Clearview AI, la controvertida compañía proveedora de reconocimiento facial a policías de todo el mundo, denunciada en cinco países europeos

Pruebas de reconocimiento facial a un maniquí con mascarilla durante la crisis del COVID-19 en China.
Pruebas de reconocimiento facial a un maniquí con mascarilla durante la crisis del COVID-19 en China.
REUTERS/Thomas Peter
  • Una alianza de organizaciones en defensa de la privacidad en toda Europa presenta cinco quejas contra Clearview AI en las agencias de protección de datos.
  • Los organismos de Francia, Austria, Italia, Grecia y Reino Unido tienen 3 meses para resolver esas quejas y abrir investigaciones contra la controvertida firma americana.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una alianza de activistas en defensa de la privacidad han presentado una batería de denuncias contra la controvertida Clearview AI en cinco países europeos: Francia, Austria, Italia, Grecia y Reino Unido.

Clearview AI es una startup estadounidense proveedora de sistemas de reconocimiento facial sobre todo a policías y autoridades de todo el mundo, y que ha perfeccionado su sistema robando miles de fotos de rostros de redes sociales.

Los denunciantes son una coalición compuesta por organizaciones como noyb, Privacy International, Hermes Center y Homo Digitalis. Una vez que se han interpuesto estas quejas frente a las agencias de protección de datos de estos países, estas tienen 3 meses para dar una primera respuesta a los escritos. 

"Esperamos que se sumen a nosotros y dictaminen que las prácticas de Clearview no tienen cabida en Europa", destaca un comunicado publicado en la web de noyb. Esta organización fue fundada por el activista Max Schrems, que ha causado más de un quebradero de cabeza a tecnológicas como Facebook gracias a las sentencias que ha logrado en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Clearview AI provee de sistemas de reconocimiento facial a varios departamentos de policía, sobre todo en Estados Unidos. Para alimentar las redes neuronales que mantienen su sistema, la plataforma presume contar con la "mayor base de datos de imágenes de rostros", con más de 3.000 millones de fotografías que han ido recopilando de redes sociales y de internet.

Más de 2.400 departamentos de policía de todo el mundo utilizan Clearview AI, la controvertida herramienta de reconocimiento facial que robó millones de fotos de Facebook para crear su base de datos

"La compañía se hizo muy conocida en enero de 2020, después de que un reportaje de The New York Times desvelara cómo eran sus prácticas en todo el mundo", abunda el comunicado. "Hasta entonces, Clearview había actuado con discreción". "La compañía utiliza un bot que recopila de forma automática imágenes de la red. El bot también recopila los metadatos asociados a esas imágenes, como la dirección, el nombre de la web en la que está alojada e incluso su geolocalización".

"Tanto las imágenes como los metadatos se almacenan de forma indefinida en los servidores de Clearview AI", resumen desde la alianza de activistas en defensa de la privacidad.

"Las reglas en protección de datos europeas son muy claras cuando se trata de para qué quieren usar las compañías nuestros datos. Extraer nuestras características faciales e incluso compartirlas con la policía y otras compañías va mucho más lejos de lo que podríamos esperar como usuarios de internet", destaca Ioannis Kouvakas, responsable legal de Privacy International.

Marina Zacharopoulou, abogada y parte de Homo Digitalis, asegura que es crucial "incrementar la vigilancia sobre estos asuntos". "Los organismos de protección de datos tienen herramientas poderosas para investigarlos y necesitamos una reacción coordinada". "Las tecnologías de reconocimiento facial amenazan nuestras vidas digitales y físicas. Extraer subrepticiamente nuestros datos biométricos hace que nuestros cuerpos estén constantemente vigilados".

"Solo porque algo esté en línea no quiere decir que sea justo que se lo apropie otra persona de cualquier manera. Las autoridades de protección de datos tienen que emprender acciones y detener a Clearview y a cualquier otra organización similar", zanjaba Alan Dahi, el abogado especializado en Protección de Datos de noyb.

Las quejas se han remitido a varios países europeos. Las autoridades italianas vetaron a la policía del país de poder utilizar sistemas de reconocimiento facial y en Grecia, siguiendo una consulta de la propia Homo Digitalis, las autoridades policiales confirmaron que no estaban utilizando ningún software del estilo.

No es la primera denuncia a la que se enfrenta Clearview AI en Europa. Ya en Francia el año pasado, Zoé Vilain, jefa de Privacidad y Estrategia de Jumbo Privacy, una startup centrada en la privacidad de sus usuarios, presentó una denuncia ante el CNIL (la agencia de protección de datos gala) por las mismas razones.

LEER TAMBIÉN: Tesla quiere atajar la crisis mundial de chips pagando por adelantado a los productores y podría estar considerando tener su propia fábrica

LEER TAMBIÉN: Francia, Alemania y Países Bajos critican a Bruselas por ser "blanda" con su futura ley para regular a las tecnológicas y denuncian "falta de ambición"

LEER TAMBIÉN: 9 errores y trucos que te ayudarán a mejorar radicalmente tus búsquedas en Google

VER AHORA: XV Smart Business Meeting: el desafío de la transformación del mercado inmobiliario en la era post COVID