Pasar al contenido principal

El coronavirus aviva el temor a una recesión en Asia: el PIB de Japón cae un 6,3%, Singapur, Tailandia y Nueva Zelanda recortan previsiones y China reduce los tipos de interés

Una camarera mide la temperatura de una clienta en una cafetería Starbucks en Pekín

Reuters

  • El PIB de Japón se redujo un 6,3% interanual en el último trimestre de 2019, su mayor caída en los últimos 6 años, debido al retroceso del consumo doméstico.
  • Singapur, Malasia y Nueva Zelanda han recortado sus previsiones de crecimiento para este año debido al impacto del coronavirus en sus respectivas economías.
  • En China, el banco central ha rebajado una décima el tipo de interés a un año hasta el 3,15% después de que el Gobierno anunciase que pondrá en marcha nuevas medidas de estímulo y recortes fiscales para las empresas afectadas por cortes de actividad.
  • Los estímulos de Pekín han impulsado al alza las bolsas chinas por encima del 2%, recuperando sus pérdidas de las pasadas semanas, mientras el resto de mercados asiáticos cerraron ligeramente en negativo.
  • La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, ha advertido de que el coronavirus podría restar 1 o 2 décimas al crecimiento mundial en 2020.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Este lunes, las bolsas chinas han cerrado la sesión bursátil con fuertes subidas, que contrastan con las caídas leves que han experimentado el resto de parqués asiáticos. Así, mientras las economías más cercanas a China acusan el contagio del coronavirus, en el gigante asiático los mercados comienzan a beneficiarse de las medidas de estímulo que han anunciado en los últimos días las autoridades de Pekín.

Así, el índice SZSE de Shenzhen se ha disparado un 2,98%, el Shanghai Composite ha avanzado un 2,28%, el selectivo CSI 300 un 2,25% y el Hang Seng de Hong Kong un 0,6%. Estas subidas han permitido que la bolsa china recupere las pérdidas que sufrió el pasado 3 de febrero, su primer día de cotización tras el cierre vacacional por el Año Nuevo Lunar, que superaron los 660.000 millones de euros, una cantidad que equivale al PIB nominal de Suiza o Turquía, según los datos del FMI. 

Leer más: China anuncia que reducirá a la mitad los aranceles a 1.700 productos estadounidenses para reducir el impacto económico del coronavirus

Mientras, se han registrado caídas del 0,69% en el Nikkei de Tokio, del 0,06% en el Kospi de Seúl y del 0,07% en el S&P/ASX de Sidney. Ese signo negativo no se ha trasladado a la apertura de las bolsas europeas, que avanzan en positivo durante las primeras horas de cotización, con alzas del 0,1% en el CAC 40 de París, del 0,2% en Ibex 35 y el Dax de Frankfurt y en torno al 0,3% en el FT100 de Londres.

Este tono mixto en las bolsas se explica por las noticias que se han conocido en las últimas horas en Asia, en las que ha tenido protagonismo tanto los estímulos chinos para capear el contagio económico del coronavirus como los síntomas de recesión que comienzan a mostrar algunas de las economías más importantes de la región. Y todo ello, mientras varias ciudades chinas y sus polígonos industriales siguen sin reanudar sus operaciones para evitar la expansión del virus.

En concreto, el Banco Popular de China ha anunciado este lunes que ha rebajado una décima el tipo de interés a un año hasta el 3,15%. Esta medida busca reducir el coste de los préstamos a las empresas chinas afectadas por el coronavirus y podría preceder a una bajada general de tipos este próximo jueves, según adelanta Reuters. Estas medidas se suman a los estímulos y recortes fiscales para las empresas que ha anunciado este fin de semana el Gobierno chino.

Mientras, otros países de la región han corregido sus estimaciones de crecimiento para reflejar el impacto del coronavirus. Así, el Ministerio de Comercio de Singapur ha recortado este lunes su previsión de crecimiento para 2020, que pasa del rango entre el 0,5% y el 2,5% a oscilar entre un retroceso del 0,5% y un avance del 1,5%. El pasado viernes, su primer ministro Lee Hsien Loong ya reconoció el pasado viernes la posibilidad de una recesión en su economía.

Leer más: Un terrorífico gráfico muestra lo rápido que se ha propagado el coronavirus de Wuhan y lo cerca que está de convertirse en una pandemia

Por su parte, Tailandia ha rebajado sus expectativas de entre un 2,7% y un 3,7% a entre un 1,5% y un 2,5%, después de que el PIB creciese un 2,4% en 2019, su peor dato en 5 años. Mientras, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, ha anunciado que su PIB crecerá entre un 2% y un 2,5% este año debido a las consecuencias económicas del virus, frente al rango inicial previsto de entre el 2,2% y el 2,8%.

Y, mientras otros países se preparan para capear las consecuencias del coronavirus, Japón ya está lidiando con un fuerte retroceso de economía, aunque en este caso las cifras no son consecuencia de ninguna enfermedad. Así, el PIB de Japón se redujo un 6,3% interanual en el último trimestre de 2019, debido al retroceso de un 0,4% en las exportaciones y de un 11,3% en el consumo doméstico tras el aumento del IVA en el país, del 8% al 10%.

Los datos de PIB de Japón que se han hecho públicos este lunes han generado temores de recesión en el país, dado que se trata del mayor retroceso de su economía en los últimos 6 años. Precisamente, en 2014 el PIB nipón también se contrajo con fuerza tras una subida del tipo del IVA, que entonces pasó del 5% al 8%. Además, este dato reflejaría el impacto del tifón Hagibis, que afectó a Japón en octubre del año pasado, como señala el diario Nikkei.

El retroceso de las previsiones en 3 países y la caída del PIB japonés se ha producido unas horas después de que la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, lanzase una advertencia sobre el impacto del coronavirus en el crecimiento mundial, que estima que restará 1 o 2 décimas al avance de un 3,3% que se prevé para este año.

Y además