Pasar al contenido principal

Un portaaviones de la Marina de Estados Unidos con más de 100 casos de COVID-19 queda varado sin ayuda por no tener "enfermos graves"

Mark T. Esper, secretario de Defensa de Estados Unidos.
Mark T. Esper, secretario de Defensa de Estados Unidos. Getty Images

Getty Images

  • Un portaaviones de la Marina de Estados Unidos ha quedado varado en la isla de Guam desde hace más de una semana tras reportar más de 100 casos de COVID-19.
  • El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, considera que aún no es momento de evacuar a portaaviones con un número creciente de casos de coronavirus entre sus tripulantes.
  • Este martes, San Francisco Chronicle ha informado que el comandante del portaaviones escribió una carta de 4 páginas advirtiendo que "la propagación de la enfermedad está en curso y se acelera".
  • Esper, quien dice no haber tenido "la oportunidad de leer dicha carta... en detalle", asegura que ninguno de los marines está "gravemente enfermo".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Uno de los portaaviones en activo de la Marina de Estados Unidos, conocido como USS Theodore Roosevelt, ha quedado varado en el puerto de la isla estadounidense Guam tras reportar más de 100 casos positivos de COVID-19, desde hace más de una semana.

El comandante al mando ha solicitado ayuda urgente para poder tratar a los marines contagiados, y evitar la propagación del coronavirus dentro de la nave, pero el secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper, dice que no está todavía "en el punto" de priorizar evacuar a los miembros de la tripulación.

"Estamos llevando suministros y asistencia al portaaviones en Guam", dijo Esper durante una entrevista en CBS Evening News este martes, haciendo referencia al USS Theodore Roosevelt y su tripulación de más de 4.000 miembros del servicio estadounidense.

Mientras, San Francisco Chronicle informaba también el mismo día que el comandante del barco, el capitán de la Marina de EEUU Brett Crozier, ha escrito una carta de 4 páginas al Departamento de la Marina advirtiendo que la "propagación de la enfermedad está en curso y se acelera".

Leer más: Por qué el nuevo coronavirus es más peligroso que el SARS de 2002

Crozier insiste en que necesita una "solución política" y que la Marina debe tomar "medidas inmediatas y decisivas" en medio de un brote de coronavirus en la nave en la que se han infectado docenas de miembros del servicio —un número que asciende a entre 150 y 200 marines contagiados según las declaraciones de un oficial superior a bordo del barco a The Chronicle.

"No estamos en guerra. Los marines no tienen por qué morir", escribe Crozier. "Si no actuamos ahora, no estamos cuidando como es debido a nuestro activo más confiable: nuestros marines".

Un alto funcionario de EEUU dice que no es el momento de evacuar el portaaviones afectado por el coronavirus.
Jackie Hart/US Navy

Crozier ha pedido salas de cuarentena en Guam, donde la nave está actualmente anclada, además de trasladar a la mayoría de sus tripulantes y aislarlos durante 2 semanas. No obstante, subrayó en su carta que entendía que era una petición extraordinaria, pero que no hacerlo supondría "un riesgo innecesario y rompe la fe de aquellos marines encomendados a nuestro cuidado".

Leer más: La cuarentena en Wuhan fue más rápida y agresiva que los confinamientos de Europa: a qué se enfrentan España e Italia en los próximos días

Esper, que asegura no haber tenido "la oportunidad de leer dicha carta en detalle", aclaró a CBS News que ninguno de los marines estaba "gravemente enfermo".

"En este momento, estamos intentando asegurarnos de que contenemos el virus, que repartimos los kits de prueba, y que tenemos una buena evaluación de cuántos soldados de la tripulación están infectados", explica Esper. "Y luego, por supuesto, tomar otras medidas para asegurarnos de que podemos hacer que el portador se incorpore y esté listo de nuevo para continuar su misión".

Además, añadió que iba a "confiar en la cadena de mando de la Marina para evaluar la situación".

El principal líder civil de la Marina ha reconocido que hay dificultades internas para evacuar a miles de marineros del barco. Así mismo, el secretario de la Marina en funciones, Thomas Modly, ha insistido en que el servicio debía adoptar un criterio "metódico" para que los marineros "puedan desempeñar todas las funciones esenciales del barco".

Hasta el martes, el Departamento de Defensa ha informado de 1.259 trabajadores infectados con COVID-19 —de los cuales 4 de ellos han fallecido, incluyendo un oficial de la Guardia Nacional del Ejército de Nueva Jersey, Estados Unidos.

Y además