Pasar al contenido principal

Las 14 grandes empresas que prevén despedir a más de 100.000 trabajadores en Europa a causa del coronavirus

Manifestación contra el cierre de las fábricas de Nissan en Barcelona

Reuters

  • En abril, unas 400.000 personas perdieron su trabajo en la Unión Europea, elevando la tasa de paro de los 27 al 6,6% y el de la eurozona al 7,3%, debido al impacto del coronavirus en la economía global.
  • La CE pronosticó en mayo que la tasa de desempleo en la zona del euro aumentará al 9,6% en 2020, mientras que prevé que alcance el 9% en la UE, pese a las medidas en varios países para evitar la destrucción de empleo.
  • En plena pandemia, 14 grandes compañías, la mayoría de ellas aerolíneas o automovilísticas, han anunciado despidos colectivos en Europa que afectan a más de 100.000 trabajadores, de los que unos 3.500 corresponden a España por los cierres de fábricas de Nissan en Barcelona y de Alcoa en San Cibrao (Lugo).
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El coronavirus está haciendo estragos en las tasas de paro a nivel global. La paralización de la actividad debido a las medidas de contención de la pandemia ha provocado que el desempleo se dispare en las principales economías del mundo, como en EEUU, donde se alcanzó en abril su peor dato histórico al acumular en un solo mes más de 20,5 millones de empleos destruidos.

Europa no se ha quedado atrás en cuanto al aumento del desempleo. Así, las últimas cifras de la oficina estadística comunitaria Eurostat reflejan que en abril en torno a 397.000 ciudadanos de la Unión Europea perdieron su puesto de trabajo, lo que supone que la tasa de paro de la Unión Europea ha aumentado hasta un 6,6% y la de la eurozona hasta el 7,3%.

Leer más: Las provincias que más empleo están recuperando durante la desescalada del coronavirus

Esos porcentajes están en línea con las previsiones que presentó la Comisión Europea en mayo, cuando pronosticó que la tasa de desempleo en la zona del euro aumentaría al 9,6% en 2020 antes de caer nuevamente al 8,6% en 2021, mientras que en la UE, preveía un aumento del paro al 9% este año para moderarse al 8% el próximo, aunque esas cifras varían ampliamente entre unos países y otros.

De hecho, las estimaciones de la CE auguran que España pasará de una tasa de paro del 14,1% a finales de 2019 a un 18,9% al cierre de este año y al 17% en 2021. Esa previsión supone que en 2020 España seguirá siendo el segundo país de la UE con mayor desempleo por detrás de Grecia, pero que esta situación se revertirá en 2021, cuando Bruselas prevé que Atenas reduzca su desempleo al 16,8%.

Parte de la destrucción de empleo vinculada al coronavirus ha podido contenerse gracias a los programas de suspensión temporal que se han puesto en marcha en varios países, como los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en España, el sistema Kurzarbeitergeld en Alemania, el chômage partiel en Francia o el furlough en los países anglosajones.

Estas medidas han permitido evitar despidos a corto plazo suspendiendo total o parcialmente puestos de trabajo, mientras el Estado asume un alto porcentaje los salarios de los trabajadores afectados. Así, ya a finales de marzo, este formato había sido puesto en marcha en 9 países, España, Reino Unido, Francia, Alemania, EEUU, Australia, Italia, Irlanda e Dinamarca, a las que posteriormente se sumarían Países Bajos o Canadá, entre otros.

En el caso de las 6 mayores economías de la UE, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España y Países Bajos, los programas de suspensión temporal de empleo habían alcanzado a principios de mayo la cifra de 40 millones de trabajadores acogidos a estas medidas, para lo que sus respectivos gobiernos destinaron entre marzo y mayo unos 100.000 millones de euros.

Leer más: España ya ha comprometido más de un 11% de su PIB en los planes de estímulo para paliar la crisis del coronavirus: así se compara por países la factura fiscal de la pandemia

Sin embargo, estas políticas, sumadas a las ayudas estatales para favorecer la liquidez a las empresas afectadas por la pandemia, no han conseguido evitar que varias grandes empresas implantadas en el Viejo Continente hayan anunciado despidos colectivos en los últimos meses para lidiar con las consecuencias económicas del coronavirus.

En total, 14 grandes compañías han anunciado que reducirán plantilla o cerrarán centros de trabajo en Europa, lo que supone un impacto inmediato en el empleo directo de unos 103.740 puestos de trabajo. A continuación, los mayores procesos de reducción de plantilla anunciados por grandes empresas en Europa, ordenados de menor a mayor cantidad de empleos que se prevén destruir.

#14– Mulberry: 375 puestos de trabajo

El letrero de una tienda Mulberry en Viena (Austria)
Reuters

La firma británica de moda y complementos de lujo anunció a principios de junio que reduciría un 25% de su plantilla de 1.500 empleados para reducir costes ante la caída de la demanda durante la pandemia, aunque aseguró en su momento que preveía recuperar gradualmente su nivel de ingresos a medio plazo.

Sin embargo, este pasado martes Mulberry ha vuelto a salir a la palestra al dar a conocer el cierre de 2 de sus fábricas en Reino Unido, lo que supondrá 135 despidos y unas 50 relocalizaciones de puestos de trabajo a otras plantas en el país.

#13– Alcoa: 534 puestos de trabajo

Trabajadores de la fábrica de Alcoa en San Cibrao (Lugo) protestan ante el Ministerio de Industria por el cierre de la planta
Reuters

La multinacional estadounidense ha iniciado el proceso para el despido colectivo de 534 trabajadores de su planta de aluminio de San Cibrao (Lugo), que actualmente está negociando con los sindicatos y con la Xunta de Galicia y que ha motivado protestas de sus empleados, que critican que Alcoa prevé cerrar la fábrica, destruyendo los 300 empleos restantes.

La compañía alega que en los 3 últimos años la planta de San Cibrao acumuló pérdidas de 165 millones de euros y estima que este año sumarán otros 54 millones, que han atribuido a los costes energéticos y a la situación de parálisis del mercado del aluminio. Mientas, la ministra de Industria, Reyes Maroto, ha acusado a Alcoa de buscar nuevas subvenciones estatales mientras destruye empleo y rechaza los planes de viabilidad propuestos.

#12– Nissan: 2.800 puestos de trabajo

Queman neumáticos en las protestas por el cierre de Nissan en Barcelona.
REUTERS/Albert Gea

A finales de mayo, Nissan confirmó el cierre de sus plantas en Barcelona ubicadas en la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca. Esta decisión afecta a los empleos de 2.800 trabajadores, que recibieron la noticia tras 24 días de huelga indefinida, pero también a cerca de 25.000 empleos indirectos que dependen de las plantas.

El cierre de las fábricas barcelonesas se atribuye al plan del grupo formado por Nissan, Renault y Mitsubishi, para evitar un colapso en la demanda y ahorrar un 40% en la fabricación de nuevos modelos repartiéndose sus respectivas zonas geográficas. Así, Nissan abandonará la UE para centrarse en China, Japón y Norteamérica, Mitsubishi en sudeste asíatico y Oceanía y Renault en Europa, África y Sudamérica.

(=)#10– Virgin Atlantic: 3.000 puestos de trabajo

20. Virgin Atlantic [RE]
Boeing

La aerolínea con la que opera en Europa y Norteamérica el grupo presidido por Richard Branson presentó a principios de mayo un plan de viabilidad para evitar su quiebra, que pasa por cerrar sus operaciones en el aeropuerto londinense de Gatwick, donde tenía su base desde 1984, y trasladarlas al de Heathrow.

Esta decisión, que coincidía con el 36 cumpleaños de la compañía, implica la destrucción de 3.000 puestos de trabajo, aunque la medida podría ser temporal, como ha asegurado The Independent. Branson, por su parte, ha asegurado que está dispuesto a todo para garantizar la viabilidad de la aerolínea y de sus empleos y en una carta abierta al grupo Virgin, ha prometido usar su isla privada como garantía.

(=)#10– Ryanair: 3.000 puestos de trabajo

Avión de Ryanair
Gettyimages

Las aerolíneas, especialmente las de bajo coste, también se han visto gravemente afectadas por el coronavirus. En el caso de la compañía que preside Michael O'Leary, ha anunciado que recortarán 3.000 empleos en toda Europa y bajarán un 20% los salarios en varios países para hacer frente a las pérdidas derivadas de la pandemia.

Respecto a España, su director de personal, Darrell Hughes, ha advertido de que sobran 600 puestos de trabajo en el país, que implica a 266 pilotos y 352 tripulantes de cabina, debido a la caída de la demanda. Esos empleos se suman a los 432 que se produjeron en octubre, cuando Ryanair cerró 4 bases en el país, en Girona, Tenerife Sur, Las Palmas de Gran Canaria y Lanzarote.

#9– Easyjet: 4.500 puestos de trabajo

Aviones EasyJet
Aviones de EasyJet en el aeropuerto de Tegel, en Berlín, Alemania. REUTERS/Fabrizio Bensch

El caso de Easyjet es similar al de Ryanair. La low-cost británica desveló a finales de mayo que recortará el 30% de su plantilla para hacer frente al impacto a largo plazo de la crisis del coronavirus. De este modo, la segunda compañía de bajo coste más grande de Europa podría destruir unos 4.500 puestos de trabajo para intentar reducir costes. 

EasyJet ya dejó en tierra sus aviones el pasado marzo  tras cerrarse las fronteras internacionales, y la compañía ha reiterado no recuperará el volumen de actividad anterior a la crisis hasta dentro de unos años, pese a haber retomado ya su actividad

#8– Swissport: 4.556 puestos de trabajo

2 trabajadoras de Swissport en el aeropuerto de Schipol (Países Bajos)
Reuters

Además de a las aerolíneas, la pandemia ha afectado a compañías vinculadas directamente con la industria turística o la gestión de aeropuertos y equipajes. Ese es el caso de Swissport, que dio a conocer este pasado miércoles que despedirá al 53% de su plantilla en Reino Unido, lo que se traduce en la destrucción de 4.556 puestos de trabajo.

La compañía ha asegurado que sus ingresos cayeron un 75% en mayo y que está renegociando con acreedores y posibles inversores para conseguir la financiación necesaria para mantener sus operaciones.

#7– Scandinavian Airlines: 5.000 puestos de trabajo

16. Scandinavian Airlines [RE]
SAS

La aerolínea sueco-danesa anunció a finales de marzo que suspendía temporalmente los empleos del 90% de su plantilla, unos 10.000 trabajadores, "hasta que se recuperen las condiciones necesarias para volver a llevar a cabo una actividad de aviación comercial", según un comunicado recogido por Travel News Asia.

Sin embargo, un mes después la aerolínea escandinava reconocía que tardaría años en recuperarse y presentaba los planes para deshacerse definitivamente de casi la mitad de sus empleados, unas 5.000 personas. Así, eliminará 1.900 empleos a tiempo completo en Suecia, 1.700 en Dinamarca y 1.300 en Noruega.

#6– Tui: 8.000 puestos de trabajo

Un avión de Tui despega del aeropuerto de Son Sant Joan (Mallorca)
Reuters

En el caso del turoperador alemán, anunció el pasado mayo que estaban afrontando "la mayor crisis en la historia del turismo" y que planeaba eliminar 8.000 puestos de trabajo para reducir hasta en un 30% sus costes debido al desplome de la demanda de viajes, precisando que ese proceso se llevaría a cabo "mediante la reducción o no contratación de 8.000 empleos".

Además, Tui ha tenido que lidiar con la crisis en la industria de los cruceros derivada de la pandemia, que obligó a que varios miles de sus empleados se quedasen atrapados en sus buques durante de 6 a 8 semanas debido a las restricciones de movimiento entre países.

(=)#4– BP: 10.000 puestos de trabajo

Camión de BP en gasolinera
BP

Para British Petroleum, el impacto del coronavirus, que ha provocado el descenso en el consumo de carburantes ante las medidas de confinamiento y la suspensión de la actividad económica, se ha visto multiplicado por el efecto del desplome de los precios del petróleo, que sufrió el pasado 9 de marzo su mayor depreciación desde la Primera Guerra del Golfo, que estalló en 1991.

Ante esta situación, su CEO Bernard Looney presentó planes para reducir costes que implican el despido de unos 10.000 trabajadores, que señaló que se realizarán a finales de 2020. Además, Looney aseguró que la mayoría de los afectados serían trabajadores de sus oficinas, para evitar problemas en sus operaciones sobre el terreno.

(=)#4– Airbus: 10.000 puestos de trabajo

Hitos de Airbus
Regis Duvignau/ Reuters

El principal fabricante aeronáutico de Europa no se ha librado de la crisis que está haciendo estragos entre sus clientes y que ha provocado que se frenen los pedidos de nuevos aviones. Ante esta situación, el Gobierno francés ha anunciado que ofrecerá ayudas a Airbus, valoradas en 15.000 millones de euros, para evitar mayores daños a la compañía, que se suma a otros créditos cerrados en marzo.

Sin embargo, la compañía ha asegurado en mayo que sus planes pasan por deshacerse de unos 10.000 trabajadores en Francia, Alemania y Reino Unido, además de reducir un tercio el volumen de aeronaves que fabrica al año. Estos despidos, que podrían aumentar hasta 16.000 afectados, se producirán de forma voluntaria, según aseguró su CEO Guillaume Faury en declaraciones recogidas por Bloomberg.

#3– British Airways: 12.000 puestos de trabajo

Un Airbus A380 de British Airways en el aeropuerto francés de Chateauroux durante la pandemia del COVID-19
Un Airbus A380 de British Airways en el aeropuerto francés de Chateauroux durante la pandemia del COVID-19. REUTERS/Charles Platiau

La aerolínea británica, que forma parte de IAG junto a Iberia, Vueling y Aer Lingus, es por el momento la única compañía del grupo que tendrá que recurrir a despidos para capear la crisis del coronavirus. No obstante, el CEO de IAG, Willie Walsh, ya ha advertido de que estos recortes podrían extenderse al resto de filiales.

Así, British Airways ha anunciado que se deshará de 12.000 de sus 42.000 empleados, lo que ha generado críticas desde el Gobierno británico dado que la compañía se acogió al programa público de suspensión temporal de empleos. No obstante, Aer Lingus también podría verse obligada a despedir a 550 empleados y reducir sus salarios, como ha avanzado International Business Times.

#2– Renault: 15.000 puestos de trabajo

La fábrica de Renault en Choisy-Le-Roy cerrará por el plan de reducción de costes de la compañía
La fábrica de Renault en Choisy-Le-Roy cerrará por el plan de reducción de costes de la compañía Reuters

En Renault, como en su socio Nissan, los despidos derivados del coronavirus están ligados al plan del grupo que comparte con Mitsubishi para mejorar su producción mediante un nuevo reparto de mercados. En la automovilística francesa, el plan se ha concretado en los 15.000 despidos que anunció a finales de mayo, de los que 4.600 afectarán a sus centros en Francia.

Estos despidos se dieron a conocer después de que Renault solicitase a finales de marzo la suspensión temporal de 16.000 empleos en el país vecino para intentar contener los efectos de la paralización de sus operaciones y las de sus proveedores. Además, el Gobierno galo le concedió a principios de mes un préstamo garantizado de 5.000 millones de euros.

#1– Lufthansa: 22.000 puestos de trabajo

Aviones de Lufthansa
Aviones de Lufthansa "aparcados" en una pista del Aeropuerto de Frankfurt, Alemania. Arne Dedert/Pool via Reuters

La aerolínea alemana supone, hasta el momento, el caso más destacado tanto por las pérdidas de empleos que supone como por el apoyo estatal recibido para intentar garantizar su viabilidad a pesar de la pandemia. De este modo, a pesar de que el Gobierno alemán concedió a Lufthansa un rescate de 9.000 millones de euros en mayo, la aerolínea ha seguido adelante en junio con sus planes para reducir plantilla.

Ese rescate se produjo después de que su consejero delegado Carsten Spohr asegurase que Lufthansa estaba perdiendo 1 millón de euros por hora y reclamase apoyo estatal para sobrevivir. En total, la compañía germana planea despedir a 22.000 trabajadores, un 50% de ellos en su país de origen, que está negociando actualmente con los principales sindicatos del sector. 

 

Y además