Pasar al contenido principal

España inicia su desescalada de la cuarentena sin apps de rastreo ni 'detectives' que aíslen nuevas cadenas de contagio de coronavirus

Salvador Illa, ministro de Sanidad.
Salvador Illa, ministro de Sanidad, en una rueda de prensa antes de la cancelación del Mobile World Congress. REUTERS/Nacho Doce
  • El Gobierno ha iniciado la desescalada en España sin dar a conocer ningún plan para rastrear y prevenir nuevas cadenas de contagios de coronavirus.
  • En otros lugares como Nueva York o Alemania, quieren un 'ejército' de rastreadores: 'detectives' sanitarios que reconstruyen los pasos de los positivos por COVID-19.
  • De este modo, se es capaz de aislar y prevenir nuevos brotes epidemiológicos aislando y confinando a ciudadanos expuestos que pueden ser positivos asintomáticos.
  • Este tipo de rastreos se pueden realizar con la ayuda de apps, pero de momento España no ha anunciado ninguna decisión sobre si optarán por una app como la que han abrazado varios gobiernos europeos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La desescalada de la cuarentena en España ha comenzado este lunes, y las autoridades ya están repartiendo millones de mascarillas, ahora obligatorias en el transporte público. Sin embargo, todavía no se sabe nada de uno de los instrumentos con los que el Gobierno podrá detectar y prevenir nuevas cadenas de contagios de coronavirus: los rastreadores.

Leer más: El Gobierno permitirá reuniones de 10 personas en la fase 1 y no descarta el incremento en el uso del coche

Nueva York quiere un 'ejército' de estos rastreadores, de, al menos, hasta 17.000 personas. Así lo explicaba el gobernador del estado norteamericano en una reciente conferencia de prensa. Pero en España, recuerda El País, las comunidades autónomas no saben cómo reforzarán los centros de salud y los equipos de salud pública para hacer frente a este cometido. Todavía no hay un plan nacional en este sentido.

Cuando se detectaron los primeros positivos en Noruega, muchos funcionarios del país escandinavo se reconvirtieron en 'detectives' del coronavirus. El Confidencial detalla en este artículo como una empleada pública de un municipio cercano a Oslo tuvo que llamar a todos los contagiados para reconstruir sus pasos y prevenir nuevos contagios, incluso en ciudadanos asintomáticos.

Tener la capacidad de rastrear los contactos de un contagiado para localizar y aislar posibles asintomáticos es uno de los requisitos que determinarán si una zona pasa de fase en el proceso de desescalada, abundaba la Cadena Ser. Aunque este proceso podría automatizarse con la ayuda de una app, muchas de estas iniciativas tecnológicas siguen en desarrollo, y en España todavía no hay noticias de su implantación.

Leer más: El plan de desescalada del Gobierno durará hasta finales de junio como mínimo y tendrá un ritmo distinto en cada territorio

Expertos como el médico Javier Padilla o el catedrático en Salud Pública Joan Villalbí explicaban a InfoLibre en esta pieza que la importancia de los detectives rastreadores es esencial en el proceso de desescalada. De hecho, prevenir y cortar nuevas cadenas de contagio es especialmente relevante, frente a las peticiones de la oposición de hacer tests masivos de coronavirus a la población.

Estos 'detectives' son, según Villalbí, "la herramienta básica para el control de la infección en esta fase en la que vamos a entrar". "Esta es una estrategia que en el pasado se ha usado con otras enfermedades. Así controlamos la viruela y la tuberculosis".

Ni 'detectives' de rastreo, ni apps de trazado de contactos

Reconstruir los pasos de los contagiados por coronavirus, con el objetivo de hacer un esquema con sus últimos contactos con otros ciudadanos y de este modo tener la capacidad de prevenir y aislar a posibles asintomáticos. Esta es la idea que subyace al planteamiento de rastrear a la población.

Esta labor se le puede atribuir a los profesionales de atención primaria y a los profesionales de Salud Pública, según cuenta el médico Javier Padilla en InfoLibreAdemás, esta podría verse muy facilitada gracias al apoyo de una aplicación tecnológica que permitiría a los ciudadanos registrar sus contactos para detectar posibles exposiciones al virus.

Leer más: España se posiciona como uno de los países más afectados del mundo por el coronavirus y protagoniza las peores estadísticas

Sin embargo, esta última aplicación está todavía en desarrollo en varios países europeos. Inspirándose en la aplicación de Gobierno de Singapur, TraceTogether, la idea es que los teléfonos móviles emitan 'fogonazos' mediante Bluetooth para que los dispositivos se comuniquen entre sí y saber si te has cruzado con un contagiado.

La Unión Europea, no obstante, tiene uno de los estándares más altos del mundo en el ámbito de la privacidad, tal y como recordaba la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, a preguntas de Business Insider España. Es por eso por lo que la Comisión Europea todavía no ha anunciado una postura oficial sobre qué tipo de aplicación se podría emplear.

De momento, los requisitos que planteaban las administraciones europeas era que estas apps mantuviesen la privacidad de los ciudadanos y para ello se contemplaba el uso de comunicaciones de claves encriptadas, con el objetivo de que nadie pudiese advertir quién es positivo por coronavirus y quién no.

Leer más: Todo lo que debes saber sobre las apps que preparan los gobiernos para desescalar la cuarentena: cómo funcionan y cómo afectarán a tu privacidad

En base a esto, se formó un consorcio tecnológico a nivel europeo llamado PEPP-PT que en un principio abrazó la idea de un protocolo, el DP-3T, cuya idea pasaba por la gestión descentralizada de datos. Sin embargo, a finales de abril el PEPP-PT adoptó las tesis de otro protocolo, el NTK, cuya app centralizaría los datos de los ciudadanos en un servidor externo para poder hacer análisis de una forma más sencilla.

Colectivos como los hackers europeos han exigido que sean las mecánicas descentralizadas las soluciones tecnológicas que apoyen esta labor de rastreo, esencial en la desescalada de la cuarentena.

Sin embargo, en España todavía no se conoce qué apps se usará. Solo que mínimo 23 millones de personas deberán descargársela en sus dispositivos móviles para que la muestra sea efectiva y ayude realmente. La app de Reino Unido de autodiagnóstico ha revelado otro problema: los síntomas que primero advirtieron las autoridades sanitarias no ayudan significativamente a dictaminar si uno padece coronavirus o no.

La desescalada ya ha comenzado en todo el país y el próximo lunes 11 de mayo algunas regiones pasarán a la fase 1 del proceso, pero todavía no se sabe cómo se evitarán nuevos contagios.

Y además