Pasar al contenido principal

20 claves para entender cómo funcionan los ERTE durante la pandemia de coronavirus

Un trabajador de la fábrica de SEAT en Martorell
Reuters
  • El Consejo de Ministros aprobó el pasado día 17 un nuevo paquete de medidas económicas para paliar la crisis del coronavirus, entre las que se incluía la flexibilización de las condiciones para que las empresas soliciten un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).
  • Esa flexibilización incluye considerar "de fuerza mayor" aquellos ERTE que provoque la crisis del coronavirus, lo que implica que los trabajadores tendrán derecho a una prestación contributiva por desempleo aunque no cumplan los requisitos de cotización.
  • Mientras, a las empresas con menos de 50 empleados que soliciten un ERTE por el coronavirus no tendrán que abonar las cuotas a la Seguridad Social de su plantilla, mientras el resto deberán pagar el 25% de las cotizaciones.
  • A continuación tienes 20 claves para entender cómo funcionan los ERTE durante la pandemia de coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado día 17 el segundo paquete de medidas económicas para paliar la crisis del coronavirus. Entre ellas, incluía la flexibilización de las condiciones para que las empresas soliciten un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) como alternativa a las empresas y comercios que han visto frenada su actividad por falta de suministros o por el cierre de negocios no esenciales por la declaración del estado de alarma 4 días antes.

Siete días después de poner en marcha esta medida, los trabajadores afectados por ERTE sumaban más de medio millón y las previsiones apuntan a que pronto podrían ser un millón de personas con su empleo temporalmente suspendido. Los afectados por expedientes temporales se sumarán a los 3,25 millones de parados que había en el país en febrero, la cifra de desempleados más baja desde 2008, pero que pronto se verá superada.

Leer más: Qué es un ERTE y cómo puede afectar a los trabajadores y a las empresas durante la crisis del coronavirus

Pese a la gran cantidad de empresas de todo tipo, tamaño y sector que ya ha iniciado trámites para aplicar esta medida a su plantilla, todavía son muchas las dudas sobre los ERTE que pesan sobre los trabajadores y compañías afectadas por esta crisis. De hecho, este viernes, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado que las cooperativas también podrán acogerse a estas medidas temporales de suspensión de empleo.

Para resolver las más frecuentes, estas son 20 claves para entender cómo funcionan los ERTE durante la pandemia, según las recomendaciones del despacho de abogados Ceca Magán.

¿Qué tipo de ERTE puede acogerse a la flexibilización aprobada por el Gobierno?

Solo los ERTE que se hayan iniciado o comunicado a la autoridad laboral a partir del 18 de marzo y se deban al coronavirus podrán acogerse a esta medida, sean por fuerza mayor o por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas. Mientras, los ERTE extintivos y los que no tengan su origen en la pandemia conservan su régimen jurídico anterior.

¿Qué se considera "fuerza mayor"?

El decreto del Gobierno estipula que se considerará que un ERTE tiene la consideración de fuerza mayor temporal si está provocado directamente por pérdidas de actividad que se deban a las medidas gubernamentales contra el coronavirus o en situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o a la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria. Desde Ceca Magán, aclaran que "en todo caso, la fuerza mayor ha de constituir un acontecimiento ajeno al círculo de decisión empresarial presidido, además, por un carácter temporal (en este caso, el vinculado a las excepcionales circunstancias concurrentes)".

¿Pueden acogerse a la flexibilización otros tipos de ERTE, más allá de los de fuerza mayor?

Sí, los ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas que estén directamente vinculadas a la pandemia o a las medidas para contenerla. En caso contrario, seguirán bajo la normativa vigente hasta el estado de alarma.

¿Qué duración tienen estas medidas excepcionales para los ERTE?

El decreto ley aprobado por el Gobierno establece que las medidas que incluye mantendrán su vigencia durante el plazo de un mes desde su entrada en vigor, aunque no descarta la posibilidad de que el Ejecutivo pueda prorrogarlas mediante otro decreto. Desde Ceca Magán, señala que "los ERTE estarán vigentes en tanto se mantenga la situación extraordinaria derivada del Covid-19". 

¿Los trabajadores autónomos pueden acogerse a un ERTE?

Sí, pero solo si son autónomos empleadores de personas trabajadoras por cuenta ajena.

¿Es obligatorio presentar un ERTE si ha cesado la actividad de mi empresa?

El despacho de abogados aclara que no es obligatorio presentar un ERTE incluso aunque se cumplan las condiciones para acogerse a él. Y añaden que "resulta perfectamente posible que las empresas (de forma unilateral cuando ello resulte legalmente posible o pactada con los representantes de los trabajadores) adopten otras medidas de muy diverso alcance y contenido", como mantener los derechos de los trabajadores pese al cese sobrevenido de la actividad o implantar el teletrabajo cuando sea técnicamente posible.

¿Puede una empresa obligar a sus trabajadores a cogerse días libres o suspender los contratos sin sueldo durante la pandemia?

Desde Ceca Magán, advierten de que "por descontado, no podría aprovecharse la ocasión para introducir medidas empresariales no amparadas legalmente", como obligar a anticipar vacaciones más allá de lo fijado en el calendario laboral o imponer suspensiones de contrato que dejen al trabajador sin sueldo y sin poder acceder a la prestación por desempleo.

Si me han aplicado un ERTE, ¿qué pasa con mi salario?

Dependerá del tipo de ERTE. Si contempla una suspensión temporal del contrato de trabajo, la empresa no tiene que pagar a los trabajadores afectados mientras dure la vigencia del ERTE, ya que pasarán a cobrar la prestación de desempleo durante este periodo. Sin embargo, si se trata de un ERTE de reducción de jornada, la empresa debe pagar un salario a los afectados que sea proporcional a su sueldo por jornada completa.

¿Tengo derecho a cobrar la prestación de desempleo si me han aplicado un ERTE en mi empresa pero no he acumulado paro?

Sí, siempre que el trabajador haya sido contratado antes del 18 de marzo. El decreto ley establece que si no se reúne el período mínimo de cotización de 180 días, la base reguladora de la prestación de desempleo se calculará mediante un promedio de las bases del período que se haya trabajado en la empresa que solicita el ERTE.

Durante el ERTE, ¿las empresas tienen que seguir pagando las cuotas a la Seguridad Social de su plantilla?

Depende del tamaño de la empresa. Si contaba con una plantilla de menos de 50 empleados el 29 de febrero, la empresa está exonerada de cotizar por cuotas empresariales y de recaudación conjunta, como formación profesional, desempleo y FOGASA. En cambio, si tiene 50 o más trabajadores dados de alta, la empresa deberá hacerse cargo del 25% de las cuotas de aportación empresarial. 

¿Se puede solicitar un ERTE sin antes haber aplicado medidas alternativas de teletrabajo?

Ceca Magán destaca que la legislación vigente durante el estado de alarma estipula que "la adopción de alternativas, particularmente el trabajo a distancia, deberán ser prioritarias frente a la cesación temporal o reducción de la actividad", aunque precisan que "no parece que ello pueda ser así siempre y en todo caso por muy diversas razones, por ejemplo, falta de formación específica, ausencia de medios materiales, imposibilidad de acudir al teletrabajo, negativa de las personas trabajadoras, etc.". Si no es posible recurrir al teletrabajo, el despacho de abogados señala que este hecho "habrá de tenerse en cuenta e, incluso, reflejarse, por parte de las empresas a la hora de solicitar los ERTE.

¿Cuánto tiempo están obligadas a mantener el empleo las empresas que se han acogido a estos ERTE?

El decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros establece que las empresas que se acojan a las medidas extraordinarias establecidas en el ámbito laboral estarán sujetas al compromiso de mantener el empleo durante 6 meses desde que concluya el ERTE y se reanude la actividad. Desde Ceca Magán advierten de que ese "compromiso que, seguramente, parece será objeto de revisión posterior, especialmente por la Tesorería General de la Seguridad Social o el SEPE", aunque precisan que no quedan claras cuál serían las consecuencias de no incumplir ese plazo y destacan que "acudiendo a una interpretación exclusivamente literal, los únicos preceptos que en el ámbito laboral llevan por título medidas extraordinarias son los relativos a cotización y desempleo en supuestos de ERTE".

Una vez aprobado un ERTE, ¿puede la empresa recuperar a algunos de sus trabajadores afectados o incluso a todos para atender sus necesidades?

El despacho de abogados aclara que "nada impide que la duración de los ERTE sea menor de la inicialmente solicitada reanudándose, si ello fuera posible, la prestación de servicios de todas o alguna persona trabajadora a tiempo completo; de hecho, toda limitación temporal de la medida empresarial adoptada sería lo deseable". Sin embargo, afirma que si busca recuperar a algunos trabajadores solo durante unos días, "parece que habría de replantearse la necesidad concreta de la empresa a tal efecto" y proponen en este caso pasar de un ERTE suspensivo a un ERTE de reducción de jornada.

¿Puede un ERTE combinar reducciones de jornada y suspensiones de contratos de trabajo?

Ceca Magán destaca que "los ERTE solicitados no tiene por qué consistir, siempre y en todo caso, en un tipo u otro de medidas, pudiéndose recurrir a ambas de forma sucesiva o simultánea". Por eso, recalcan que dependerá de las circunstancias de cada empresa y de la solicitud que presenten.

¿Es obligatorio que el ERTE afecte a toda la plantilla?

De nuevo, todo depende de las circunstancias de la empresa y de cómo le esté afectando la crisis del coronavirus. El despacho de abogados resalta que "ya se trate de suspensiones o reducciones de jornada, únicamente podrán afectar a aquellas personas trabajadoras cuyos contratos o jornadas de trabajo resulte imprescindible suspender o reducir". Por ello, el ERTE puede afectar a toda la plantilla de la empresa o solo a una parte de ella, como en los casos en los que ciertos departamentos de una empresa pueden mantenerse activos teletrabajando mientras otros ven suspendida su actividad.

¿Puede contratar nuevos empleados una empresa acogida a un ERTE?

No sería posible y la empresa debería solicitar un nuevo ERTE para esas nuevas contrataciones.

¿Es necesario realizar un período de consultas antes de aplicar el ERTE?

Dependería del tipo de ERTE. Si se solicita por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas, sí es necesario ese periodo de consultas con los representantes de los trabajadores, pero no así en el caso de un ERTE por causas de fuerza mayor, en el que solo es obligatorio informar convenientemente a la plantilla.

Durante el ERTE, ¿hay que dar de baja en la Seguridad Social a los trabajadores afectados?

No, mientras dure el ERTE, los trabajadores no pueden ser dados de baja, "salvo que concurra una causa sobrevenida", apuntan desde Ceca Magán.

¿Cómo afectan los ERTE a las vacaciones de las personas trabajadoras?

Depende de la situación del empleado. Si está de vacaciones antes de solicitarse y aprobarse el ERTE, su empresa puede incluirle entre los afectados, y si el ERTE es suspensivo, los abogados señalan que "a partir de dicho momento parece que habría de pasar a percibir prestaciones por desempleo quedando las vacaciones suspendidas; en cambio, si el ERTE fuera de reducción de jornada, parece que las vacaciones podrían seguir surtiendo efectos". Mientras, si el trabajador fuese a comenzar sus vacaciones aprobado ya un ERTE, su empresa podría incluirle en el proceso, lo que supondría que tendría que esperar al final del ERTE para disfrutar de sus vacaciones, aunque desde Ceca Magán apuntan que "si el ERTE fuera de reducción de jornada, parece que las vacaciones podrían surtir efectos respecto de la prestación de jornada de que se tratase".

¿Cómo afectan los ERTE a los trabajadores expatriados por sus empresas?

Sus condiciones son las mismas, aunque Ceca Magán señala que "cuestión distinta es que, en atención al trabajo desarrollado por dichas personas en el extranjero y/o a la posibilidad de llevarlo o no efectivamente a cabo, incluso, por la propia incidencia del Covid-19, deba incluirse o no a estas personas entre las afectadas por el ERTE. 

Y además