Las empresas pagarán la mitad a la Seguridad Social si contratan a trabajadores afectados por los nuevos ERTE: estas son las condiciones que deben cumplir

Trabajador de Seat en España
Reuters
  • El Gobierno continúa negociando con los agentes sociales y la patronal la implantación de los nuevos ERTE de carácter permanente, que vienen a sustituir a los actuales.
  • Una de las últimas medidas que se ha desvelado es la posibilidad de que las empresas paguen la mitad en concepto de cuotas a la Seguridad Social si contratan a trabajadores afectados por estos nuevos ERTE, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Gobierno continúa negociando con los agentes sociales, sindicatos y patronal la implantación de los nuevos ERTE de carácter permanente, que son los que van a sustituir a los actuales.

A lo largo de los últimos días se han dado a conocer diferentes medidas. Por ejemplo, que este nuevo mecanismo se denomina Red y que tiene la intención de completar a los actuales ERTE por fuerza mayor y causas económicas.

El Gobierno pretende que Red sea muy similar a los actuales ERTE, y que también sirva para flexibilizar el mercado laboral y mejorar la formación de los trabajadores para que puedan encontrar empleo.

Y estas no son las únicas características destacables de los nuevos ERTE. Según adelanta El Independiente, el Ejecutivo ha propuesto que las empresas que contraten a trabajadores afectados por esta situación obtengan bonificaciones del 50% en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.

Es decir, una empresa que se haga con los servicios de un profesional que se encuentre afectado por Red, pagará la mitad de la cotización de este empleado durante un total de 6 meses.

Eso sí, deben darse ciertas condiciones para que el empresario tenga derecho a beneficiarse de esta bonificación en las cuotas. 

La primera de ellas es que el trabajador tuviese un contrato indefinido en la empresa que se ha acogido al nuevo ERTE, que además debe ser de carácter estructural. 

Existe otro requisito que no se debe pasar por alto: la contratación se ha de producir cómo máximo 30 días después de que el profesional termine su labor en la empresa de origen.

Esta última exigencia es imprescindible, dado que sin ella no se podrá acceder al pago de la mitad de las cuotas por cotizaciones a la Seguridad Social.

No es necesario que el nuevo ERTE sea de los que afectan al total de la jornada laboral, basta con una reducción de la misma para que la empresa que vaya a contratar a este trabajador se beneficie.

Con este mecanismo, el Gobierno tiene la intención de flexibilizar el mercado de trabajo y fomentar la contratación de aquellos empleados que se encuentran en una situación delicada.

Estas medidas se están poniendo sobre la mesa de negociación de la reforma laboral. Hay que recordar que el Gobierno se ha comprometido a derogarla antes de que termine el año.

La aprobación de los nuevos ERTE también se recoge en el documento presentado a Bruselas para que España pueda acceder a los 70.000 millones de euros de ayuda que conceden los fondos europeos.

Otros artículos interesantes:

6 consejos para lidiar con compañeros de trabajo bordes y agresivos

Las 5 razones por las que no deberías ignorar a un reclutador cuando se pone en contacto contigo por LinkedIn

11 trabajos a tiempo parcial por los que pagan realmente bien

Te recomendamos

Y además