Pasar al contenido principal

Una empresa australiana prepara "drones pandémicos" capaces de detectar el coronavirus entre multitudes

Grupo de personas en una estación de tren
Reuters

Investigadores de la Universidad de Australia Meridional, en Adelaida, trabajan en el desarrollo de tecnologías capaces de detectar potenciales casos de Covid-19 en las personas y desde el aire, utilizando drones.

Los drones pueden volar tanto en espacios abiertos como la calle como en espacios cerrados amplios, como estaciones o en el interior de aeropuertos.

Desde un punto vista técnico —al margen de cualquier otra consideración— el sistema se basa de dos tecnologías: sensores remotos y visión artificial.

Los sensores remotos pueden monitorizar la temperatura mediante cámaras térmicas y usando un láser también captar tanto la frecuencia cardiaca como la respiratoria.

En las personas por el Covid-19 suelen darse cuadros de fiebre e incrementos tanto de las pulsaciones por minuto como en la frecuencia cardíaca al afectar a la capacidad respiratoria.

Leer más: El peor de los escenarios económicos de la crisis del coronavirus retrasa ya al tercer trimestre de 2023 la recuperación de la eurozona, según un estudio de McKinsey

Según los investigadores es posible medir ambas variables con "gran precisión" a una distancia de entre 5 a 10 metros utilizando drones en movimiento, y a distancias de hasta 50 metros utilizando cámaras fijas, por lo que sería "una herramienta de detección viable para el Covid-19".

La visión artificial, el análisis de imágenes de vídeo captadas por los drones utilizando la inteligencia artificial, también permite detectar tanto la frecuencia cardíaca como movimientos corporales asociados al acto de estornudar o toser.

Los investigadores admiten que su sistema "puede que no detecte todos los casos" pero creen que sí tiene la capacidad de identificar casos sospechosos o probables en espacios públicos y en grupos de personas.

Los investigadores australianos están trabajando con el fabricante de drones canadiense Draganfly para integrar esos desarrollos en drones comerciales que podrán utilizar "gobiernos e instituciones".

 Artículo original de Economía Digital


 

Y además