Pasar al contenido principal

Las biotecnológicas compiten por desarrollar una prueba que pueda detectar si estás inmunizado contra el COVID-19 a partir de un análisis de sangre

Un científico muestra una prueba de anticuerpos contra el COVID-19
Reuters
  • Las pruebas de anticuerpos pueden detectar que personas han pasado ya la enfermedad del coronavirus. 
  • Los test se han vuelto esenciales para los gobiernos, ya que les permite hacerse una idea de cuanta población está ya inmunizada de cara a gestionar las medidas de desconfinamiento. 
  • La biotecnológicas han visto un nicho de mercado y están compitiendo por desarrollar el kit más preciso. 
  • Aunque parece que no es más complicado que un sencillo análisis de sangre, la realidad es que las pruebas se están encontrando con problemas para garantizar su fiabilidad y su precisión. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En plena pandemia de coronavirus, las pruebas de anticuerpos son cruciales para ayudar a identificar a las personas que ya han sido infectadas, tal vez incluso sin saberlo.

Esto permite, por un lado, comprender mejor el alcance de la pandemia; y ayudar a identificar cuántas personas están ya inmunizadas contra el virus

Los expertos han asegurado que estas pruebas son fundamentales para garantizar que la relajación de las medidas de distanciamiento social se producen de forma segura. 

España, Italia, Alemania, Finlandia y otros países europeos ya han anunciado sus planes para realizar estudios serológicos a su población para identificar quiénes serían "inmunes" a una nueva infección.  

Leer más: El primer brote de coronavirus podría haber tenido lugar en septiembre, según investigadores de la Universidad de Cambridge

Las biotecnológicas compiten para llevar al mercado la mejor prueba de anticuerpos 

Las pruebas de anticuerpos se convierten, por tanto, en una mina de oro a explotar y han desatado una carrera entre las biotecnológicas para ver quién puede fabricar los tests más precisos con más rapidez y que dio su pistoletazo de salida en cuanto China compartió el genoma del virus. 

No tendría que ser muy complicado, ya que un simple pinchazo en el dedo se obtendría una muestra de sangre y los resultados estarían listos en menos de 20 minutos.  

La alemana PharmACT AG, especializada en detectar todo tipo de anomalías a partir de un análisis de sangre, puso su plataforma a trabajar para desarrollar un test específico para los anticuerpos contra el COVID-19, según informa Bloomberg

Recientemente, la compañía suiza Roche ha anunciado que tendrá lista en mayo una prueba de anticuerpos de COVID-19 que tarda 18 minutos en realizarse. 

Docenas de empresas más pequeñas de Asia, Europa y Estados Unidos ya han empezado a desarrollar pruebas de anticuerpos, o están en proceso de validación de los kits, que pueden variar en complejidad, desde tests que necesitan muchos recursos de laboratorio hasta una versión simplificada que es similar a una prueba de embarazo casera, informa Bloomberg.

Otra ventaja de estos tests es que son muy fáciles de producir y se prestan a la fabricación en masa. Roche, por ejemplo, asegura que cuenta con un sistema totalmente automatizado que puede producir hasta 300 resultados por hora.

Leer más: La Universidad de San Francisco desarrolla un test rápido para diagnosticar la enfermedad del coronavirus en menos de una hora con tecnología CRISPR

La sensibilidad, clave para garantizar la fiabilidad de las pruebas 

A pesar de la aparente facilidad para fabricar las pruebas, la realidad es algo más complicada de lo que parece y la desconfianza rodea a estos test, especialmente después de que países como España o Reino Unido compraran algunas de las primeras versiones de los kits para luego constatar que no eran fiables. 

Para garantizar que un test es fiable debe tener una alta sensibilidad, que hace referencia a su capacidad para distinguir los anticuerpos específicos del COVID-19 de otros.

Además, estas pruebas no suelen ser capaces de detectar casos de pacientes en los primeros estadios de la enfermedad cuando todavía no hay suficientes anticuerpos liberados, por lo que su uso es más útil si va acompañado de las pruebas de diagnóstico tradicionales. 

En España, las pruebas se están utilizando en profesionales sanitarios, pero algunos expertos señalan que no son útiles, puesto que no permiten saber si una persona que da positivo está en el inicio de la infección, en plena enfermedad o ya se ha superado, según informa Economía Digital. Hacer esa distinción es lo que permite saber si una persona es o no contagiosa. 

El fabricante de estos test es la biotecnológica china Wondfo, que tiene autorización para comercializar estas pruebas y a la que el Ministerio de Sanidad ha comprado más de 5 millones de unidades. 

En definitiva, en la carrera que están librando las biotecnológicas por hacer valer sus kits de anticuerpos, serán clave la precisión de los tests y su precio, aseguran los expertos consultados por Bloomberg. 

Y además