Pasar al contenido principal

Muchos pacientes con coronavirus sufren mareos, delirios y dificultad para concentrarse porque el COVID-19 afecta a todo el sistema nervioso

Many coronavirus patients suffer dizziness, delirium, and difficulty concentrating because COVID-19 targets the entire nervous system
Crystal Cox/Business Insider
  • En una nueva revisión de los estudios realizados hasta ahora, los médicos han concluido que casi la mitad de los pacientes hospitalizados de COVID-19 experimentan síntomas neurológicos como mareos, pérdida del olfato y del gusto y dificultad para concentrarse.
  • Los autores de la investigación dicen que estos síntomas pueden aparecer antes que los signos más comunes y visibles del coronavirus, como la fiebre y la dificultad para respirar.
  • Otros expertos y supervivientes han detallado síntomas cognitivos preocupantes a corto y largo plazo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Aproximadamente la mitad de los pacientes hospitalizados por coronavirus experimentan síntomas neurológicos que incluyen mareos, dificultad de concentración, pérdida del olfato y del gusto, convulsiones, derrames cerebrales y debilidad, de acuerdo con una nueva revisión de la investigación publicada en Annals of Neurology. 

Los hallazgos ilustran que el COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, es mucho más que una infección respiratoria y más bien una que representa "una amenaza global" para todo el sistema nervioso, incluyendo el cerebro, la médula espinal y los nervios, dicen los autores del estudio.

"Es importante que el público en general y los médicos estén al tanto de esto, porque una infección por SARS-COV-2 podría presentar síntomas neurológicos al principio, antes de que haya fiebre, tos o problemas respiratorios", señala en un comunicado de prensa el autor principal del estudio, el Dr. Igor Koralnik, profesor de neurología de la Facultad de medicina de la Universidad Northwestern de Feinberg.

Algunos de los otros síntomas neurológicos que experimentan los pacientes incluyeron dolor de cabeza, disminución de la alerta y dolor muscular.

Nurses attend to a COVID-19 patient on ventilator at Desert Valley Medical Group. Victorville, CA.
Irfan Khan / Los Angeles Times via Getty Images

Tiene sentido que el sistema nervioso pueda verse afectado por el COVID-19 si, por ejemplo, el desgaste del virus en los pulmones y el corazón hace difícil que llegue suficiente oxígeno al cerebro. Eso a su vez puede contribuir a los infartos que algunos pacientes con COVID-19 han experimentado.

El virus también puede infectar directamente el cerebro, dicen los autores del estudio, y la reacción del sistema inmunológico a esa infección puede causar una inflamación que dañe el cerebro y los nervios.

Es demasiado pronto para saber mucho acerca de si las consecuencias neurológicas persisten, o cuánto tiempo, y para quién, pero Koralnik y sus colegas planean averiguarlo continuando el seguimiento de los supervivientes de COVID-19 que fueron tratados en su hospital.

Leer más: Cómo se están acatando las normas en la desescalada: estas son las que más se saltan los españoles

Otros estudios y expertos han llamado la atención sobre las consecuencias cognitivas a corto y largo plazo

El estudio actual ayuda a enmarcar y comenzar a explicar algo sobre lo que muchos médicos, pacientes y profesionales de salud mental han llamado la atención: las aparentemente grandes tasas y la persistencia de las complicaciones cognitivas a corto y largo plazo de COVID-19.

Un estudio sugiere que hasta el 65% de los pacientes de COVID-19 experimentan delirio, un efecto post-UCI a menudo aterrador que puede implicar alucinaciones vívidas, desorientación, irritabilidad y una serie de otros cambios cognitivos sorprendentes. Un experto ha calificado el delirio una "epidemia" en sí mismo.

Los pacientes hospitalizados con COVID-19 también pueden ser susceptibles de sufrir ataques de ansiedad y pánico, así como el síndrome post-UCI, o PICS, un conjunto de síntomas que incluyen debilidad generalizada, problemas cognitivos y mal humor.

A diferencia del trastorno médico de estrés postraumático, que también es una preocupación para los pacientes de COVID-19, el síndrome PICS no suele ser lo suficientemente debilitante como para alcanzar un nivel clínico de depresión o ansiedad, pero puede agotar a los supervivientes y a sus familiares durante meses o años, explica a Business Insider el Dr. Craig Weinert, neumólogo y médico de cuidados intensivos de la Universidad de Minnesota que ha estudiado los resultados de salud mental de los pacientes de la UCI.

Many coronavirus patients suffer dizziness, delirium, and difficulty concentrating because COVID-19 targets the entire nervous system
Crystal Cox/Business Insider

Cualquier enfermedad que ponga en peligro la vida de las personas que aterrizan en cuidados intensivos puede conducir a complicaciones cognitivas y psicológicas, incluyendo delirios y PICS debido a la limitada llegada de oxígeno, medicación sedante, y el estar en un ambiente extraño donde los pacientes no distinguen el día de la noche.

Pero los expertos dicen que hay aspectos de COVID-19 que pueden hacer que estas consecuencias sean más frecuentes, incluyendo la forma en que puede infectar el cerebro, el tiempo de dependencia de un respirador, las fuertes dosis de medicamentos sedantes y, lo que es más importante, el aislamiento físico de los miembros de la familia durante el tratamiento.

"Esto no tiene precedentes: la incapacidad de tener a la familia a tu alrededor mientras experimentas y te recuperas de esta grave enfermedad", señala Weinert.

Y además