Pasar al contenido principal

La contaminación en las ciudades puede aumentar la mortalidad por coronavirus en un 6%, y las minorías étnicas son las más vulnerables

Episodio de contaminación en Londres
Un turista pasea con el skyline de Londres de fondo durante un fuerte episodio de contaminación en la capital británica. Reuters

  • La contaminación en las ciudades puede aumentar la mortalidad por coronavirus, según un estudio de la Oficina Nacional de Estadística (ONS) británica recogido por El Mundo
  • España incumple desde hace 8 años los umbrales máximos de emisiones atmosféricas de amoníaco y es el único país en el que las emisiones no se han reducido desde 1990.
  • La contaminación impide el funcionamiento normal de los cilios, uno de los mecanismos de defensa del aparato respiratorio, según la ONS.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La contaminación en las ciudades puede aumentar la mortalidad por coronavirus, según un estudio de la Oficina Nacional de Estadística (ONS) británica recogido por El Mundo

En este sentido, un incremento de únicamente un microgramo por metro cúbico de partículas en suspensión se traduce en un aumento de la tasa de mortalidad del 6%.

La investigación, realizada a partir de los datos de 46.000 fallecimientos durante la pandemia en Inglaterra, ha concluido que el aumento de una sola unidad de dióxido de nitrógeno en la atmósfera se traduce en un aumento relativamente menor —del 2%— en la tasa de mortalidad del coronavirus.

Leer más: La contaminación aumenta en las capitales europeas al terminar el confinamiento y Budapest es el caso más sangrante

De la misma manera, otras investigaciones en Estados Unidos y en los Países Bajos han concluido que la contaminación puede disparar de un 8% a un 15% los casos de muerte por COVID-19.

Según El Mundo, esto podría explicar las altas tasas de mortalidad en ciudades como Madrid o Nueva York pero también en áreas metropolitanas como Lombardía.

No obstante, el informe no arroja conclusiones definitivas acerca de la relación entre la contaminación y la mortalidad del coronavirus, según la ONS.

Leer más: Bill Gates advierte que el impacto del cambio climático será peor que el coronavirus

Además, señala la necesidad de contrastar los datos con la información individual de cada paciente con el objetivo de determinar la posible existencia de precondiciones de salud y descartar otros factores.

Sin embargo, la mala calidad del aire puede explicar condicionalmente la desigualdad en la mortalidad del COVID-19 en las minorías étnicas, ya que son más vulnerables por vivir en las zonas más contaminada de las ciudades, según ha recogido El Mundo.

La investigación de la ONS también reveló que el 35% de las víctimas mortales padecían una enfermedad respiratoria o cardiovascular.

En este sentido, la contaminación impide el funcionamiento normal de los cilios, unas minúsculas proyecciones musculares parecidas a los cabellos que recubren las vías respiratorias y que son uno de los mecanismos de defensa del aparato respiratorio.

Leer más: La contaminación del aire reduce la esperanza de vida del ser humano en casi 2 años, según un nuevo estudio

Mientras que la mayoría de las grandes ciudades británicas están por encima de los máximos recomendados de NO2 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), España también incumple desde hace 8 años los umbrales máximos de emisiones atmosféricas de amoníaco, según El País.

De hecho, es el único país en el que las emisiones no se han reducido desde 1990.

"Si ya sabemos que la situación es mala en condiciones normales, ahora tenemos datos a favor para pensar que los habitantes que vivan en las ciudades con más contaminación se van a ver más afectados por la incidencia del coronavirus", ha explicado Isabel Urrutia, neumóloga y coordinadora del Área de Medio Ambiente de Separ, en el mes de abril como consecuencia de otra investigación que mostraba que los niveles elevados de dióxido de nitrógeno en el aire en regiones como Madrid pueden estar asociados con un alto número de muertes por coronavirus.

Y además