Los agricultores españoles no paran por el coronavirus: "No pedimos hacernos ricos, solo tener dinero para seguir adelante"

Juanjo Paramo, agricultor leonés
Juanjo Paramo, agricultor leonés
Business Insider
  • Business Insider España quiere presentarte a las personas que, con su esfuerzo, están haciendo posible que los enfermos reciban atención y que, quienes tienen que quedarse en casa para frenar la expansión del brote de coronavirus, tengan cubiertas sus necesidades básicas.
  • Médicos, enfermeros, auxiliares, administrativos, camioneros, cajeros de supermercados, reponedores, quiosqueros, conductores de autobús... La lista es larga y su labor merece un reconocimiento de toda la sociedad.
  • Acudiendo a su trabajando y desempeñando sus funciones con normalidad permiten que nuestro sistema funcione en este escenario inédito en España. A cambio, sólo piden una cosa: que te quedes en casa, que salgas a la calle únicamente lo imprescindible. Es la manera de conseguir frenar el COVID-19.
  • Si eres uno de ellos, nos encantará ponerte voz y contar tu historia. Si conoces a alguien en esta situación, compártelo. No dejemos pasar ni un día más para reconocer a todos los que están ayudando a los demás en esta histórica emergencia sanitaria. 
  • Descubre más historias en Business Insider España
Cintillo especial Coronavirus

“Para las buenas y para las malas, los agricultores siempre estamos ahí”. Esta frase no refleja más que la firmeza con la que Juanjo Páramo aborda su jornada durante la crisis del coronavirus.  A sus 27 años trabaja como agricultor con su padre en su propia explotación. En la localidad leonesa de Villafer cultiva remolacha azucarera, siembra maíz, siembra trigo y produce forraje para la ganadería. 

A ver si con esto que está pasando se da más importancia al ganadero y al agricultor y se apuesta un poco más por el consumo nacional”, reivindica este leonés su labor y la de sus compañeros.

Su rutina poco ha cambiado durante el estado de alarma. “El campo no para”, asegura este joven agricultor. “Lo único es que tienes que tomar más precauciones”. Se refiere a la mascarilla y los guantes. También a nuevas rutinas como limpiar las semillas o las cajas con lejía. Pero lo de mantener la distancia de seguridad con otros agricultores de la zona también es nuevo. Y, de repente, no queda más remedio. Ese compañerismo por el que cada día unos se ayudan a otros, debe quedar en suspenso.

Leer más: Los dentistas siguen trabajando pese a la alta exposición a contagios de coronavirus: "Si cerramos acabará yendo gente a urgencias y ahí es donde está el problema"

Antes de que estallara la crisis del coronavirus, ya los agricultores se manifestaban demandando unos precios más justos para el campo. Su labor es la primera de una larga cadena. De que los agricultores continúen produciendo depende, sin ir más lejos, que se pueda seguir produciendo leche, por ejemplo. “Con el libre mercado, estamos con las cuerdas muy apretadas para obtener márgenes de beneficio normales”, señala Páramo. “No pedimos hacernos ricos, sólo tener dinero para seguir adelante. Lo que entra por lo que sale”.

Actualmente, los cultivos de este leonés se encuentran en la campaña de siembra. Los precios han bajado, pero este agricultor reconoce que, por el momento, lo han notado poco. Dada su naturaleza, las cosechas de Páramo no se ven tan afectadas por la demanda de los supermercados, como sí sucede con lechugas o pimientos. Aún así, reconoce una bajada en la demanda de maíz. “No podemos saber cómo quedarán los precios del cereal”. explica Páramo. “Sí pueden notar la bajada de los precios en verano, cuando se venda la cosecha”.

Leer más: Los empleados de las estaciones de servicio cara a cara frente a unos clientes despreocupados: "Hubo un pico de locura al principio. La gente se saltaba las normas a la torera"

Aunque la actividad agrícola no pare sí sufre las consecuencias la parálisis económica. Lo de encontrar piezas de repuesto para la maquinaria no es tarea sencilla, y esto puede traducirse en días de trabajo. “Está todo un poco parado. A la gente que proporciona estos servicios no les llega la mercancía así que a nosotros tampoco”, explica Páramo. Tampoco les visitan ya los comerciales que venden semillas. 

Los agricultores dependen de cómo la situación impacte al sector ganadero, que concentra gran parte de la demanda de la producción agrícola, pero también de un agorero sector turístico, de un sector de la alimentación en auge, de la distribución alimentaria... Son el primer eslabón de una larga cadena. El eslabón del que todos dependen aunque eso los convierta, a su vez, en dependientes de otros eslabones. El campo no para, sigue trabajando con normalidad. Con o sin estado de alarma.

Este testimonio es parte de una serie especial de Business Insider España que trata de poner cara a las personas que, con su esfuerzo, están haciendo posible que los enfermos reciban atención o cubriendo las necesidades básicas de la población con su trabajo. Son médicos, enfermeros, auxiliares y administrativos pero también limpiadoras, camioneros, cajeros de supermercados, reponedores o conductores de autobús. A cambio de su trabajo solo piden una cosa: que te quedes en casa y salgas a la calle solo lo imprescindible para frenar los contagios.

Si eres uno de ellos, nos encantará ponerte voz y contar tu historia. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico o mediante mensajes privados en nuestras redes sociales vía Twitter, Facebook, o Instagram. Si conoces a alguien en esta situación, compártelo. No dejemos pasar ni un día más para reconocer a todos los que están ayudando a los demás en esta histórica emergencia sanitaria. 

Más héroes anónimos en Business Insider España:

Otros artículos interesantes:

La fórmula mágica de Amancio Ortega para crear su imperio inmobiliario: ubicaciones 'prime', mercados estables y edificios terminados y con inquilinos

El ingeniero español que lidera el desarrollo de un motor que podría revolucionar la aviación

Cuánto tiempo puede tardar una persona recuperarse de coronavirus

Te recomendamos

Y además