Pasar al contenido principal

Préstamos, distribución de fondos y supervisión: los 3 obstáculos que afronta la UE para acordar su fondo de recuperación del coronavirus

Un hombre con mascarilla en el edificio de la Comisión Europea en Bruselas
Reuters
  • Los líderes de la UE se reunirán la próxima semana para buscar un acuerdo sobre el fondo de recuperación del coronavirus y 3 asuntos se interponen para alcanzarlo.
  • Hace 2 semanas, la Comisión Europea presentó su propuesta, que implica un fondo de 750.000 millones de euros, de los que 500.000 millones se distribuirían en transferencias a fondo perdido y otros 250.000 millones en préstamos.
  • Sin embargo, esa propuesta no ha convencido a todos los países miembros de la UE, que deben aprobar por unanimidad la respuesta comunitaria al impacto económico de la pandemia.
  • 3 asuntos se interponen en un posible acuerdo para el fondo europeo de recuperación del coronavirus: qué porcentaje del fondo se dedicará a préstamos, cómo se distribuirán sus fondos entre los países y cómo se supervisará el uso de esa financiación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Este martes, los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) se reúnen de forma telemática para estudiar la propuesta de la Comisión Europea (CE) para el plan de recuperación del coronavirus. Este encuentro, al igual que el de ministros de la eurozona del próximo jueves, busca allanar el camino para que los jefes de Estado y de Gobierno lleguen a un acuerdo el próximo día 19 sobre el fondo de reconstrucción de la UE tras la pandemia.

Tras casi 2 meses de negociaciones y propuestas, los líderes de los 27 llegarán divididos en 2 grupos al Consejo Europeo de la próxima semana: por una parte, la mayoría de países de la UE, que respaldan la propuesta de la CE, y por otra, los llamados Frugal Four, es decir, Austria, Países Bajos, Dinamarca y Suecia, que proponen un fondo de emergencia para emitir préstamos a los países más afectados en función de sus necesidades.

Leer más: La Unión Europea alerta del riesgo de una crisis tan grave como la de 2009

La propuesta que presentó hace 2 semanas la CE incluía un fondo de recuperación de la pandemia de 750.000 millones de euros, de los que 500.000 millones se distribuirían en transferencias a fondo perdido, como habían propuesto Alemania y Francia con el respaldo de los países más afectados por el coronavirus, y otros 250.000 millones en préstamos sometidos a condiciones, como reclamaban los Frugal Four.

Sin embargo, esa propuesta de consenso parece no haber convencido a todos los países miembros de la UE, que deben aprobar por unanimidad la respuesta comunitaria al impacto económico de la pandemia en el Consejo Europeo del día 19. Esa respuesta de la UE al coronavirus deberá ser refrendada también por la Eurocámara y por los parlamentos de los 27.

De este modo, 3 son los obstáculos que dificultan la consecución de un acuerdo europeo que permita poner en marcha su plan de recuperación del coronavirus: qué porcentaje del fondo se dedicará a préstamos, cómo se distribuirán sus fondos entre los países y cómo se supervisará el uso de esa financiación.

El desacuerdo más evidente entre los 27 respecto a su fondo de reconstrucción de la pandemia se refiere a la forma que adoptará la financiación europea. La propuesta de la CE estipula que el fondo de recuperación se financiará con emisiones de deuda conjunta con vencimientos a 30 años, algo que no convence a los Frugal Four, que también han reclamado a Bruselas que se eleve el porcentaje del fondo que se repartirá como préstamos.

Además de los 4 países que apuestan por ofrecer créditos sometidos a condiciones y reformas a los países más afectados por el coronavirus, Finlandia también podría reclamar que se reduzca el total de deuda conjunta que se emitirá desde Bruselas para financiar el fondo de recuperación y que se destine más dinero a préstamos respecto a las transferencias a fondo perdido, según adelanta la cadena estadounidense CNBC.

Por otra parte, el reparto de financiación entre los países de la UE también será un tema controvertido en las negociaciones para el fondo europeo de recuperación del coronavirus. Según la propuesta de la CE, a cada país le corresponde una parte concreta de las transferencias a fondo perdido, que se ha calculado teniendo en cuenta su población, su PIB per cápita y sus niveles de desempleo.

Leer más: España ya ha comprometido más de un 11% de su PIB en los planes de estímulo para paliar la crisis del coronavirus: así se compara por países la factura fiscal de la pandemia

Así, Italia sería el país que más dinero recibiría de forma directa, con 81.800 millones de euros, mientras que a España le corresponderían 77.300 millones, 38.800 millones a Francia, 37.700 millones a Polonia, 28.800 millones a Alemania, 22.500 millones para Grecia y 15.500 millones para Portugal, entre otros.

No obstante, Zsolt Darvas, socio senior del think tank Bruegel, ha asegurado a la CNBC que los datos macroeconómicos en los que la CE se ha basado para establecer el reparto de las transferencias a fondo perdido están desactualizados, aunque ha precisado que Bruselas no tiene tiempo para esperar a cifras más recientes si quiere repartir los fondos con rapidez y eficacia.

Por último, la supervisión de los fondos que reparta la UE para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia también se presenta como un punto de fricción entre los líderes comunitarios. La CE ha propuesto que sean los gobiernos de los 27 los que presenten sus propios planes de recuperación y definan sus prioridades de inversión y reformas de cara a 2024, como ha defendido la vicepresidenta económica española Nadia Calviño.

Sin embargo, los Frugal Four podrían poner impedimentos a que sean los propios Estados miembros los que establezcan sus propias metas de recuperación y apostar por reforzar los mecanismos europeos de control presupuestario para evitar que los fondos para la recuperación de la pandemia se desvíen a otros fines.

En vista de los 3 escollos que afronta la negociación del fondo europeo de reconstrucción entre los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, el acuerdo entre los 27 podría tener que esperar más allá del próximo día 19, como avanza CNBC, lo que supondría la segunda cumbre comunitaria consecutiva que fracasa en su intento de poner en marcha una respuesta conjunta al impacto económico del coronavirus.

Y además