Pasar al contenido principal

Por qué convertirte en millonario nunca debe ser un objetivo en tu vida

Leonardo DiCaprio en El lobo de Wall Street
Leonardo DiCaprio en El lobo de Wall Street Imdb
  • Jared Dillian, economista autor del libro The 10th Man, que cree que la mayoría de las recomendaciones destinadas a ser millonarios no son muy realistas.
  • Para el experto convertirse en millonario “no es realista para muchas personas, y si se esfuerzan mucho por llegar a ese status, serán infelices en el proceso”. 
  • Con esa gestión patrimonial más elevada requiere llegar “aumentar tu operativa y las decisiones pequeñas se convierten en más grandes”, expone. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

“La mayoría de los gurús de las finanzas personales proporcionan soluciones malas, todo o nada, tiene poca relación con la realidad”. Así de claro se muestra Jared Dillian, economista autor del libro The 10th Man, que cree que la mayoría de las recomendaciones destinadas a aumentar nuestro nivel patrimonial no van acorde con el entorno en el que vivimos.

Dillian expone que la mayoría apuesta por trucos vagos como “eliminar el café por la mañana”. Algo que no es “realista”, bajo su punto de vista. Tampoco lo es “quitarnos las tarjetas de crédito”.

El experto analiza que este tipo de consejos ayudan a las personas a “formar una relación poco saludable con el dinero”. Unos argumentos que nos llevan a “intentar ser millonario”, lo cual no ha de ser el objetivo principal, en su opinión, porque arrastra una serie de factores que son negativos para nuestro día a día al largo plazo. 

Para Dillian convertirse en millonario “no es realista para muchas personas, y si se esfuerzan mucho por llegar a ese estatus, serán infelices en el proceso”. 

¿Por qué? Básicamente porque la mayoría de los gurús de las finanzas personales “te dicen que puedes recortar tus gastos para convertirte en millonario”. Y eso es lo que hace la gente de manera “equivocada”, añade.

Leer más: Los motivos por los que no consigues ahorrar dinero

Centrarse en lo que de verdad importa

El experto tiene un enfoque bastante claro, que se basa en la captación de mayores ingresos. “Hay que centrarse más en lo que entra que en lo que sale”, pese a que reducir los gastos sigue siendo importante, pero no hasta el punto de “configurar el termostato a ‘x’ grados en el verano”, ejemplifica.

En este sentido, mucha gente piensa que una vez que llegan a un millón de dólares, todos sus problemas están resueltos. Pero, con frecuencia, “tener un millón de euros crea más problemas de los que resuelve”, concreta.

Así, no cree que haya un gurú que diga que “gastes dinero”. Bajo ciertas circunstancias, “deberías”, agrega. De hecho, expone, “hay algunas razones macro bastante grandes por las que debería tener un sesgo para gastar, en lugar de ahorrar”.

Dillian asegura que hay que centrarse en lo que de verdad importa y que una vida de millonario al final arrastra “una vida financiera estresante”. Con esa gestión patrimonial más elevada requiere llegar “aumentar tu operativa y las decisiones pequeñas se convierten en más grandes”

Por tanto, considera que hay que tener los pies en el suelo y dedicarte a reducir “deuda y riesgo” y no intentar en ir hacia un camino que puede llevarte “a una infelicidad crónica”. La deuda se debe evitar a toda costa. En cuanto al riesgo, la clave es “no tener tanta exposición”, para evitar las pérdidas. 

Y además