5 consecuencias que tendrá el desplome de la demanda del petróleo por la crisis del coronavirus sobre la economía mundial

Trabajador de una refinería de petróleo.
Reuters
  • Dentro de la crisis que ha provocado la epidemia del coronavirus se han producido efectos colaterales notables: uno de ellos ha sido el desplome del precio del petróleo, que ha supuesto otro golpe para unas economías y unos mercados ya de por sí frágiles, en un entorno de turbulencias generalizadas en los mercados financieros. 
  • La demanda de petróleo ya se había debilitado a consecuencia del coronavirus, por lo que la decisión de Arabia Saudí de incrementar la producción “agrava la situación al provocar un nuevo shock de oferta”, tal y como confirma Shamik Shamik Dhar, economista jefe en BNY Mellon IM. 
  • Sin embargo, no es el único analista que se centra en estos efectos, puesto François Rimeu, estratega senior de La Français AM, indica que hay 5 consecuencias bastante reseñables sobre los efectos que puede causar la caída de la demanda del petróleo en las economías y, por ende, en los mercados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Dentro de la crisis que ha provocado la epidemia del coronavirus se han producido efectos colaterales notables. Uno de ellos ha sido el desplome del precio del petróleo, que ha supuesto otro golpe para unas economías y unos mercados ya de por sí frágiles, en un entorno de turbulencias generalizadas en los mercados financieros

La demanda de petróleo ya se había debilitado a consecuencia del coronavirus, por lo que la decisión de Arabia Saudí de incrementar la producción “agrava la situación al provocar un nuevo shock de oferta”, tal y como confirma Shamik Shamik Dhar, economista jefe en BNY Mellon IM. 

El experto va más allá al señalar que es difícil saber cuánto durará, aunque de momento “no parece que vaya a ser algo temporal”. 

El descenso del precio del crudo puede respaldar el crecimiento de los países importadores de petróleo, que saldrán beneficiados en sus relaciones de intercambio. Esta transferencia de rentas de los productores a los consumidores de petróleo podría estimular el crecimiento mundial si el gasto de los consumidores supera el recorte de los productores. 

Dhar afirma que, por cada 10 dólares, que se reduce el precio del petróleo, aproximadamente un 0,3% del PIB mundial se transfiere de los productores a los consumidores. Unos números que benefician a España al englobarse dentro de este grupo de países.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha indicado que ya hay un superávit de unos 3,6 millones de barriles al día y estimamos que este exceso de oferta podría aumentar a más de 5 millones de barriles diarios durante el segundo trimestre. 

Aunque es poco probable que el estímulo sea suficiente para estabilizar una economía mundial convaleciente por el Covid-19, el petróleo barato “podría resultar favorable dentro de unos meses”, una vez superado el impacto de la enfermedad, explica Dhar. 

Leer más: 3 cosas que debes entender sobre invertir para ganar dinero en bolsa

No obstante, el precio del petróleo también refuerza la incertidumbre del mercado y, como demuestra esta brusca caída, ya hay mucho miedo en el ambiente. Es probable que la economía mundial registre una fuerte desaceleración este año y puede que incluso llegue a caer en recesión en el primer semestre. 

Sin embargo, no es el único analista que se centra en estos efectos. Y es que hay 5 consecuencias bastante reseñables sobre los efectos que puede causar la caída de la demanda del petróleo en las economías y, por ende, en los mercados.

Principales repercusiones 

  1. Según afirma François Rimeu, estratega senior de La Français AM, la afectación es “muy negativa” para los productores de petróleo de esquisto en EEUU y de ahí a que estimen que su precio de breakeven (a partir del cual es rentable producir) “está entre 45 y 50 dólares”. Los futuros de diciembre de 2020 cotizan por debajo, lo que significa que “la mayoría de los productores no podrán sobrevivir si el precio se mantiene cerca de esos niveles”, alerta. Por 
  2. Por consiguiente, esta situación repercute también de manera “muy negativa” para la deuda high yield estadounidense, ya que “las empresas de energía de EE.UU. representan alrededor del 12% de este segmento de deuda”, destaca Rimeu.
  3. Otro claro foco lo encontramos en el breakeven de inflación, dado que, según el experto “afecta de forma negativa”. Al final esto se traduce en un descenso de precios que desajusta los baremos de oferta y demanda.
  4. Por su parte, un efecto positivo de esta situación es “para los bonos del G7”, desde el punto de vista de Rimeu. Una renta fija que se ha visto altamente penalizada por las decisiones de los bancos centrales pero que, con este esquema, pueden hacer repuntar las rentabilidades al refugiarse muchos inversores en ellos.
  5. En último lugar, el experto destaca que, a medio plazo, también se pueden ver algunos efectos positivos, “especialmente para los países europeos que importan la mayor parte de su consumo de petróleo”, como es el caso de España.

LEER TAMBIÉN: Las bolsas se desploman más de un 30% en conjunto: las cifras revelan que se tardará de 2 a 5 años en recuperar las pérdidas actuales

LEER TAMBIÉN: Por qué las medidas de los bancos centrales no han aliviado a las bolsas y qué es lo que sí puede hacerlo realmente

LEER TAMBIÉN: 5 compañías que pueden subir en bolsa si el coronavirus de China remite, según Goldman Sachs

VER AHORA: Los mejores virales de TikTok en 2020

    Más:

  1. Petróleo
  2. Trending
  3. Top
  4. Mercados