Las conversaciones de WhatsApp son válidas como pruebas en un juicio, pero no basta con usar un simple pantallazo

Usuario utilizando WhatsApp
Getty
  • El Tribunal Supremo ha fallado en una sentencia que las conversaciones en WhatsApp son válidas como pruebas en un juicio, aunque no basta con una simple captura de pantalla.
  • Para certificar que los mensajes son reales y no están manipulados es necesario llevar a cabo un informe pericial.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado si las conversaciones de WhatsApp podían ser válidas como pruebas en un juicio. 

El Tribunal Supremo ha resuelto esta duda con una sentencia publicada el 7 de octubre. El fallo, elaborado por la Sala de lo Militar, es la respuesta a un recurso de casación que presentó un sargento de la Guardia Civil.

Este sargento recibió un expediente y fue suspendido de empleo y sueldo por una conversación que mantuvo por WhatsApp con su capitán.

En los mensajes se puede comprobar cómo el sargento se queja por haber sido partícipe de unos cursos en Portugal de los que posteriormente se marchó sin motivo justificado.

La Dirección General de la Guardia Civil utilizó esta conversación para expedientarle. Posteriormente, el sargento recurrió a la Sala de Justicia del Tribunal Militar Central, que no atendió su petición.

Sin embargo, la Sala de lo Militar del Supremo sí admitió a trámite el recurso, aunque finalmente le dio la razón a la Guardia Civil y no al sargento.

La sentencia confirma que el uso de conversaciones privadas como prueba no vulnera ninguna ley, siempre y cuando no se desvelen detalles de la intimidad de la persona que ha sido denunciada.

Tampoco sería legal que se pongan en marcha diferentes estrategias o trampas para que la persona investigada sea llevada a una reunión en la que se le haga confesar ciertos hechos, por ejemplo, mediante el uso de micrófonos ocultos. 

Además, el fallo también destaca un aspecto que resulta clave a la hora de utilizar este tipo de pruebas: no basta con una simple captura de pantalla.

El motivo es que este tipo de imágenes pueden ser fácilmente manipulables, por lo que no se consideran suficientes para demostrar que una persona es culpable de los hechos de los que está siendo acusada.

La Sala de lo Militar del Supremo advierte que para llevar unas conversaciones de WhatsApp a juicio es necesario que se realice un informe pericial que sirva para identificar el origen de dichas imágenes.

De este modo, el juez puede estar seguro de la identidad de los participantes en la conversación y al mismo tiempo saber que el contenido es real y no ha sido modificado por una parte interesada.

La sentencia no sólo es válida para WhatsApp, sino que sus argumentos se pueden aplicar al uso de otras aplicaciones de chat como Telegram o Facebook.

Otros artículos interesantes:

El modo superoscuro llega a WhatsApp: así puedes activarlo para ahorrar batería

Facebook prepara una inteligencia artificial que rastreará todos tus movimientos

5 trucos para mejorar tu privacidad en WhatsApp

Te recomendamos