Pasar al contenido principal

Alemania también teme quedarse sin suficientes respiradores por la pandemia del coronavirus: "Todavía estamos en el inicio de la ola"

Avión alemán medicalizado en plena pandemia del coronavirus
Reuters
  • Alemania podría enfrentarse al desabastecimiento de equipos médicos de primera necesidad si el brote de coronavirus en el país empeora, según han advertido científicos y políticos este domingo.

  • Hasta ahora numerosos análisis han destacado el papel de Alemania en su lucha por contener la pandemia. El país está realizando test masivos a la población y tiene por ahora una tasa de letalidad muy baja en comparación a Italia, España, China o Francia.

  • En las últimas semanas se han impuesto importantes límites a las reuniones sociales, se han reforzado los controles en la frontera y se han cerrado los colegios, pero el país no ha decretado el confinamiento total como sí se ha producido en España o Italia.

  • "Todavía estamos en el inicio de la ola y yo solo puedo instar a todo el mundo a tomarse la pandemia muy en serio", resume Lothar Wieler, jefe del Instituto Robert Koch (RKI) de virología y coordinador en Alemania de la lucha contra la epidemia, en una entrevista en el dominical Frankfurter Allgemeinen Sonntagszeitung.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

La situación crítica que se vive en los hospitales de algunas regiones de Italia y España amenaza con extenderse a Alemania según ha confesado este domingo el coordinador de la lucha contra la pandemia del coronavirus en una entrevista en el dominical Frankfurter Allgemeinen Sonntagszeitung.

"No podemos descartar que vayamos a tener más pacientes que respiradores en el país", ha sentenciado Lothar Wieler, jefe del Instituto Robert Koch (RKI) de virología y coordinador en Alemania de la lucha contra la epidemia. El país "tiene que asumir que las capacidades pueden no ser suficientes", ha subrayado.

Alemania es uno de los países con más casos confirmados de coronavirus en todo el mundo —solo está por detrás de Estados Unidos, Italia, China y España con más de 58.000 positivos— pero numerosos análisis destacan el papel que ha jugado el país para proteger a su población a la vista de su baja tasa de mortalidad hasta la fecha: 455 muertos frente a los más de 6.500 en España o los más de 10.000 en Italia.

"Esto se debe fundamentalmente a que estamos haciendo pruebas a mucha gente", ha señalado Wieler al periódico alemán, subrayando que el gran número de test realizados significa que Alemania tiene muchos positivos en sus estadísticas de personas jóvenes que solo sufren síntomas leves.

Los primeros casos de la enfermedad se detectaron en personas que habían viajado al extranjero, pero el número de muertes podría multiplicarse si el virus consigue propagarse en hospitales y residencias de ancianos, ha reconocido el propio Wieler.

Leer más: El coronavirus pudo expandirse "de forma silenciosa" por Europa ya en el mes de diciembre, según sospechan varios investigadores

"Todavía estamos en el inicio de la ola y yo solo puedo instar a todo el mundo a tomarse la pandemia muy en serio", ha advertido el experto alemán, que ha explicado que no será posible valorar el impacto de las medidas adoptadas en el país hasta mediados de abril como pronto.

Hace una semana Wieler mostró públicamente su optimismo en la lucha contra el coronavirus ya que los números parecían indicar que la curva de nuevos contagios se estaba aplanando. Ahora, sin embargo, rebaja su tono.

"La enfermedad es una pandemia, ataca por oleadas... Alemania probablemente también se verá afectada por una segunda oleada del coronavirus", ha sentenciado.

Sin confinamiento pero con movilidad restringida, como mínimo, hasta el 20 de abril

Por su parte, Barbel Bas, experta en salud del Partido Social Demócrata (PSD), ha explicado en otra entrevista este domingo que Alemania necesita una estrategia para aumentar la capacidad e impulsar la planificación porque no existen suficientes equipos de protección, test ni respiradores.  Annalena Baerbock, líder de Los Verdes, asegura que el país debe fabricar millones de máscaras respiratorias para hacer frente a la pandemia.

Alemania ha ido endureciendo en las últimas semanas la movilidad de la población, con fuertes límites a las reuniones sociales, más controles en las fronteras y el cierre de todos los colegios. No se ha decretado un confinamiento nacional equivalente a los de España o Italia, pero se han prohibido, por ejemplo, las reuniones de más de dos personas.

La canciller Angela Merkel ya ha adelantado que las medidas restrictivas tomadas en el país se mantendrán, al menos, hasta el próximo 20 de abril. "El número de nuevas infecciones no nos da razones para suavizar las normas", explicó este sábado en su podcast semanal según recoge Bloomberg

Y además