazón de los pies, una condición que se ha ganado el apodo de "dedos de los pies COVID". A veces, estos problemas aparecen junto a los primeros síntomas; en otros casos, pueden pasar semanas o meses desde el diagnóstico hasta que los problemas de la piel comienzan a aparecer. 

Las infecciones leves de COVID-19 pueden afectar a los contagiados durante meses

De abril a agosto, los médicos del Hospital General de Massachusetts registraron más de 300 casos de pacientes de coronavirus que tenían problemas de piel..

El informe reveló que estos problemas duraban una media de 12 días. En el caso de "dedos de los pies COVID", la media era de 15 días, aunque 2 pacientes padecieron el síntoma durante más de 130 días. Las erupciones escamosas duraban alrededor de 20 días en los casos confirmados.

"Nuestros hallazgos revelan un subconjunto de pacientes con síntomas cutáneos de larga duración de COVID-19", dijo la Dra. Esther Freeman, directora de dermatología de salud global del hospital, en un comunicado.

Los contagiados de larga duración pueden ser propensos a tener problemas en la piel 

Romero dijo que su sarpullido ha persistido durante más de 7 semanas. Como auxiliar de cirugía, el sarpullido ha sido especialmente irritante para Romero, ya que su bata protectora roza con su piel. 

"Llegó un punto en el que me picaba mucho a lo largo del día", dijo. "Me salía llagas por rascarse tanto, lo que lo hacía más doloroso aún". 

Utilizar una loción para el eccema ayuda a aliviar algunas de las molestias, dijo, pero el enrojecimiento no desaparece.

Un eccema.
Un eccema.

PanLaos/Getty Images

En una encuesta realizada en agosto a casi 4.000 pacientes sintomáticos de COVID-19, sólo 36 dijeron que desarrollaron un sarpullido durante los primeros 10 días con síntomas. Pero en una encuesta realizada en julio a más de 1.500 pacientes con síntomas persistentes, 247 de ellos dijeron que habían tenido un sarpullido en algún momento de su enfermedad. Alrededor de 170 también dijeron que habían experimentado hinchazón en los dedos de los pies o en los pies, pero la condición se ha asociado con mayor frecuencia a los casos de COVID-19 que no muestran otros signos de la enfermedad.

"Muchos pacientes están desarrollando estas lesiones en los dedos de los pies mucho después de su infección, o son completamente asintomáticos, excepto en los dedos", dijo Freeman recientemente a AARP.

Una posible respuesta inflamatoria 

Jessica Bortz Schaap nunca dio positivo en coronavirus, pero tuvo muchos síntomas típicos del COVID-19 como fiebre, dolor de garganta, dificultad para respirar y fatiga. Su test resultó negativo, pero su médico cree que se le hizo la prueba demasiado pronto.

Para octubre, los síntomas de Schaap habían desaparecido en su mayoría, pero un extraño sarpullido apareció en su cuello.

"Parece casi como una quemadura de cigarrillo", dijo Schaap, una mujer de 42 años de Louisville, Kentucky, a Business Insider. 

Una posible explicación es que el coronavirus puede dañar directamente las células de la piel. Algunas investigaciones han indicado que el COVID-19 es una enfermedad vascular en lugar de respiratoria, lo que significa que puede extenderse a través de los vasos sanguíneos.

Pero los médicos tienen otra teoría de por qué se forman erupciones después de varias semanas o meses: muchos casos de larga duración probablemente se derivan de una respuesta inmunológica agresiva al virus, que puede desencadenar una inflamación persistente.

"La piel es un reflejo de la inflamación que podría estar ocurriendo dentro del cuerpo", dijo Freeman. "Animamos a los médicos que atienden a los pacientes con COVID-19 a que pregunten y evalúen cualquier síntoma en la piel".

Otros artículos interesantes:

"Crees que te has curado, pero vas a peor": doctores y pacientes explican los síntomas del coronavirus en la segunda semana

Cientos de pacientes de coronavirus se han unido ya a este 'campamento' virtual para tratar sus síntomas persistentes

Fauci dice que no se sabrá hasta dentro de "meses o más de un año" si los síntomas persistentes de COVID-19 en los jóvenes podrían llegar a ser enfermedades crónicas

Te recomendamos

Y además