Los contratos 'exprés' de un día caen en picado en 2022: ¿Ya ha surtido efecto la penalización a los contratos súper reducidos de la reforma laboral?

Una camarera ofrece pinchos a los viandantes a la puerta de un restaurante de Madrid

Reuters

Desde que entró en vigor la nueva reforma laboral, el pasado 31 de diciembre, cada vez que una empresa da de baja un contrato que ha durado menos de 30 días, tiene que pagar una penalización de 26 euros por empleado dado de baja.

Es una de las fórmulas ideadas para ponerle coto a la elevada temporalidad que sufre el mercado laboral español. Y, según el Gobierno, ya está surtiendo efecto.

Los contratos exprés, de un día de duración, cayeron en picado en enero de 2022, justo después de que entrara en vigor la reforma laboral con la nueva penalización.

Entre 2017 y 2020, estos contratos hipercortos representaban de media el 38,4% del total de contratos firmados en enero. Un mes en el que, si la contratación aumenta, es en parte para cubrir la campaña de rebajas, con empleo temporal.

En 2022, en cambio, de casi un 40% han pasado a suponer un 29,5% de los contratos. Casi 9 puntos menos.

"Observamos una reducción considerable, de 10 puntos porcentuales, de los contratos de muy corta duración en enero tras la introducción del nuevo desincentivo", dijo el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en la presentación del avance de afiliación de febrero.

,

"La proporción de contratos de un día sobre el total de firmados en enero está en el 38,4% de media entre 2017 y 2020. En enero de 2022 es del 29,5%", añadió Escrivá.

El Ejecutivo atribuye esta caída a la penalización de 26 euros por cada baja de un contrato de duración inferior a los 30 días, que se incluyó en la reforma laboral que entró en vigor el 31 de diciembre. 

Eso significa que si una empresa da de baja a 10 trabajadores con contratos que duraron menos de 30 días, tendrá que pagar una penalización de 260 euros a la Seguridad Social.

La trampa de la nueva reforma laboral: por qué no acaba con la temporalidad, sólo la maquilla

Esto supone un desincentivo para las contrataciones de corta duración. No obstante, no está claro que toda la caída en picado se deba a esta penalización

Desde el Ministerio no se han facilitado datos del mes de enero de 2021 porque, señalan, no son representativos, al estar afectados por Filomena y la pandemia. Sin embargo, en enero de 2021 se crearon casi 40.000 empleos, el doble que la previsión para febrero de este año (21.000).

El problema es que, entonces, la comparación de 2022 no se hace en igualdad. El único año en que podrían parecerse las condiciones en que se encontraba la economía con ahora, 2021, no se incluyen los datos para poder comparar.

La comparación que hace el Ministerio es con años precovid, cuando la actividad se desarrollaba sin restricciones y con la economía funcionando en plena normalidad. Podría ser que una parte de la reducción de contratos de un día se deba también a los efectos de la pandemia y no totalmente a la penalización.

La duración media de los contratos aumenta en un día

Otra buena noticia es que, mientras los contratos súper cortos caen, la duración media de los contratos aumenta en un día. En enero pasó de 5,2 días de media a 6,3 días.

Por sectores, en hostelería la media pasa de 3,1 días a 3,9 días. Sin embargo, esta comparación vuelve a hacerse entre enero de 2022 y enero de 2020, antes de la pandemia. En cambio, no está claro si la duración de los contratos ha aumentado o ha disminuido respecto a 2021.

Otros artículos interesantes:

Así te afectan los cambios de la reforma laboral como trabajador o empresa

La trampa de la nueva reforma laboral: por qué no acaba con la temporalidad, sólo la maquilla

El drama de los 'millennials': 11 gráficos que ilustran la temporalidad y el desempleo de los jóvenes en España

Te recomendamos