El COVID 19 está siendo devastador para las compañías de coches con conductor, pero un analista de la industria cree que esta crisis puede fortalecer a Uber

 Dara Khosrowshahi, CEO de Uber.
Dara Khosrowshahi, CEO de Uber.
Carlo Allegri/Reuters
  • Las compañías de transporte con conductor como Uber o Cabify están sufriendo el impacto del COVID-19, a pesar de esto varios analistas consideran que Uber se encuentra en una buena posición para sobrevivir a la crisis.
  • Uber no está en peligro de quedarse sin liquidez en el corto plazo, asegura Mark Mahaney, director gerente de RBC Capital Markets.
    Una serie de medidas de reducción de costes deberían hacer que la empresa sea rentable el año que viene, apunta Dan Ives, director de análisis de inversiones de Wedbush Securities. 
  • El servicio de reparto a domicilio de alimentos de Uber, Uber Eats, le da a la compañía una ventaja sobre los competidores de transporte, ya que permite a los consumidores confinados en su hogar seguir usando su aplicación, señala Tom White, analista de investigación senior de DA Davidson.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las compañías de transporte con conductor están sufriendo el impacto del COVID-19, ya que, sus clientes permanecen confinados en sus casas. Pese a esta situación, varios analistas consideran que Uber se encuentra en una buena posición para sobrevivir a la crisis. 

"Su modelo de negocio estará intacto una vez acabe esto", asegura Dan Ives, director de análisis de inversiones de Wedbush Securities.

Su fuerte reserva de efectivo será de gran ayuda. Después de terminar el primer trimestre con 8.270 millones de euros en efectivo e inversiones a corto plazo, Uber tiene los recursos necesarios para sobrevivir a un escenario en el que el COVID-19 y su efecto en el comportamiento del consumidor durase los próximos 2 años, según Mark Mahaney, un director gerente de RBC Capital Markets.

El jueves, Uber reveló sus resultados del primer trimestre, e informó de unas pérdidas ajustadas de 2.900 millones de dólares (unos 2.665 millones de euros) con una facturación de 3.500 millones de dólares (unos 3.216 millones de euros) en el primer trimestre del año.

El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, explicó en una conferencia con analistas que la compañía de transporte reduciría más de 900 millones de euros en costes fijos. La empresa recientemente eliminó su servicio de comida a domicilio, Uber Eats, de ocho mercados no rentables, dobló su negocio de bicicletas eléctricas y scooters en Lime (Uber recientemente lideró una ronda de inversión de 150 millones de euros en la compañía) y anunció que despedirá a un 14% de sus trabajadores. 

Leer más: Uber Eats cierra sus operaciones en 8 países para centrarse en los mercados donde tiene más fuerza

Esos movimientos deberían ayudar a Uber a ser rentable en 2021 (la compañía ya apuntó en sus previsiones de febrero que tendría ganancias a finales de este año), asegura Ives. La dirección Uber, que había vivido tensiones a raíz de la salida a bolsa de la compañía en 2019, ha tenido un buen comportamiento en la crisis actual al ser transparente con los inversores y moverse rápidamente para reducir los gastos, asegura Ives. Los inversores han aprobado la gestión de la compañía haciendo subir las acciones de la compañía hasta un 8% en las operaciones fuera de mercado el jueves.

Uber Eats fue uno de los aspectos más destacados en los resultados del primer trimestre de la compañía, asegura Tom White, analista de investigación senior de DA Davidson, ya que las reservas crecieron un 52% frente el primer trimestre de 2019 hasta suponer 4.320 millones de euros.

La filiar de reparto de comida a domicilio le da a Uber una ventaja sobre sus competidores que no tienen un servicio similar, ya que le permite a la compañía mantener activos a sus clientes aunque estén confinados, asegura White. Incluso después de que las cifras de COVID-19 comiencen a disminuir, la demanda de este tipo de servicio podría ver un crecimiento continuo, añade. 

Pero Uber todavía tiene algunos retos por delante. La compañía constató en sus resultados que los trayectoss cayeron hasta un 80% en abril, e Ives proyecta que el 30% de los usuarios de Uber, Airbnb y Lyft no usarán estos servicios de transporte hasta que haya una vacuna para la enfermedad.

Sin embargo, la pandemia podría hacer que Uber esté incluso en una mejor posición a largo plazo, dijo White. "Con lo que he escuchado, me es cada vez más difícil pensar que Uber no saldrá de la pandemia probablemente en una posición competitiva más fuerte y una posición operativa más saludable", dijo.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

LEER TAMBIÉN: Resuelve tus dudas sobre la fase 1 de la desescalada: qué se puede hacer exactamente y qué está prohibido

LEER TAMBIÉN: Comer entre mamparas, controles de temperatura y menús en el móvil: las ideas que un hostelero está poniendo en marcha en su restaurante para la reapertura

LEER TAMBIÉN: El distanciamiento social será la medida más difícil de aplicar en los hoteles, según el médico que lidera el comité asesor de Iberostar en la reapertura

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Uber
  3. BI PRIME
  4. Trending