Pasar al contenido principal

Apple y Google se alían para crear una forma de que tu móvil te alerte si has estado en contacto con alguna persona contagiada con el coronavirus

Apple y Google se alían para crear un protocolo Bluetooth de rastreo de contagios de coronavirus
REUTERS/Robert Galbraith
  • Apple y Google anuncian una iniciativa conjunta para poder notificar a la gente si ha entrado en contacto con algún contagiado de coronavirus sin tener que compartir información de geolocalización con las autoridades gubernamentales.
  • El rastreo de contactos se ha demostrado como una herramienta clave en las sociedades asiáticas para permitir que la gente recupere cierta normalidad con el levantamiento de los confinamientos, pero en occidente se han multiplicado las dudas en torno a la privacidad de estos sistemas que piden a las personas que compartan sus datos personales y ubicación en tiempo real con el Gobierno.
  • Se trata de una colaboración sin procedentes entre dos de las compañías tecnológicas más grandes del planeta, aunque el plan todavía tardará algunas semanas en entrar en funcionamiento. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Apple y Google acaban de unir sus fuerzas en una iniciativa sin precedentes para intentar frenar la propagación del coronavirus en todo el mundo.

Las empresas tecnológicas se han lanzado a buscar una solución universal para el rastreo de contactos que no comprometa la privacidad de los usuarios tras las dudas surgidas, sobre todo en Europa, ante la posibilidad de que las aplicaciones de seguimiento del coronavirus puedan obligar a los ciudadanos a compartir datos personales e incluso su geolocalización en tiempo real con el Gobierno.

En concreto, Apple y Google han trabajado en un protocolo que permitirá intercambiar información a través de conexiones Bluetooth para alertar a los usuarios cuando hayan estado cerca de alguien que haya dado positivo en la prueba de COVID-19, la enfermedad respiratoria que desencadena el coronavirus. 

Las compañías aseguran que la tecnología no rastreará la ubicación específica de un usuario ni puede revelar la identidad de un contagiado, ni a las autoridades gubernamentales, ni a las empresas que desarrollen aplicaciones bajo este protocolo y tampoco podrán acceder ellas mismas a los datos, puesto que estarán anonimizados.

Cómo va a funcionar

Google y Apple van a introducir cambios en sus sistemas operativos para móviles —que concentran el 99% de la cuota de mercado de los smartphones— para permitir que los dispositivos intercambien una clave privada con otros teléfonos cercanos a través de Bluetooth. Es decir, ni utilizarán las antenas de telefonía de las operadoras ni tampoco se valdrán de los sistemas de GPS.

Apple y Google rastrearán contactos para detectar el coronavirus
Apple / Google

En la práctica, nuestro móvil intercambiará claves anónimas con otros dispositivos cercanos cuando estemos cerca el tiempo suficiente para que pueda existir posibilidad de contagio. Es decir, no se compartirán estas claves con cualquiera que nos crucemos por la calle sino con aquellos que mantengamos un contacto cercano y medianamente prolongado, lo que la OMS llama "contacto directo". 

Cuando una persona sea diagnosticada con COVID-19 y lo introduzca en la app de seguimiento de la enfermedad, su móvil automáticamente subirá a la nube el historial de claves de los últimos 14 días.

Apple y Google rastrearán contactos para detectar el coronavirus.
Apple / Google

Todos nuestros teléfonos rastrearán de forma periódica las claves subidas a la nube de los positivos cercanos y, si detecta que hemos estado en contacto directo con el contagiado, lanzará una alerta a nuestro teléfono móvil.

Eso permitirá, por ejemplo, que las autoridades ordenen cuarentenas selectivas sobre personas que hayan estado en contacto con positivos por coronavirus o, directamente, que se realicen test sobre todos estos sospechosos con el objetivo de tener un control más directo sobre la enfermedad y frenar su propagación.

Leer más: Los primeros test masivos de anticuerpos en Alemania e Italia desvelan que hasta el 15% de la población podría ser ya inmune al coronavirus

Qué va a pasar con la privacidad

Apple y Google no desarrollan ninguna app, sino que ponen la tecnología a disposición para que los países las utilicen en sus propias aplicaciones. Pero las tecnológicas subrayan que se trata de una solución que preserva la privacidad de los usuarios, ya que requiere consentimiento explícito al usar la app, no recopilará información identificable ni datos de ubicación.

Los datos de las personas con las que has estado en contacto siempre estarán en tu teléfono; solo se subirán claves anónimas a la nube cuando hayas alertado que has dado positivo en un test. Los contagiados no podrán ser identificados de cara a otros usuarios, ni tampoco a ojos de Google o Apple, y será indiferente qué móvil tienes, puesto que funcionará tanto en Android como en iOS, el sistema operativo de los móviles de Apple.

Leer más: "No podemos permitir que la pandemia sirva como pretexto para una vigilancia indefinida": El manifiesto que exige a gobiernos de todo el mundo preservar la privacidad personal

La unión de las tecnológicas se produce después de las dudas levantadas, sobre todo en Europa, ante las aplicaciones de seguimiento del coronavirus activas en algunas zonas de Asia que planean copiar algunos gobiernos occidentales.

Preguntada en rueda de prensa por Business Insider España, la ministra Nadia Calviño reveló este miércoles que no se descartaba la creación de una aplicación de geolocalización para evitar nuevos contagios en España y aseguró que estaban inspirándose "en ejemplos de ámbito internacional, pero adaptándolos al GDPR, ya que la UE tiene uno de los estándares más altos en protección de datos".

Con esta unión Apple y Google ponen la tecnología: no hará falta que el usuario ceda sus datos de localización para rastrear los contagios, pero queda en manos de las autoridades de cada país que en la aplicación que activen para su población se lo exijan también al usuario.

Despliegue en dos fases

El protocolo estará listo a mediados de mayo para que se pueda implementar en el software de las apps de rastreo de contagiados. Pero Apple y Google han adelantado que planean incorporar la tecnología directamente en sus sistemas operativos en los próximos meses para que los usuarios no tengan que descargar ninguna aplicación para comenzar a registrar los contactos con los teléfonos de su alrededor.

Se trata de un movimiento sin precedentes para los dos gigantes tecnológicos, que tradicionalmente han competido entre sí, especialmente en la industria de los smartphones. El proyecto también representa el último esfuerzo de Apple y Google para dedicar recursos a la lucha contra la pandemia de coronavirus

Recientemente, Google ha lanzado un informe de movilidad con datos de las principales ciudades de todo el mundo a partir de datos agregados y anónimos de Google Maps con el objetivo de facilitar a las autoridades sanitarias una fotografía real de cómo han variado los desplazamientos de los ciudadanos a raíz de los confinamientos. Apple, por su parte, ha comenzado a diseñar y producir máscaras para los profesionales sanitarios y ha anunciado que donará 20 millones de unidades, mientras que Amazon ha comenzado a montar un laboratorio de test del COVID-19 para sus empleados.

Y además