Fisioterapia para la nariz: las personas que perdieron el sentido del olfato durante la pandemia de coronavirus están recurriendo a la 'terapia del olfato'

Las personas que perdieron el sentido del olfato durante la pandemia de COVID-19 están recurriendo a la 'terapia del olfato'.
  • Las personas que perdieron el sentido del olfato durante la pandemia de coronavirus ahora recurren a la "terapia del olfato" para ayudar a recuperarlo.

  • Chrissi Kelly, fundadora de una organización benéfica británica que ayuda a las personas que sufren de pérdida del olfato, dijo a Business Insider que el interés en su trabajo se ha triplicado desde el comienzo del brote de coronavirus. 

  • El entrenamiento olfativo utiliza 4 aceites esenciales —rosa, limón, clavo y eucalipto— para estimular y amplificar los nervios de la nariz responsables del olfato.

  • Para que sea efectivo, los pacientes tienen que entrenar su olfato usando los aceites esenciales hasta por lo menos 4 meses, según Kelly.

  • Descubre más historias en Business Insider España

Un número cada vez mayor de personas que perdieron el olfato durante la pandemia de coronavirus y no han podido recuperarlo están recurriendo a la "terapia del olfato".

La anosmia o pérdida del olfato, fue reconocida como un síntoma oficial de COVID-19 en abril junto con la pérdida del gusto. Puede afectar tanto a pacientes hospitalizados con coronavirus como a aquellos que han pasado la enfermedad de forma leve en casa, o incluso, a quienes no han mostrado ningún otro síntoma.

Sin embargo, mientras que muchos pacientes de COVID-19 han recobrado su habilidad para oler con el paso de los días otros no han tenido tanta suerte. Ahora, diversas organizaciones benéficas e instituciones que ofrecen "terapias olfativas" han notificado un dramático aumento en el interés de este tipo de servicios.

"Ahora mismo tenemos probablemente el triple de miembros que antes del impacto del COVID-19", explica a Business Insider Chrissi Kelly, fundadora de AbScent, una organización benéfica de Reino Unido que ayuda a personas que han sufrido pérdida del olfato.

"Noté el interés por primera vez en marzo cuando la gente empezó de repente a contactarme en redes sociales, primero desde Irán, luego desde Italia y también de España", cuenta Kelly. "Ahora tenemos más de 7.000 miembros en nuestros grupos de Facebook".

Aunque no es una cura, el entrenamiento del olfato es una forma de fisioterapia para la nariz. Requiere que trabajes con 4 aceites esenciales  —rosa, limón, clavo y eucalipto— para estimular y amplificar los nervios de tu nariz que son responsables del olor.

Cortesía de AbScent.

Para que sea eficaz, se aconseja a los pacientes en recuperación que huelan cada botella hasta 20 segundos, 2 veces al día, durante un mínimo de 4 meses, según Kelly.

La fundadora de AbScent subraya que los aceites esenciales pueden cambiarse por cualquier cosa (por ejemplo, betún de zapatos, café o diversas especias), y que los kits de olor pueden crearse fácilmente en casa.

"Solo hay que hacer que la gente se concentre realmente en lo que está oliendo, para que funcione", subraya.

Leer más: La razón de la pérdida del gusto y del olfato a causa del coronavirus

"Mi olfato sigue desaparecido por completo"

Freya Rosedale, de 24 años, de Londres, explica a Business Insider que guarda el perfume al lado de su cama para que cuando se despierte cada mañana pueda comprobar si su olfato ha vuelto.

La joven de 24 años perdió el sentido del gusto y del olfato en marzo cuando "muy de repente" notó que no podía oler ni saborear el beicon que estaba cocinando una mañana. No había mostrado ningún otro síntoma.

"Cuando le di un mordisco, fue bastante horrible... no había nada. Me hizo realmente consciente de la textura que nunca antes me había molestado", cuenta.

Después de 4 meses, Rosedale dice que está pudiendo volver a saborear la comida, pero que todavía no ha podido oler nada.

"Mi olfato sigue desaparecido por completo. Vuelve un par de veces, pero solo durante unos 15 minutos y luego se va de nuevo", explica. "No es tan molesto como el sabor, porque me encanta la comida y no poder disfrutar de ella fue un gran problema para mí. Ahora, es más bien un estorbo y un poco molesto".

Leer más: Esta mascarilla inteligente cuesta unos 35 euros y es capaz de traducir el habla a 8 idiomas: así funciona

Casi el 90% de los pacientes de COVID-19 con anosmia se recuperaron en un mes

Según un estudio italiano publicado a principios de este mes, el 49% de los pacientes habían recuperado completamente su sentido del olfato o del gusto y el 40% informó de mejoras. Otro 10% tuvo una pérdida persistente del olfato que duró meses.

Mientras que la comunidad científica todavía trata de descifrar todos los misterios sin resolver en torno al COVID-19, los investigadores están empezando a entender lo que causa la anosmia en los pacientes con coronavirus.

En un artículo de The Conversation, la doctora Jane Parker, profesora adjunta de química del sabor en la Universidad de Reading (Reino Unido), y el Dr. Simon Gane, rinólogo de la Universidad de Londres (Reino Unido), explican que las personas que se recuperan más rápidamente de la anosmia es muy probable que hayan tenido una inflamación a nivel local, también conocida como "síndrome de hendidura".

Significa que la hendidura olfativa —la parte de la nariz responsable del olfato— está obstruida por el tejido hinchado y la mucosidad, y por lo tanto, bloquea cualquier aroma que pueda llegar a ella. Sin embargo, esto puede arreglarse en semanas, y una vez que la hinchazón del paciente disminuye, el camino a sus neuronas olfativas se abre de nuevo.

Las personas que tienen problemas de olfato a largo plazo, lo más probable es que hayan tenido una inflamación agresiva que puede causar daños en los nervios o los tejidos, según el artículo. Sin embargo, como muchos nervios, esto puede ser regenerado con el entrenamiento del olfato, y "las posibilidades son buenas", según Kelly.

"El entrenamiento es increíblemente efectivo. Puedes hacer cosas asombrosas con tu sentido del olfato, tanto si eres una persona sana como si te estás recuperando", dijo Kelly.

Los ensayos clínicos han demostrado que los pacientes que utilizaron el entrenamiento tuvieron mejores resultados en la identificación y discriminación de los olores que las personas que no lo hicieron.

El impacto emocional que la pérdida del olfato puede tener en los pacientes es enorme: un estudio reciente en el Reino Unido expuso altos índices de depresión y ansiedad entre la población anósea.

Por eso es tan importante trabajar con la terapia del olfato.

"Muchas personas que perdieron el sentido del olfato, dejan de sentir curiosidad por los olores", sentencia Kelly. "Debes seguir teniendo curiosidad por los olores y continuar buscando el aroma en tu vida diaria, y eso es muy importante".

LEER TAMBIÉN: "El mundo quedará dividido en dos": uno de los mayores expertos en coronavirus del planeta anticipa que la vacuna no acabará con la pandemia

LEER TAMBIÉN: Cuánto gana un empleado de Banco Santander en España: mira su sueldo y sus condiciones laborales

LEER TAMBIÉN: Los 10 mejores móviles Samsung que puedes comprar en 2020 según su rango de precio

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. Medicina
  4. Salud