Pasar al contenido principal

Los hogares europeos triplican su ahorro en marzo y abril debido al coronavirus: la caída del consumo podría frenar la recuperación

Dos mujeres con mascarilla y pantalla pasean por un centro comercial de Madrid
Reuters
  • El coronavirus ha provocado que los hogares europeos aumenten su ahorro en marzo y abril ante el aumento del desempleo y el temor a una segunda oleada del coronavirus.
  • Los depósitos de los hogares de la eurozona alcanzan los 114.000 millones de euros en marzo y abril, lo que supone un aumento de 100.000 millones, según datos del Banco Central Europeo recogidos por Bloomberg.
  • Pese a que muchos comercios ya han reabierto, el incremento de los depósitos de los hogares está frenando el consumo y poniendo en riesgo la recuperación de la economía.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ante la incertidumbre provocada por el coronavirus, muchos hogares están optando por aplicar medidas de economía de guerra para afrontar la pandemia. El aumento del desempleo y las malas perspectivas económicas han forzado a muchas familias a aumentar sus ahorros en la medida de lo posible, recortando lo más prescindible y, al mismo tiempo, hundiendo el gasto de consumo casi un 8% en el primer trimestre.

Este fenómeno no se limita solo a España. De hecho, los depósitos de los hogares de la eurozona han alcanzado los 114.000 millones de euros en marzo y abril, lo que supone un aumento de 100.000 millones y triplicar la media de ahorro en esos 2 meses durante la pasada década, según datos del Banco Central Europeo recogidos por Bloomberg.

Leer más: El coronavirus podría provocar la peor recesión en 90 años y la destrucción de 25 millones de empleos

Así, Francia es el país donde más han aumentado los depósitos de los hogares, pasando de una media de 9.200 millones de euros a de 45.000 millones en marzo y abril de 2020, mientras que en Italia ha pasado de 5.500 millones a 26.200 millones y en España de 2.900 millones a 20.300 millones de euros. Mientras, el incremento es mucho menor en Alemania, que pasa de una media de 13.500 millones a 16.700 millones de euros.

El aumento del ahorro en los hogares europeos tiene sus consecuencias en el consumo, que supone más de la mitad de la economía comunitaria y es una pieza crucial para su recuperación de la pandemia. Sin embargo, a pesar de que muchos comercios ya han reabierto, el incremento del desempleo y el temor a una segunda oleada del coronavirus están espantando a los consumidores.

Ahorrar más en tiempos de crisis económica no supone ninguna novedad y sigue el mismo guion que el incremento de la tasa de ahorro en la zona euro en 2009. No obstante, la incertidumbre ligada a la pandemia y las restricciones a la movilidad que se han aplicado para evitar su expansión podrían suponer una caída del consumo durante un periodo más largo que en anteriores crisis.

De hecho, tanto la Comisión Europea como el Banco Central Europeo han advertido recientemente de que el aumento de la tasa de ahorro podría continuar más de lo esperado. Además, la institución monetaria de la eurozona ha estimado que los niveles de consumo privado en la eurozona comenzarán a recuperarse durante el segundo trimestre del año, aunque ha descartado que supere los niveles previos a la pandemia hasta dentro de 2 años.

Por otra parte, la caída del consumo se refleja también en la deuda bancaria de los hogares, que alcanzó en España en abril los niveles más bajos de los últimos 14 años, según aseguraba el Banco de España en su Encuesta de Préstamos Bancarios. Además, se prevé que, a pesar de que se está recuperando la actividad en la mayoría de sectores y se empiezan a levantar las restricciones, esta tendencia continuará en el segundo trimestre.

Y además